blog | 9 agosto, 2019

2 formas de gobierno que no garantizan la libertad

ILE

Por José Luis Tapia, Director General del Instituto de Libre Empresa, economista y profesor universitario.

Ni el Parlamentarismo ni la separación de poderes garantizan las libertades individuales.

Lo consustancial al liberalismo es que tengamos un parlamento fiscalizador.

El rol principal del Parlamento es contener al Poder Ejecutivo, no la de producir leyes.

El parlamento vigila permanente al Gobierno dice Thomas Jefferson.

Busca evitar que el Ejecutivo se salga de sus limites, de sus funciones exclusivas y únicas.

Como se sabe un gobierno liberal tiene como funciones propias la seguridad, justicia e infraestructura pública.

La manera cómo se realiza la contención, en un sistema Parlamentarista, es elegir al Primer Ministro, llamado Jefe de Gobierno y a sus ministros.

Como se  puede apreciar, en este sistema no hay división de poderes, pues del Parlamento, salen los miembros del Poder Ejecutivo.

De manera que se hace más fácil fiscalizar al Poder Ejecutivo pues el Primer Ministro es uno de sus miembros al igual que los Ministros.

El parlamentarismo es el modelo anglosajón que no sólo se aplica en Europa sino en Australia y Nueva Zelanda.

En este sistema no existe división de poderes como algunos liberales suponen para garantizar la libertad individual.

Esto viene de la Carta Magna de 1215 donde los contribuyentes se veían representados en el Parlamento.

Es un mecanismo para vigilar al Poder Ejecutivo en qué se gasta los impuestos.

Más bien el sistema de Separación de Poderes viene de Montesquieu que es una alternativa al Parlamentarismo.

El ejemplo más emblemático son los EEUU, donde el Presidente es elegido por voto popular y los miembros del Parlamento.

Las 2 cámaras, el de Diputados y Senadores,  controlan efectivamente las acciones del Poder Ejecutivo.

Ninguno de los dos sistemas políticos garantiza las libertades económicas y políticas, ni es garantía de contención contra el avance del socialismo.

No hay correlación entre cualquiera de los dos sistemas y los países con mayor Indice de Libertad Económica.

Los países económicamente más libres  pueden tener cualquiera de los dos sistemas al igual que de los de menor libertad económica.

El comunismo y socialismo avanzaron en ambos sistemas, ninguna de las dos, pudo contenerlos.

Por ello, nuestra propuesta para salir y contener al socialismo y comunismo en cualquier país con cualquier sistema de gobierno son las 5 reformas, la derogación de las leyes malas  y tomar distancia prudente de los tratados y organismos internacionales conocido como el proyecto La Gran Devolución.

Te invitamos a formar parte de nuestro equipo 5 Reformistas liberales clásicos y compartas este artículo con tus amigos y familiares.

Entradas Recientes