blog | 23 abril, 2015

La libre empresa distribuye información

ILE

Cuando el fabricante de la riqueza quiere hacer llegar sus productos y servicios al cliente final utiliza regularmente canales de distribución.  En estos canales se trasladan volúmenes de riqueza con sus respectivos precios hacia el consumidor por medio del rol de los mayoristas y minoristas.

Si bien este proceso termina en el consumidor, hasta ese momento el fabricante no tiene la certeza  si la riqueza producida coincidirá exactamente con lo que el mercado pide. Una vez que el consumidor compra riqueza recién revela esa información que esta subyacente a la vista del fabricante.

La información revelada la retiene momentáneamente los mayoristas y minoristas. Ellos tienen la cantidad y precio que se ha pagado en cada etapa de distribución.

Una vez que esa información llega al fabricante de la riqueza podrá con ella reprogramar su futura producción. Sin esa información aumentaría la incertidumbre, pondría en riesgo su futura inversión en factores de producción y la oferta podría no coincidir con la del mercado.

El papel de la distribución es tan importante como el de la producción, por ello la libre empresa reconoce el papel esencial de la información que proporciona los mayoristas y minoristas en su misión de llevar y recoger información en su interacción con los consumidores.

Entradas Recientes