blog | 30 diciembre, 2004

La seguridad es primero

ILE

A pocas horas que salgan en libertad los peligrosos delincuentes “Cholo Jacinto” y “Momón” no es acaso la mejor comprobación de que no hay estado sino estatismo. Estatismo es la enfermedad donde el Estado realiza funciones que no le corresponden y no ejecuta las que si le incumben. El Estatismo se ocupa de funciones antinaturales como el deporte, salud, educación, agricultura, trabajo, economía, pero se olvida de funciones tan esenciales como la justicia y seguridad.

El Reporte Político No.18 sobre la delincuencia elaborado por Sociedad Civil Clase Media y el Instituto Voz & Voto muestra claramente que la delincuencia ha aumentado en 1,500% en los últimos 10 años mientras el prespuesto para los sectores judicial y policial aumentó solo en 60%.

En ese mismo reporte indica que si queremos que nuestra familia pueda salir tranquilamente a caminar con su dinero de la quincena el Estado debe invertir unos US$300 millones de dolares anuales. Los  ciudadanos y empresas en estos momentos no tienen ya la capacidad de pago para otro impuesto, por lo que se hace necesario priorizar y reducir los ingresos y gastos del Estado para recaudar más como enseña el efecto Tobin.

¿Qué empresa no presupuesta dentro de sus costos la seguridad?. ¿Cómo estos sobrecostos del estatismo no van a significar menos empleo?. ¿Acaso la clase media y pobre no pagan tres veces por mejores servicios de seguridad?. Pagamos con nuestros impuestos Policia nacional, con otro impuesto por Serenazgo y otro pago privado por el “watchman” de la cuadra. Las contradicciones del sistema estatista son esas las que nos hacen pagar como si fueramos el pais más rico del mundo; ¡¡pagamos tres veces por el mismo servicio!!.

Una sociedad liberal (la opuesta a la estatista) garantiza con menos recursos fiscales protección y seguridad contra la delincuencia. Una sociedad de las máximas libertades limita al Estado a solo tres funciones esenciales: justicia, seguridad y algunas obras de infraestructura. Con pocos impuestos y regulaciones se puede tener una sociedad rica con menos inseguridad donde empresarios y trabajadores pueden sentirse seguros produciendo utilidades e ingresos para sus respectivas familias.

Por Jose Luis Tapia, Director de ILE.

Entradas Recientes