blog | 9 febrero, 2012

Gobierno y las Leyes Económicas de la Riqueza

ILE

Muchos connotados juristas del orden constitucional en Perú no han podido hasta ahora admitir que es posible prescindir  de un régimen económico en la constitución. Y es que  en teoría una constitución esta hecha para frenar al poder político de sus posibles intromisiones arbitrarias en la vida ciudadana. Siendo la economía un tema de suma importancia, el que un gobierno pueda constitucionalmente intervenir en la economía no lo exime de las graves consecuencias morales que posee dicha intervención.

Si los ciudadanos aceptan que la constitución debe tener  un régimen económico la violencia gubernamental puede ser utilizada en contra ellos. Es particularmente peligroso pues el daño se traduce en pobreza, desempleo, inflación, bajos ingresos, calidad insuficiente, escases, desinversión, etc.

Entonces, la prudencia de los juristas es más que necesaria para que las leyes artificiales no sigan empobreciendo a la sociedad peruana. El desconocimiento mayoritario de los docentes de las  facultades de derecho sobre la dinámica económica ha desorientado la función teleológica de la ley positiva. Como he venido sosteniendo que toda ley gubernamental es la negación de la libertad individual, será un buen punto de partida reflexionar que en la actualidad las abundantes leyes que tenemos en el Perú han venido erosionando los derechos fundamentales a la vida, libertad, y propiedad de los ciudadanos.

Donde se le puede poner un particular acento en la intervención gubernamental es en la protección de los derechos políticos, mientras que interferir la economía no es de su incumbencia. Este es un rasgo muy importante dentro de la reforma  del estado. Otro aspecto a considerar es que los individuos pacíficos no necesitan de un gobierno sino para protegerlos de las agresiones de terceros. Sin embargo, se puede constatar que el tipo de gobierno que seguimos teniendo se ha encaminado de forma desproporcionada a perseguir ciudadanos y empresas en calidad de vulgares delincuentes. En cambio se puede notar una ausencia absoluta de ese ímpetu  en el combate contra la delincuencia terrorista.

Cobrar impuestos y financiar estos actos amenazantes e inmorales deslegitima rápidamente la institucionalidad necesaria como organización que preserva la seguridad y tranquilidad ciudadana.

No se necesita de muchas leyes para que un gobierno sea el abanderado de la justicia. El Poder Judicial ha sido creado para institucionalizar la legitimidad estatal. Su esencia, es la reflexión, investigación, y la formalización de la denuncia contra el abuso del derecho venga de particulares o del propio poder político. Mientras que en la economía no exista de por medio violencia, estafa, o cualquier incumplimiento contractual, el gobierno sobra en esta dimensión de la vida privada del ciudadano.

Las leyes económicas

Uno de los asuntos  más controvertidos para la economía son las leyes positivas promulgadas por el gobierno, en cuyo ámbito se ha dirigido el debate de las políticas económicas. Es más, surgen muchas ambigüedades y no pocas equivocaciones cuando ciertas leyes gubernamentales como el salario mínimo no consiguen  aumentar el empleo. En su lugar, las leyes naturales de la economía son inmutables, predecibles y sin costo de implementación. Si éstas existen, ¿por qué no se le presta la debida atención?

Gracias a las leyes naturales es que se reduce la incertidumbre en cualquier  empresa económica al determinar algunos cursos de acción. Si bien nadie está obligado a acatar estas leyes este paradigma nos  enseña a asumir las responsabilidades de nuestras acciones. Veamos a continuación las leyes naturales.

La ley de la oferta

Esta es la ley más fácil de entender y experimentar por cuanto ha revelado a lo largo de los siglos que los gobiernos que han intentado modificarla o anularla han logrado tristes desenlaces en la economía familiar. Si la ley gubernamental controla cualquier alza en los precios creará desaliento en los ofertantes y por consiguiente escases de  productos. En esta circunstancia, los emprendedores serán vistos como los culpables de tal situación, y por falta de conocimiento económico de la opinión pública, exigirán al gobierno mayor control para salir de tal lamentable situación. Ya conocemos en que acaba este desenlace: una economía con notables desequilibrios en sus principales indicadores.

La ley de demanda

Esta segunda ley de fácil comprensión. La ley dice “en igualdad de circunstancias, a medida que los precios suban, la cantidad dispuesta a comprar baja o viceversa”. Este comportamiento de los consumidores se debe que hay cuatro factores que influyen: el grado de satisfacción, la restricción presupuestal, la capacidad de sustituir un producto por otro y el efecto competencia.

Cualquier ley que controle la demanda beneficia aparentemente a la oferta. Si controlo el pago de la tasa de interés para que sea menos que del mercado, los bancos salen beneficiados. Pero esto es ilusorio en el corto plazo. Por cuanto esta medida genera desaliento en los ahorristas buscando otras formulas alternativas de ahorro, así los bancos tendrán que pagar más a los ahorristas para que no sigan retirando sus fondos.

