blog | 23 enero, 2006

Chávez sin Fujimori

ILE

Martha Chávez intenta representar a las diásporas fujimoristas que existen regadas en los partidos políticos. Pero doña Martha tiene talvez una limitación política muy seria. Por donde se la conozca su discurso esta limitado a la persona del “chino”, no a una idea fuerza que rescate lo bueno del fujimorismo.

En sus recientes apariciones mediáticas ha quedado claro que mantener la imagen de  manager del “chino” es su objetivo, más que una seria aspirante a conducir los destinos del país. Si la silla presidencial le queda grande debería ser franca con su electorado y decirles que no hay mejor para el fujimorismo que el mismo Fujimori. Pero mantener a legiones de fujimoristas engañadas con la promesa de traer al “chino”, es verdaderamente un juego de ruleta rusa con el electorado.

Si Alberto Fujimori viene sería un polvorín de atentados suicidas para sacarla a doña Martha de la presidencia. La izquierda no se quedaría de manos cruzadas, buscaría aliados fanáticos como los humalistas para sabotear el gobierno fujimorista. Tanto el APRA como Unidad Nacional estarían divididos en el Congreso, no habría quórum parlamentario para iniciar las reformas de los noventas como asegura Martha Chávez. Tumbarse la inhabilitación a Fujimori requiere de un consenso legislativo que no lo puede lograr el liderazgo de Martha Chávez.

No hay forma que bajo un gobierno fujimorista sin Fujimori se imponga el orden y la ley. Así como los fujimoristas serían los nuevos subversivos contra el gobierno de Ollanta Humala, lo mismo les sucedería a los fujimoristas. No hay forma que en este país se pueda gobernar bajo una idea fuerza si no han hecho trabajo ideológico previo. Y sino hay, entonces, el culto a la personalidad de los candidatos presidenciales es la lotería del momento.

Por ello creo que el cambio profundo que solicita el electorado no esta por que los candidatos hagan algo sino por que les prometan que no vayan a tocar los candados ya institucionalizados como son la baja inflación y la ausencia de terrorismo. Por eso si Martha Chávez quiere tener un papel decoroso en estas elecciones, debe superar al menos estos puntos, y promover el estado de derecho y el libre mercado.

Por Jose Luis Tapia, Director de ILE, economista.

 

Foto cortesía de Elcomercio.pe

Entradas Recientes