blog | 17 enero, 2019

LAS CINCO REFORMAS Y SUS PROYECTOS “DE BANDERA”

ILE

Alberto Mansueti, Fundador del Centro de Liberalismo Clásico.

Las Cinco Reformas es una “marca sombrilla”, en el marco de la cual tenemos ciertos proyectos “de bandera”, con gran potencial para lograr las simpatías populares, porque presentan las soluciones a los problemas más acuciantes. Se dirigen a la “mayoría silenciosa”, cansada de todos los males del sistema presente, y buscan llamar su atención. Todos tienen bases bíblicas y en la historia cristiana, y todos son muy “viables”, factibles y creíbles; pero hay que mostrarlos. Y todos responden a esta pregunta clave: “¿qué beneficios concretos y prácticos saco yo personalmente con las Cinco Reformas?”

—– Cuáles son esos proyectos “de bandera”
Siete van con la primera reforma: (A) “Seguridad primero”; es la primera función del Estado, y razón misma de su existir. Para acabar con la criminalidad desbordada y lacerante. (B) “Recuperación de la soberanía nacional”, tomando distancia de casi todas las Agencias de la ONU; el tema conecta con la fibra patriótica de gente que ama de verdad a su país. (C) “Desestatización mata corrupción”; es la única solución de fondo, real y efectiva a la inmoralidad política y gubernamental. (D) “Justicia centrada en la víctima” es un enfoque novedoso, ya aplicado en muchos países, aunque a veces con modalidades no muy liberales. (E) “Descentralización”, con federalismo y autonomía municipal de verdad, es bandera muy atractiva para las regiones, provincias y localidades del interior. (F) El “Impuesto único” es ideal para los contribuyentes hastiados de tantos impuestos. (G) Por fin, la “privatización” de los partidos, brinda libertad política a la persona con vocación cívica para los asuntos públicos, que quiera constituirlos e integrarlos, muchos de ellos liberales de la derecha.

—– Los proyectos “de bandera” con la segunda reforma
Son tres: (A) “Deflación: ¡abajo los precios!” toca directamente al bolsillo de las personas y familias. ¿Quién podría no estar de acuerdo…? sólo gente influida por economistas formados en la “cultura de la inflación”, que condenan la deflación es algo muy malo siempre. (B) “Más empleos, más productivos y mejor pagados”, conecta con millones de desempleados o subempleados. (C) “Operación Retorno”, para aprovechar las nuevas y mejores oportunidades de progreso personal en el país, que en especial se dirige a todos los migrantes, la diáspora latinoamericana en el exterior, y sus “familias rotas”.

—– Con las reformas sociales …
Van otros dos: (A) “Privatizar la educación” ofrece oportunidades para estudiar y enseñar con libertad, para padres, educandos jóvenes y adultos, maestros y profesores. Contra el avasallante adoctrinamiento ideológico en la “educación pública”, es la única vía para que la gente conservadora y de valores, “Provida y Profamilia”, por sí misma pueda defenderse, y a sus hijos, del marxismo cultural metido a presión en las aulas de clases. (B) “Acceso a la salud y a la previsión social privadas” es un anhelo largamente acariciado por quienes padecen los males de la “salud pública” y el “seguro social”, que son millones, porque no tienen otras opciones.

—– La abolición del “Apartheid criollo”
Como algunos de los demás “proyectos bandera”, requiere de hacer todas las Cinco Reformas, en simultáneo, que por eso son inseparables. Muchísima gente, y en especial la que ya se ha desengañado de la izquierda, nos apoya porque aún es sensible a la profunda desigualdad entre “los de arriba” y “los de abajo”, uno de los más crueles rasgos característicos y distintivos del actual sistema estatista.

—– El tema de las “reformas particulares” es una bandera
Principalísima, por supuesto. Cada persona y cada familia latinoamericana tiene proyectos individuales y particulares postergados: quiere ampliar su vivienda, iniciar un negocio propio en X rubro, comenzar estudios formales en X disciplina o profesión, o con una entidad educativa, además de contar con el acceso a medicina y planes jubilatorios privados. Cuando hacemos propaganda, nos dirigimos a cada quien de nuestros oyentes en particular, y tocamos un nervio que no conocemos: sus sueños, deseos y ambiciones propias, que sólo Dios y cada quien conoce. ¡Hay que mencionar mucho ese punto! Explicar claramente que “la gran devolución” consiste en “devolver” a la gente todos las funciones, los poderes (libertades, posibilidades) y recursos, todos esos que nos quitan los estatistas, amparados en engaños, falacias y mentiras, que debemos desnudar.

Cochabamba, 16 de enero de 2019

Entradas Recientes