blog | 12 abril, 2018

Histeria anticorrupción en la Cumbre

ILE

José Luis Tapia, Director de ILE.

Un centenar de delegaciones de países de la VIII Cumbre se han despachado con la retórica anticorrupción.

Desde funcionarios estatales hasta representantes de la sociedad civil, han intercambiado documentos sobre transparencia, acceso a la información, de seguimiento a los gobiernos, educación en valores, financiamiento estatal a partidos políticos, y de cooperación entre bancos, Fiscalía y Poder Judicial.

Parecería estar todo listo para darle una estocada final y asunto arreglado.

Solo están esperando que termine la Cumbre y todos felices, se regresarán a sus países, con la convicción que está resuelto el problema.

Lo siento, pero ese final no convence.

Considero que han confundido el efecto con la causa.

Afirmar que la corrupción es el origen de todos los males políticos es una grave equivocación socialista.

Es el sistema político estatista el causante de la corrupción y el socialismo es el engendro que desequilibra el sistema democrático.

Así que toda esa histeria anticorrupción está mal enfocada.

Los Presidentes y los cancilleres deben desarrollar una discusión seria para desmontar el sistema estatista en sus países.

No pueden contar con una sociedad civil, ni lograr la transparencia, o acceso a la información, o hacer seguimiento a los gobiernos de este sistema, porque la educación, el financiamiento estatal a partidos políticos, y el intercambio de información entre fiscalías, bancos y Poder Judicial están contaminados con el virus corruptógeno del socialismo.

La solución está en la implantación del libre mercado.

Como lo hicieron Botswana, Sudáfrica y Mauricio en el África negra y Egipto, Argelia, Marruecos, Libia y Túnez en el África sahariana, y los Leones africanos del este como Tanzania, Kenia, Ruanda y Uganda, todos ellos, han demostrado con los años que el libre mercado ha sido un efectiva cura para acabar con la corrupción en sus países.

El libro de John Mukum Mbaku (2007) “Corruption in Africa: Causes, Consequences, and Cleanups” ofrece evidencia empírica al respecto.

Explica que el libre mercado abrió las vías para el enriquecimiento masivo, disminución de la pobreza y aumento de las oportunidades para hacer negocios limpios.

En cambio, la corrupción fue la única vía para salir de la pobreza pagando “coimas” al funcionario público para ganar una licitación u obra pública.

Si los mandatarios no le cierran el paso a la corrupción con mercados abiertos, no me queda otra cosa que pensar que su ideología socialista les impide ver esta solución.

Entradas Recientes