blog | 9 noviembre, 2018

15 narrativas para la derecha

ILE

Papeles de “El Gimnasio”

15 NARRATIVAS PARA LA DERECHA

Alberto Mansueti, Fundador del Centro de Liberalismo Clásico

¿Cómo fue que las izquierdas se hicieron hegemónicas?

Con su serie de narrativas o “relatos”, en su mayor parte totalmente falsos o harto distorsionados, pero con alto contenido épico (o sea heroico, romántico), que conectaba fuertemente con emociones y sentimientos. Así sus promotores los fueron instalando en las mentes. Son los cimientos y pisos de los socialistas para apoyar sus irracionales y destructivas propuestas, y convertirlas en leyes, las leyes malas, que establecen sus respectivas burocracias controladoras y dominantes.

—– Primero fue el MARXISMO CLÁSICO. Su primer “relato” fue el de obreros “explotados” en las textileras y fábricas de Manchester, con sus mujeres y niños, todos extenuados y desnutridos, etc.

Una imagen fuerte, que de inmediato cautivó la imaginación sentimental de la clase media. El mismo Marx reconoció que tomó este relato de los “Libros Azules”, elevados al Parlamento inglés por los quejosos aristócratas, dueños de fincas rurales, que se quedaban sin peones y sin fregonas para sus mansiones, porque los campesinos preferían trabajar en las factorías antes que en las haciendas, por su propia voluntad, pero los finqueros no decían esto, ni sus diputados, y Marx tampoco, obviamente.

Esa narrativa funcionó; y funciona hasta el día de hoy: en China, y en cualquier país tercermundista que comienza a dejar el socialismo e inicia el tránsito al capitalismo, se oye la misma leyenda sobre los “salarios de hambre”; y siempre con los mismos resultados: la clase media se espanta, y se pone en contra del capitalismo y a favor del socialismo. Igual sucede con la vieja narrativa leninista sobre el “imperialismo, fase superior del capitalismo”, y las “naciones explotadas” por el colonialismo, y luego por el “neocolonialismo”, bla bla bla bla.

—– Ahora el MARXISMO CULTURAL también usa sus “relatos”, con una estructura parecida de victimización y correspondiente culpabilización: las mujeres son víctimas de los varones; el planeta es contaminado por las industrias; los homosexuales son apaleados por los “homofóbicos”; los niños son abusados por sus tíos, padres y hermanos mayores, y la culpa es de la familia “heteropatriarcal”; los indígenas son discriminados por los blancos, y sus ancestros fueron masacrados por los españoles, esos “genocidas”; etc. etc. etc.

¿Tenemos nosotros “narrativas” propias, relatos épicos, para apoyar nuestras propuestas?

CLARO QUE SÍ, y hasta con su propio lenguaje; y las desarrollamos en el Centro de Liberalismo Clásico. Son similares en su forma; pero con una pequeña gran diferencia; sus contenidos son realidad, todos son VERDADEROS. No tenemos necesidad de mentir, ni siquiera de exagerar. ¡Nos basta con la verdad!

Uno de los grandes méritos de Jair Bolsonaro en Brasil, es haber quebrado el monopolio socialista, con el fusionismo liberal conservador; así logró POLARIZAR la opinión pública, y después ganarle a la izquierda. A las DOS IZQUIERDAS, la dura y la blanda, bolchevique y menchevique; o sea el Foro de Sao Paulo y la Internacional Socialista con su Comité Latinoamericano; y también a la “derecha mala”, aliada a la segunda, y penetrada por LOS DOS MARXISMOS, el viejo y el no tan nuevo. Bolsonaro ha ganado con el firme apoyo de los cristianos; pero de los esclarecidos y bien preparados, no de aquellos despistados y confundidos, los “ciegos que guían a otros ciegos” (Mateo 15:14). Parte de nuestra tarea es formar a los cristianos en la política, con base en la Santa Biblia.

