blog | 16 mayo, 2018

DIA DEL CAPITALISMO LIBERAL

ILE

Por José Luis Tapia, Director de ILE.

Hace tres días, se celebró la derogación de las Leyes del Grano por la Cámara de los Comunes. Un 15 de mayo de 1846 Inglaterra eliminó los aranceles a las importaciones de cebada, maíz y trigo en un contexto de escasez de estos alimentos y de un reglamentarismo insoportable para las industrias competitivas en Gran Bretaña.

Fue un movimiento liberal llamado “Liga contra las Leyes de Granos” creado en 1838 el que impulsó la derogación encabezada por Richard Cobden quien lideró un equipo en Manchester con los conocidos John Bright, Charles Villiers y John Benjamin “Smith”. Toda su estrategia se basó en la educación pública en calles y plazas para enseñar al pueblo los beneficios del libre comercio y que lo complementó con activismo político en la Cámara de los Comunes.

Después de esa derogación, fueron 86 años de política liberal que marcó la agenda internacional de políticas conocida históricamente como la era liberal hasta 1931. Básicamente se inició con la firma del Tratado Anglo-Francés de Libre Comercio suscrito por Richard Cobden y Michel Chevalier en 1860.

Como era de esperarse, los precios de los granos bajaron, las industrias se volvieron competitivas exportar, la situación de escasez se volvió de abundancia. Por efecto demostración, el Acta de Burbuja, también fue derogada. En consecuencia, se terminó con la prohibición de formar una empresa con aprobación del Parlamento británico.

¿Qué significa todo esto para el Perú? Que el progreso social y económico no viene por el lado del Poder Ejecutivo sino del Legislativo. Que los cambios vienen por el apoyo público de una agenda que tiene que ser conocida para que presionen al Congreso. Que la economía depende de las leyes, y si son leyes buenas, la economía despega, y sin son leyes malas, los mercados económicos se empobrecen.

Por lo tanto, cuando el Congresista Pedro Olaechea sostiene que “actualmente, se encuentran vigentes en el Perú cerca de 600,000 normas” y que su labor será derogar las que no están vigentes, es solo la punta del iceberg para mejorar la competitividad de la economía. Se requiere identificar las miles de leyes malas como las que Cobden y su equipo identificaron hace 172 años.

El día del capitalismo liberal sirve para recordarle a los políticos que la derogación de las leyes malas es el verdadero programa de gobierno que convierte a cualquier país en potencia mundial como lo fue Inglaterra.

Entradas Recientes