Ley de Costo de oportunidad

Llamado acto de sacrificio de la alternativa inmediata dejada de lado al tomar el curso de acción elegido. Y es que toda ley que impida tal curso de acción no podrá estimar la magnitud del balance costo-beneficio necesario para futuras elecciones.

Ley de Preferencia temporal

La gente prefiere lo inmediato a lo mediato. Uno paga un recargo por unos servicios que sea más rápido que el servicio regular, como sería el caso del envío de Courier en 24 horas de Lima a Bogotá, que pagando el servicio regular en  dos días a más.

La gente valora mucho más que antes la velocidad de atención al cliente en el caso de la comida rápida, así mismo, cuando uno renuncia a lo inmediato de cualquier consumo de un bien lo hace considerando que de por medio hay una tasa de interés que es muy atractivo y que decide postergar su consumo para un futuro.  En la medida que a la gente se le ofrezca una mayor tasa de interés para que se postergue su consumo presente por uno futuro. La gente aceptará dicho ofrecimiento.

El precio por postergar su consumo es la tasa de interés esa es la manifestación de la ley de preferencia temporal.

La ley de no discriminación

Se refiere básicamente que el ofertante como el demandante no condiciona realizar su actividad económica por razones políticas, raciales, religiosas, o deportivas. Por ejemplo, el panadero no condiciona antes de vender el pan si su cliente es hincha de Universitario de Deportes, su fuese el caso que el panadero sea un fanático de Alianza Lima. De igual manera, el emolientero no pregunta antes de la venta a su cliente por quién ha votado en las últimas elecciones. No condiciona su venta por el candidato político que votó. El mercado libre une a la gente de distintas creencias y razas y, no como el ejercicio político, que genera conflictos alrededor de ideologías que enfrentan a ciudadanos de enfoques políticos distintos. “El mercado libre une lo que la política desune”.

La ley de incentivos

Esta ley modifica la conducta económica del individuo. En general, la gente se guía  de incentivos para realizar un acto de producción o consumo. Hay dos clases de incentivos: 1) positivos y 2) negativos. Los positivos son aquellos que logra cambiar la conducta humana por medio de estímulos para que realice determinado actos económicos como producir más, trabajar más. Invertir más, exportar más, importar más, etc. Los incentivos negativos tratan de estimular la conducta humana para que no realicen actos en un determinado curso de acción. Entre estos tenemos; para que no contaminen, no desperdicien, no inviertan, no exporten, etc. En los incentivos positivos se premia con recompensas económicas y los negativos se castigan con impuestos y expropiaciones de derechos a la vida, libertad y propiedad.

Ley del mínimo desperdicio

Es una tendencia natural de la economía que se trate de ahorrar recursos, y disminuya costos porque se ha encontrado mejores métodos de conseguir objetivos ahorrando tiempo y esfuerzos que es la forma correcta como se hace economía.

Esta ley hace posible que los escasos recursos naturales, laborales, capitales, o empresariales se contraten y asignen de forma cuidadosa, influido principalmente por el sistema de precios que racionaliza dichos recursos por sus escases y utilidad. Un ejemplo sería que al aumentar la escases del recurso petróleo los autos de ocho cilindros estén desapareciendo siendo reemplazados por automóviles de cuatro cilindros más pequeños y más potentes que realizan las mismas funciones de transporte que el auto grande.

Los enfoques  administrativos son cada vez más exigentes  en que los productos tengan cero defectos  para así ahorrar costos y los clientes perciban la calidad del producto.

Ley de economía de escala

Se le llama así porque a mayor volumen de producción el costo unitario de cada producto disminuye debido que compramos mayor volumen de cada factor de la producción por el cual podrá exigir al proveedor que le realice un descuento en el precio por ese volumen adicional.

Este aumento adicional está supeditado a la ampliación de su cuota en el mercado que podrá lograrlo con una estrategia de precios bajos para una estructura de mercado competitivo. Se recomienda que esta estrategia se aplica cuando el producto sea elástico.

Ley de rendimiento decreciente

Los factores de la producción; recursos naturales, mano de obra, capital y talento empresarial tienen límites en cuanto a su rendimiento, ya que un factor como la mano de obra solo puede técnicamente producir ocho horas diarias y que pasado dicho tiempo el nivel de producción individual empieza a disminuir resultando antieconómico por aumentar los costos de producción.

