blog | 3 noviembre, 2018

La Derecha levanta cabeza

ILE

Papeles de “El Gimnasio”
LA DERECHA LEVANTA CABEZA

Alberto Mansueti, Fundador del Centro de Liberalismo Clásico

A propósito del “fenómeno Bolsonaro”, la posibilidad de replicarse el experimento en otros países, y sus probabilidades de éxito o fracaso, convienen ciertos apuntes sobre la actualidad, e insistir en temas del Movimiento Cinco Reformas desde hace años, y ahora de “El Gimnasio”.

(1) ¿”El socialismo ha fracasado”? ¡NO! Ha sido muy exitoso, porque desde hace 100 años impone sus criterios, sus leyes y sus antivalores a la sociedad entera, en todo el mundo. Ahora hay otra buena oportunidad de hacerlo fracasar, esperemos que definitivamente. Pero Jair Bolsonaro no surgió de la noche a la mañana; nuestro Proyecto Cinco Reformas tampoco: como todo buen vino, y todo proyecto político destinado al éxito, lleva años de ardua preparación, desde la semilla.

(2) La “histeria anticorrupción” es algo malo; pero ayudó para algo bueno. “Dios escribe derecho sobre renglones torcidos”.
=#= ¿Por qué es mala? Simple: porque impide el debate racional sobre las políticas públicas, las leyes, los programas y medidas de gobierno: todo se tapa con la discusión sobre quién robó o coimeó cuánto, en qué Ministerio, cómo y de qué maneras, las pruebas de los desfalcos, los detalles de los procesos y sentencias judiciales, etc. “Judicialización de la política”. Por eso la “histeria anticorrupción” es mala.
=#= ¿Pero que salió de bueno? Una nueva y buena derecha, “fusionista”, como Bolsonaro, quien se montó a surfear la ola anticorrupción. Y comenzamos a LEVANTAR CABEZA. Su estilo “Trump” es algo populista; pero aquí pasa igual: el populismo no es una política sino una cultura, que no es buena; pero contribuyó ahora, junto con otros factores (inseguridad y empobrecimiento), a parir algo bueno: una derecha que rompe el monopolio ideopolítico de las izquierdas. Podemos iniciar ese debate sobre políticas públicas, hasta ahora postergado por la “caza de brujas” contra “los corruptos”.

(3) Bolsonaro ganó con la receta FUSIONISTA liberal-conservadora, contra el marxismo clásico y cultural a la vez. Nadie podrá replicar con éxito la fórmula si no es con fusionismo. Y para “fusionar” elementos liberales y conservadores, hay que cerrar “las dos grietas”:
=#= Los liberales y “libertarios” deben aceptar que la moral objetiva, la verdad, la naturaleza y las buenas costumbres deben respetarse. Nada de aborto, “matrimonio” homosexual, ni Agenda LGTB.
=#= Los conservadores, cristianos en buena parte, católicos y no católicos, deben aceptar que el libre mercado, vulgarmente llamado CAPITALISMO LIBERAL, es la única solución posible, real, eficiente y viable para salir de la pobreza y los desastres en la economía del país, individual y familiar. Nada de “proteccionismos”, ni de “terceras vías”, ni de nacionalismos estrechos y ojeriza contra las leyes económicas, que son tan naturales como las biológicas, porque se basan en la realidad.
Ninguna de las dos grietas se cierra fácil, porque hay innumerables malentendidos y prejuicios en ambos lados de las dos batallas, las cuales deben cesar. La histeria anticorrupción y el estilo populista pueden ayudar en las campañas electorales; pero una vez pasados los comicios, hay mucho trabajo por hacer: clarificación ideológica, comunicación veraz, y labor de propaganda eficiente.

(4) En el Centro de Liberalismo Clásico nos inspiramos en muchas ideas poderosas expuestas por Milton Friedman en su libro “Capitalismo y libertad”, de 1962. Entre ellas, la que escogió resumir al cierre del volumen, para describir la tarea: “persuadir a nuestros semejantes de que las instituciones libres ofrecen una ruta más segura, si bien en ocasiones más lenta, a los objetivos que anhelamos, que el poder coercitivo del Estado.”
=#= En economía, en el Foro Liberal de América Latina mostramos los resonantes buenos ejemplos de los “tigres asiáticos” y los “leones africanos”, de las transiciones post-comunistas en Rusia y Europa del Este y sur de China, y de las reformas de libre mercado en los cuatro países escandinavos. En los temas de economía hay mucho conservador que todavía come el mito de las “empresas estratégicas”, y tampoco entiende la “desnacionalización del dinero” y el patrón oro o metálico; les parece inaceptable.
=#= El “libertario” de molde anarquista no entiende ni acepta las tres funciones propias del Estado, y por ende tampoco el cobro de impuestos para esos fines. Así como el “libertario” anticristiano no ve las conexiones entre religión, cultura, valores y civilización. ¡Qué pena!