¿Cómo lo hizo Bolsonaro? Con muchas narrativas y relatos de LA DERECHA BUENA, como los que nosotros tenemos en el Movimiento Cinco Reformas. Además de decir la verdad, tenemos otra gran ventaja: POSICIONAMOS la derecha, el capitalismo y la familia natural como cosas BUENAS; y no sólo criticamos y descalificamos a la izquierda, el socialismo y el marxismo cultural como algo MALO. Esto es muy básico: mostrarnos EN POSITIVO, “a favor de…”; y no sólo EN NEGATIVO, “en contra de…”, porque las buenas encuestas dicen que la gente está cansada de puras críticas y negativismo. A continuación van 10 ejemplos, a saber:

(1) “SEGURIDAD PRIMERO” es nuestra consigna contra la criminalidad, la delincuencia y el hampa. Proteger las vidas, libertades y propiedades de las personas es la primera y básica de las tres únicas funciones propias de los Gobiernos. Por eso reivindicamos a la policía y a las Fuerzas Armadas. Y a la justicia “restitutiva o compensatoria”, centrada en las víctimas y no en los victimarios.

(2) “Recuperar la soberanía de nuestros países”, hoy secuestrada por las perversas NACIONES UNIDAS y sus todopoderosas agencias, las que exponemos y desmitificamos. Libramos una épica batalla contra todo ese “Gobierno Mundial” que nos domina cada vez más, apelando al patriotismo.

(3) A favor de los pobres en primer lugar, combatimos heroicamente a las LEYES MALAS, y a los adinerados “lobbies” que empujan en su favor; un “Estado profundo”, en palabras de Ron Paul, quien le advirtió al Presidente Donald Trump.

(4) Luchamos contra el “APARTHEID CRIOLLO”, que no es entre blancos y negros, sino entre “los de arriba y los de abajo”: los que tienen sus conexiones políticas, en altos niveles, o entre los caudillitos de barrio, por ej. Esta imagen impresionó vivamente al Dr. Vaclav Klaus, ex Presidente checo, a quien invitamos a nuestro Tercer “Foro Liberal de América Latina” en Guatemala, 19 de marzo de este año.

(5) En cuanto a MIGRACIONES, impulsamos la “OPERACIÓN RETORNO” y la reunificación de las “familias rotas”, para los hispanoamericanos que quieran volver a sus países, una vez recuperados, y establecido el CAPITALISMO LIBERAL, no con la engañosa “igualdad de oportunidades”, sino con MÁS Y MEJORES OPORTUNIDADES PARA TODOS.

(6) Luchamos por las REFORMAS y no por los “AJUSTES”. Las izquierdas dice que los “ajustes” tienen altos costos sociales y políticos; ¿y sabes qué? En ESTE PUNTO TIENEN RAZÓN, y no la tiene la derecha mala y la izquierda blanda. Es de mucho efecto propagandístico admitir que en algo los socialistas dicen la verdad, aunque no completa, desde luego. ¡Así les quitamos sus votos!

(7) El IMPUESTO ÚNICO es nuestra gran bandera para contribuyentes agobiados por las enormes cargas tributarias, entre ellos productores y emprendedores; y también consumidores, que pagamos precios finales muy encarecidos por los impuestos, que se “trasladan” por los corredores productivos, incorporados a los precios intermedios.

(8) “CAPITALISMO PARA TODOS” es nuestra principal consigna, que nos enfrenta al mercantilismo, el “capitalismo de amigotes”, y a la vez también a las izquierdas, cuyos “líderes” gozan de sofisticados y lujosos productos de las empresas formales, y aún del “capitalismo escondido”: los informales.

(9) La DERECHA MALA, la que no busca reformas sino privilegios y prebendas, está en la fila de nuestros enemigos declarados. No nos quieren; pues nosotros a ellos tampoco, y les denunciamos con nombres y apellidos. Sin identificar a los enemigos no hay narrativas ni propaganda eficaz.