Ley de productividad marginal

Se le conoce así porque se puede determinar sí un factor de producción aporta valor o no en un determinado monto total de producción. La productividad se le mide marginalmente debido que se puede individualizar el aporte que realiza un trabajador en el monto total de la producción pudiéndose medir porcentualmente la relación entre el costo de contratación y el valor del incremento en el volumen de producción. Si la primera es menor que la segunda se podrá concluir que el trabajador es productivo y viceversa. Desde el punto de vista económico el trabajador es productivo y merece incrementarle su recompensa económica para incentivarlo a que contribuya con mayor valor agregado en la producción. “La mejor política de remuneración es aquella que se guía por la productividad de la mano de obra”.

Ley de utilidad marginal

Conocida como el grado de satisfacción que el consumidor  experimenta según el número de unidades de producto dentro de una jerarquía donde la segunda unidad tiene menor utilidad marginal que la primera, y el grado de satisfacción va disminuyendo  a medida que más variables se consume hasta un límite donde empieza ocasionar daños al consumidor. Este es un factor que influye en la ley de demanda.

Ley de demanda derivada

 

Esta ley tiene una influencia importante sobre los costos de producción. Se le denomina así porque de la demanda de un cierto producto puede ocasionar el aumento o disminución de los costos en la cadena de la oferta. Aquí los costos de producción dependen de la demanda y no de la oferta. Un ejemplo sería que la gente decida no fumar cigarrillos. A partir de ese momento los precios de este producto empiezan a disminuir lo cual obliga a ir reduciendo costos y márgenes de ganancias del minorista, mayorista, y fabricante. Esta medida afecta a los propietarios de factores de producción. Si este ejemplo lo llevamos a su extremo, al caer la demanda a cero, se deriva que los costos de distribución y fabricación caen a cero, resultando imposible seguir produciendo cigarrillos debido que no hay demanda.

Ley de pérdidas y ganancias

Esta ley es muy poderosa para la gestión empresarial. La ley actúa como un semáforo pues la luz verde indica que continúe con las operaciones por lo acertado que resulta obtener ganancias, y en el caso de las pérdidas, equivale a la luz roja que señala detener las actividades empresariales. Las ganancias en el mercado significa plena coincidencia entre lo que se ofrece y se compra; los consumidores han premiado el esfuerzo de producir y vender productos con una recompensa  monetaria. A mayor coincidencia mayor recompensa. En cambio, las pérdidas son consideradas como resultado de una discrepancia entre lo que ofrece la empresa y lo que la gente quiere. No se le puede ofrecer algo que la gente no quiere, nadie entrega su dinero por nada.

 

La empresa invirtió en factores de la producción que no ha sido recompensado por sus clientes lo cual no puede recuperar y ocasiona pérdidas para el propietario del negocio. La ecuación es inversión menos ingresos por ventas igual ganancias o pérdidas. Al fin y al cabo, los empresarios necesitan del dinero de los consumidores para recuperar y ganar por su inversión efectuada en su proyecto de negocios.

La ley de restricción presupuestal

Todos los consumidores no pueden escaparse al hecho que tiene un presupuesto finito en que gastar. El ingreso al ser limitado restringe la capacidad de comprar hasta un volumen de producto determinado. Si los precios se mantienen estables y los ingresos suben, nuestra capacidad de gasto se incrementa aumentando. El poder de compra, en cambio, si los precios se mantienen igual y los ingresos bajan, la capacidad de compra disminuye, lo cual significa menos estándar de vida. Una condición necesaria para mejorar el estándar de vida  es que los ingresos de la gente aumente y, en segundo lugar, los precios bajen.

Ley efecto sustitución

Este otro factor que influye en la ley de demanda. El efecto sustitución le da posibilidades al consumidor de reemplazar el producto inicialmente planeado comprar por otro que reúna sus características principales. Como se observa incide en ampliar la libertad de escoger y no estar sometido a la voluntad del ofertante. Hay bienes que no pueden ser sustituibles como el agua, sal, medicamentos, conocimientos, etc.

Ley efecto competencia

Las posibilidades de elección del consumidor aumentan cuando existe competencia. Ya no es por la sustitución del producto sino por la sustitución de un competidor por otro. La tendencia de los precios en un proceso competitivo es hacia la baja de los precios, lo cual fortalece al consumidor. Este sabe que tiene el poder de elegir entre varios competidores, por ello que el competidor que ofrezca menores precios será escogido.

Ley de rendición de cuentas

En inglés se llama “accountability”, que significa cercanamente que todo demandante u ofertante dan cuenta de sus actos económicos a la parte contraria. Si algunos consumen un producto debe pagar por ello, y visto desde la otra orilla, si el consumidor paga por un producto el ofertante tiene el deber de proporcionarle el bien o servicio pactado. Todos se responsabilizan individualmente por lo que compra y vende. Nadie debe pagar nada por un producto que no consumió, como que nadie puede exigir un pago por algo que no se consumió.

 

Por Jose Luis Tapia, Director General de ILE, economista y profesor universitario.

Entradas Recientes