blog | 29 marzo, 2018

El Consenso de Guatemala

ILE

Jose Luis Tapia Rocha, Director de ILE y Profesor de Negocios y Economía.

El aclamado Consenso de Washington fue superado hace poco por los resultados del III Foro Liberal de América Latina realizado en Guatemala del 15 al 18 de marzo. En el discurso de clausura el Dr. Vaclav Klaus, ex presidente de República Checa, ratificó la validez de la tesis de las 5 Reformas liberales como eje programático del proyecto político La Gran Devolución a nivel continental como la antítesis del Foro de Sao Paulo.

Algo que llamó la atención en su discurso fue la defensa ortodoxa del sistema de partidos privatizados, es decir, que no reciban ningún financiamiento estatal. También, es un claro opositor a la dictadura legal de los organismos tipo la Unión Europea, Organización Internacional de Trabajo, Organización de Naciones Unidas, Fondo Monetario Internacional, Organización Mundial de la Salud, UNESCO, y Banco Mundial ya que violan la soberanía jurídica de los países volviéndolos provincias del orden mundial.

El Consenso de Guatemala es lo opuesto al de Washington. En los noventa, se implementaron las recomendaciones del segundo, que eran reformas tributarias para dotarles mayores ingresos a los estados que habían quebrado por déficit fiscal, cuando lo correcto era reducir el gasto para reducir impuestos y funciones estatales como lo defiende el Consenso de Guatemala.

Hay más. En el III Foro Liberal abordó el marxismo cultural que no lo consideró el viejo documento elaborado por los tres organismos despistados de Washington: Fondo Monetario Internacional, Departamento de Tesoro norteamericano y Banco Mundial. Ninguno anticipó que la ideología de género, el indigenismo, el posmodernismo y el ambiente, serían los 4 jinetes del apocalipsis del marxismo que traerían el mensaje de la muerte contra la familia, empresa, vida y religión.

Algo que destaca el Consenso de Guatemala es la acción política desde el Congreso para desmontar las leyes malas de los 10 puntos del Manifiesto Comunista de 1848 de Marx y Engels, que se encuentran vigentes en las políticas económicas de los países latinoamericanos.

En resumidas cuentas, es dar la batalla a la Agenda de la Muerte de los marxistas como lo aprobaron los liberales en el III Foro Liberal.

Aquí en Perú, el Presidente Martin Vizcarra, debe prestar más atención, con todo respeto, al Consenso de Guatemala, debido que en su próximo gabinete pueden infiltrarse marxistas, izquierdistas y neoliberales estatistas que impulsen el agotado Consenso de Washington, que es la mejor receta para no terminar bien un gobierno. Ejemplos: PPK, Lula, Uribe y Correa.

Entradas Recientes