blog | 25 junio, 2004

14/7: Paro Político

ILE

Ni bien la CGTP anunció su plataforma de lucha para el paro del 14 de julio, muchos se preguntaron si debían seguir apoyando esta iniciativa. El Apra ha deslindado su posición pues son otros planteamientos distintos a la CGTP. Pero Unidad Nacional y Somos Perú cree que es un paro ideológico. La centro derecha es miope con el reclamo popular. El 95% que desprueba al gobierno apoya implícitamente un paro contra el gobierno sin plataforma. Pero todavía los ultraizquierdistas y comunistas creen que es un sentimiento popular ir contra el mercado. El paro será un éxito si todos manifiestan que el objetivo principal es un paro contra el gobierno y no que pretenden imponer una plataforma única.

Un gobierno como el de Toledo no puede seguir desacreditando a la democracia. Cada vez más son los indicios de corrupción; el caso de Almeyda, Conapa, Diez Canseco, y Olivera son provocaciones que la ciudadanía no esta dispuesta a soportar más. Sin embargo, en los próximos dias el desconcierto se va acentuar con el inminente transfugismo de 12 legisladores de Perú Posible hacia otras bancadas. Ojalá que el Presidente Toledo no vaya a renunciar por fax en su próxima gira por España en plena crisis política.

En esta situación de inminente ingobernabilidad un paro como el 14/7 esta justificado políticamente aunque la derecha interprete lo contrario. Es preciso que el gobierno deje de encerrarse en sí mismo y convoque antes del paro a una Asamblea Constituyente a fin de darle una salida constitucional. Claro que a los partidos tradicionales no les va gustar esta idea de compartir el poder con los etnocaceristas, ultraizquierdistas, fujimoristas autoritarios, y liberales en esta asamblea.

Apoyar masivamente un paro político es conveniente, pero uno ideológico, con plataforma única, es un disparate. La oportunidad de los liberales de estar presente en las calles en este paro no debe ser desperdiciada. Deben protestar contra el gobierno por no realizar las privatizaciones, profundizar la reformas de libre mercado y reducir el tamaño del Estado. El gobierno de Toledo no debe seguir polarizando más al país con su retórica económica pues se encuentra en un callejon sin salida.

Por Jose Luis Tapia, Director de ILE

Entradas Recientes