(5) Con mucho, la parte más difícil, es cuando extendemos el debate más allá de la economía, y defendemos puntos como la despenalización de las drogas, la privatización de la educación y la cultura, la desregulación del porte de armas, la inmigración selectiva, y nos oponemos al aborto libre.
=#= Muchos conservadores aceptan el tercero (armas), cuarto (filtros inmigratorios) y quinto (aborto); pero no el primero (drogas), porque no captan el enorme daño que hace la “Guerra a la droga”. Y no entienden el segundo (educación y cultura), porque quieren su “agenda cristiana” en la educación “pública”, y que siga siendo estatal.
=#= Por el otro lado, muchos liberales y “libertarios” aceptan gustosos los tres primeros, pero no así el cuarto, porque no entienden que hoy día la inmigración tiene características negativas y distintas a las que tuvieron en los anteriores dos siglos, XIX y XX. Y en el quinto punto, no quieren aceptar que el aborto es un asesinato, tipificable como “filicidio”; ni que Estado “laico” no significa “anticristiano”.
Para explicar estos puntos, a tirios y troyanos, nada mejor que mostrar la relación estrecha entre marxismo clásico y cultural: en este siglo, las izquierdas pretenden imponernos el cultural, porque en el siglo pasado nos impusieron el clásico, y así tienen la sartén firmemente agarrada por el mango: ellos empoderados, y nosotros por completo desempoderados.

(6) Tenemos una ESCUELA DE EDUCACIÓN POLÍTICA:
=#= Enseñamos marxismo, y mostramos la continuidad del marxismo cultural con el clásico. Y enseñamos CIENCIA POLÍTICA y no sólo economía. Por ejemplo que en muchos países tenemos un cuadro político de BI-POLARIZACIÓN, y que eso puede ser malo si ambos “polos” de una ecuación electoral dicotómica son del mismo signo: socialistas.
=#= Enseñamos a rehabilitar palabras satanizadas. Por ejemplo “capitalismo”; nuestra consigna es “Capitalismo para todos”. Por ejemplo “derecha”; nuestra consigna es “Somos la derecha liberal”, que es la derecha buena, no mercantilista ni estatista: en contra del estatismo, sea económico, educativo o cultural. Y queremos tanto privatizaciones como desregulaciones, y libre mercado en economía como en educación y cultura. Somos coherentes.
=#= Mostramos el CATÁLOGO DE LEYES MALAS; y parafraseando a Bill Clinton, decimos “¡Son las leyes, estúpido!” Para conectar con las emociones de la gente, enseñamos el relato épico de nuestra lucha contra el “APARTHEID” criollo, la división criminal entre “los de arriba y los de abajo”: unos son quienes tienen sus estrechas conexiones con la politiquería, y así pueden aprovechar en su favor las leyes inmorales, y quienes no las tienen, y son perjudicados y DAMINIFICADOS por las leyes malas.

(7) Las CINCO REFORMAS:
=#= Proponemos “La Gran Devolución”, a través de cinco REFORMAS, no “ajustes”. Y enseñamos que los “ajustes” son precisamente para seguir postergando las necesarias y urgentes reformas de fondo, pendientes desde los años ‘90. También impulsamos LOS 3 FEDERALISMOS y las 8 PROPUESTAS para los Gobiernos municipales, a fin de ir construyendo piso político para nuestros legisladores y candidatos al Congreso. Aspiramos a recuperar la soberanía para nuestras patrias, y a una futura Comunidad Hispánica de Naciones, en cuatro continentes, al estilo del Commonwealth británico.
=#= Convocamos a incorporarse a los liberales clásicos que juegan a ser “El llanero solitario”, metidos en Facebook y Twitter, encerrados en sus respectivas “burbujas”. A todos ellos les invitamos a dejar de una vez la adolescencia crónica, y a alcanzar la madurez política, con nuestro proyecto corporativo y continental, para hacer por fin los cambios radicales, necesarios y urgentes en nuestros países, que han sido tantas veces postergados.

(8) Abrimos la posibilidad a las “REFORMAS PARTICULARES”, nuestra oferta política última y “promesa básica”: la realización de todos los anhelos y proyectos personales que cada quien abriga para concretar en su vivienda, vecindario, trabajo o negocio, instituto educativo o empresa, y que hoy no puede ver realizada por carencia de libertades y recursos.
=#= “Ser buena oposición para luego poder ser buen gobierno” es una de nuestras metas, porque sabemos mucho de POLÍTICA (cosa distinta a la politiquería) y predicamos con el ejemplo.
=#= A los cristianos, católicos o no, les abrimos las puertas al entendimiento de la POLÍTICA, para que comprendan su lugar y función en la “plaza pública”, sin equivocarse en la postura que cabe en el Plan del Reino de Dios. No somos un movimiento tipo confesional, ni aspiramos a una “Teocracia” en el sentido convencional (no técnico) de la expresión, sino a la vigencia de ciertos principios y valores que son el legado de la Civilización cristiana para la humanidad. Los cristianos entendidos, no todos lo son, por supuesto, sabemos muy bien: que nuestro llamado NO ES a pelearnos entre nosotros; que no todo lo malo debe ser prohibido y perseguido como delito por los Gobiernos, por ejemplos el alcoholismo, las drogas, la prostitución, el adulterio o la pornografía; y asimismo, que no todo lo bueno debe ser obligatorio e impuesto a la fuerza por el Estado, por ejemplo la educación bíblica.

Señoras y señoras ASPIRANTES A BOLSONAROS: tenemos eso mismo que mucha gente busca en esta circunstancia: una alternativa diferente, opuesta y de excelencia, al muladar de pobreza, miseria e ignorancia, en que han convertido a nuestros países, los estatistas de todos los colores.

Si te interesa “El Gimnasio” me puedes pasar un mensaje a mi Inbox, por favor. Muchas gracias.

Entradas Recientes