blog | 28 diciembre, 2018

GOBIERNO DEBILITA LA AGRICULTURA

ILE


José Luis Tapia, Presidente de ILE.

Resulta bastante curioso que el Gobierno de Vizcarra se le ocurra ahora realizar un experimento financiero llamado Mi Agro SA, que es el intento de parchar el fracaso de AgroBanco inyectando S/100 millones y cambiándole de nombre a ese banco de fomento.

Promulgar la Ley de Fortalecimiento de AgroBanco es crear una falsa expectativa que promete que va beneficiar, ahora sí, a 130,000 agricultores por año.

No es broma.

La historia económica de Perú registra dos quiebras técnicas, tanto de este banco como del Banco Agrario.

Ambas entidades sumaron pérdidas por S/.1,117 millones; S/287 millones del Banco Agrario y S/830 millones de AgroBanco.

¿Quién paga ese rescate? ¿El MEF?.

No. Somos nosotros con nuestros impuestos.

El problema del agro no es de financiamiento.

Es de propiedad privada y capitales.

Cuando el general Velasco expropió en los setentas medianas y grandes haciendas destruyó el futuro de mayores inversiones, mercado, propiedad, tecnología, gestión, y exportaciones en este sector económico.

Ahora tenemos 4 tipos de agro como dijo alguna vez el ex Ministro Alvaro Quijandría.

Un agro de exportación, de agricultura extensiva, de mercado interno y de subsistencia.

La primera agricultura de todas es la que AgroBanco concentró sus préstamos a 33 empresas medianas agroexportadoras que nunca pagaron y deben ahoran S/484 millones.

El Ministro de Agricultura prometió que solo prestarán a los 6,000 pequeños productores agropecuarios que hay.

Y el Presidente de la Comisión Agraria del Congreso señaló que de esos S/100 millones inyectados, S/60 millones solo serán para otorgar crédito, y el resto, será para cubrir otros gastos.

El liberalismo clásico enseña que no debe causarnos sorpresa.

Cuando el Gobierno se dedica a realizar funciones impropias como la agricultura termina por desperdiciar los impuestos que entregamos al Gobierno.

En economía se llama destrucción de los beneficios no vistos.

Esos S/1,100 millones de pérdidas pudieron haber servido en un libre mercado para fortalecer la agricultura con mayores inversiones, hectáreas de cultivo, apertura de bancos privados especializados en este sector, tecnificación sistemática, productividad por trabajador, altos salarios, mejores carreteras, niveles de exportación, reducción de la agricultura de subsistencia, y economía externas como el fortalecimiento de la industria alimentaria.

¿Qué hace en su lugar el gobierno?

Desperdiciar los escasos recursos financieros que le damos y excusarse señalando que es el sistema el que falla y no AgroBanco.

En lugar de fortalecer a la agricultura, la debilita con sus experimentos financieros, por que no permite operar la economía libre en este sector.

Y no solo eso, trata a la agricultura como una actividad social.

La ayuda como si fuese un mendigo.

Le crea un banco para darle tasas preferenciales a pequeños agricultores conectados políticamente.

Eso se llama socialismo.

La ley de fortalecimiento de AgroBanco debilita a la agricultura en general.

La quiebra es un indicador y es cíclico como señala un alto dirigente de Conveagro.

Este banco no es técnico, no se ha creado por razones de mercado, sino por consideraciones políticas.

Nació mal.

Que ningún banco comercial quiera financiar a la agricultura es por la baja rentabilidad y el alto riesgo que produce el socialismo agrario.

La definimos como aquella ideología que no permite que este sector económico se guie por el libre mercado de tierras, de productos, y de factores de la producción.

¿Qué proponemos en lugar de estos experimentos fallidos?

Sugerimos sacar al gobierno de este sector, y sustituirlo por empresas y sus inversiones privadas.

Abrir todos los mercados tanto de bienes y factoriales al mundo. Y aplicar las 3 reformas sociales: educación, salud y pensiones.

Es sacar del socialismo al capitalismo.

Nuestro programa político lo venimos impulsando desde el Foro Liberal de América Latina, el Centro de Liberalismo Clásico y el Instituto de Libre Empresa.

Si quieres saber más de nosotros toma contacto vía web con cualquiera de estas organizaciones.

Entradas Recientes