(10) Épica fue la guerra política de Cobden y Bright CONTRA LOS MONOPOLIOS cerealeros. Los “monopolios” no son las empresas grandes, sino las que gozan de excepciones al deber de competir, otorgadas por el estatismo; contra los cuales Bastiat enfiló su retórica cáustica y demoledora.

(11) ¿Defensa del Medio Ambiente natural? ¡Nosotros la hacemos! Pero con el ecologismo de libre mercado, o sea “ambientalismo de propiedad privada”, y liberación del poder de contratar.

(12) “Con mis hijos no te metas” es una consigna que tuvo enorme éxito; nosotros mostramos que el marxismo clásico es EMPOBRECEDOR, y por ende tan lesivo a la familia como la Agenda LGBTI. A las MUJERES Y MADRES ofertamos el derecho a estar en el mercado laboral por su libre voluntad y por vocación, no por apremiante imperativo económico, como ahora, cuando un solo ingreso no alcanza para solventar los gastos de una familia.

(13) No defendemos la CORRUPCIÓN; sólo mostramos que es una mera consecuencia del estatismo. Pero no nos embarcamos en la “histeria anticorrupción”, porque sólo sirve para ocultar los problemas reales y de fondo. Defendemos la política honorable, y la democracia representativa; y formamos partidos políticos porque son los únicos INSTRUMENTOS DE CAMBIO para sacarnos del lodazal.

(14) No vamos contra los SINDICATOS; les ofertamos volver a sus viejas y nobles tres funciones en la capacitación profesional, las bolsas de trabajo, y los hospitales y fondos pensionales; sin coacción ni violencia. No vamos contra los COLEGIOS PROFESIONALES; queremos que sean parte en el proceso de habilitación de graduados, hoy monopolizado por las Universidades. Por supuesto, tampoco vamos contra los EMPLEADOS PÚBLICOS; les ofertamos ganar más y vivir mejor en entidades privadas, sea comerciales, educativas, médicas o de pensiones. Defendemos a Uber, sí, pero no estamos contra LOS TAXISTAS, nada de eso; les ofertamos suprimir los sobrecostos impuestos por el estatismo, que hoy les impiden competir. Y así en muchos otros casos similares.

(15) Por fin, las REFORMAS PARTICULARES conectan con los proyectos personales de cada quien del gran público. Hablando de “empoderamiento” de los particulares, le preguntamos a la gente: ¿cuál es esa REFORMA TUYA, ese proyecto que tienes en tu mente, tal vez desde hace tiempo, esperando para poder concretar y hacer realidad en tu entorno inmediato, ya sea tu empresa, tu escuela, tu vecindario o tu Iglesia, y hoy no puedes por restricciones legales y reglamentaristas, por falta de libertades y de recursos? Si tú nos apoyas para hacer “La Gran Devolución” a través de las Cinco Reformas (y con “Los Tres Federalismos”), entonces, ¡vas a poder!

—– En “El Gimnasio” y en el Diplomado en Política Liberal (Instituto de Libre Empresa), brindamos capacitación y entrenamiento en el uso comunicacional de GRAMÁTICA, DIALÉCTICA RETÓRICA, o sea el “Trivium”, para quienes adhieren a nuestro Proyecto, a fin de que puedan argumentar de modo combativo, convincente y con éxito. ¡A lo Jair Bolsonaro!

—– En lo personal, tengo humildes contribuciones para servir a la conexión con emociones y sentimientos, diciendo la verdad: el relato de “ALICITA QUIERE MUDARSE”, quien todavía espera por su dibujante; y la letra de dos canciones que escribí, “La Gaita del Estatuto”, y “El Reino del Derecho”, con la invaluable ayuda de dos grandes músicos: el chino Zuleta, de Maracaibo, en Venezuela; y Carlos Zubiaga, de Lima, en Perú.

Muchas gracias a todos Uds. ¡Con mis saludos cordiales a los buenos!

Entradas Recientes