blog | 24 febrero, 2015

La “astucia” monetaria de la depreciación.

ILE

Algunos economistas aseguran que la depreciación es la vía rápida para activar la economía de un país usando el motor de la economía externa. Sin embargo, a veces los resultados no son los esperados.

Líderes como Shinzo Abe, Ministro de Japón y David Bloom, Jefe de Divisas de HSBC, han solicitado aumentar la cotización de la divisa porque aseguran que todos los países intentan ganar competitividad para sus exportaciones.

Para lograr esto, se debe cumplir algunos requisitos como un nivel de inflación que no ponga en riesgo la estabilidad macroeconómica.

La historia de esta guerra de divisas comenzaría cuando el gobierno estadounidense decida nuevamente optar por una política de expansión monetaria la cual consiste en la impresión de dólares y la reducción de la tasa de interés.

En la actualidad, el Banco Central Europeo se ha sumado a esta decisión tras ver los resultados alentadores países de la euro zona. Ha comenzado a disminuir las tasas de interés hasta por debajo de cero, decisión nunca antes vista por este bloque económico.

Si bien no se logrado aún las metas en el PBI, sea desatado una tendencia hacia una mayor agresividad en la política devaluatoria de EEUU, y Japón.

Ante este escenario poco optimista para los países emergentes, utilizar este mecanismo como política de retaliación, podría desestabilizar las variables más sensibles del marco macroeconómico.

Las economías emergentes como el caso peruano serían consideradas como víctimas de este enfrentamiento de la guerra de divisas. Esta supuesta astucia de los principales bancos centrales del mundo usualmente pone en riesgo la predictibilidad de las políticas monetarias de los países emergentes.

Se requiere menos astucia y más prudencia política para evitar perder los avances en la estabilidad monetaria que se solicitan a los países emergentes.

Por Ruth Mendoza Tornero, estudiante de negocios internacionales de la Universidad de San Martin de Porres.

Entradas Recientes