blog | 23 octubre, 2018

Las Reformas Atascadas

ILE

Papeles de “El Gimnasio”

LAS REFORMAS ATASCADAS
y mi crítica a los “think tanks” liberales

Alberto Mansueti, Fundador del Centro de Liberalismo Clásico

A mediados de los ’80, en casi todos los países del mundo, incluso de América Latina, comenzó un proceso de reformas en favor del libre mercado. En 1989 el Muro de Berlín fue derribado, y en 1991 la Unión Soviética se autodisolvió; la “Guerra Fría” había terminado, con el triunfo de Occidente, y la marcha hacia las libertades económicas y políticas pareció indetenible a muchos liberales. A mí no.

Porque esas reformas trajeron amplios beneficios para millones de seres humanos y familias en el planeta; pero fueron sin embargo objeto de una feroz resistencia política, desde el comienzo mismo. Los perjudicados no quisieron perder sus antiguos privilegios; y los emergentes actores políticos y nuevos agentes económicos aprovecharon para ganar nuevos privilegios. Tal como Milton Friedman lo explicó en “La tiranía del statu quo”, año 1984, el “triángulo de hierro” de los “intereses especiales”, politiqueros demagogos y burócratas aferrados a sus puestos, tiene “poder de veto”. Y como expliqué muchas veces, se valen de leyes malas, trucos políticos, y todo tipo de pretextos ideológicos para “embarrar la cancha”, e impedir la sana discusión pública. Al poco tiempo las reformas fueron bloqueadas, y se quedaron a la mitad, se distorsionaron, o se revirtieron.

Sin embargo los “think tanks” liberales no hablan sobre el atascamiento, porque es un proceso POLÍTICO, con factores partidistas, institucionales y legales, ideológicos, filosóficos e incluso religiosos, que los economistas liberales no son capaces de entender, y algunos ni de ver. En 2012 el Dr. Václav Klaus, Presidente checo, les dijo a los liberales de la Sociedad Mont Pelerin: “No estamos en el lado ganador”.

En “El Gimnasio” no somos ciegos: vemos la realidad. Por ejemplo para el caso de Turquía, leemos al Profesor Işık Özel, de la Universidad Sabancı, Estanbul. Está en Internet su Informe de Mayo 2015: Reverting Structural Reforms in Turkey: Towards an Illiberal Economic Governance? (“Revirtiendo las reformas estructurales en Turquía: ¿hacia una gobernanza económica no liberal?) Como en otros casos, casi todo lo que escribe es válido para otros países, desarrollados y de los otros, como los de nuestra América mestiza y balcanizada.

Traduzco y CITO TEXTUALMENTE: “Tras un importante proceso de reforma comenzado en 2001, la economía se recuperó de una crisis grave, y resurgió. Las reformas jugaron un rol decisivo al poner nuevas reglas para la actividad económica, que ayudaron a Turquía a protegerse de choques externos, y para su desarrollo. Pero fueron de corta duración. Turquía se balanceó entre los extremos: hizo grandes instituciones de la noche a la mañana y las deshizo al día siguiente; un día el país comenzó febriles reformas y al siguiente se sumaron en un letargo; se otorgaron muy amplias libertades al alba, y se quitaron por la noche. Sin embargo el país resistió la crisis financiera mundial de 2008, y continuó creciendo, excepto en 2009. Pero este desempeño no fue sostenido, y el crecimiento ya ha disminuido. En el texto examinaré algunas reformas, que ya se han revertido: en paralelo al creciente autoritarismo político, la economía ha tomado un camino ‘iliberal’, con intervencionismo en aumento, políticas estatistas y cada vez más centralizadas en la oficina del Premier, y un proceso de privilegios y patronaje ‘distribucionista’, en medio de una dinámica de ‘polarización’”. FIN DE LA CITA.

Trabajamos mucho en “El Gimnasio” para encontrar estos informes sobre los retrocesos en las reformas. No es fácil; libros hay pocos. El año pasado, 2017, un Profesor estadounidense, también de origen turco, A. Coskun Samli, del Virginia Polytechnic Institute, escribió Who Stole Our Market Economy? The Desperate Need For Socioeconomic Progress (“¿Quién robó nuestra economía de mercado? La desesperada necesidad de progreso socioeconómico”) Habla del mundo en general.

TRADUZCO Y CITO: “Nuestra economía de mercado está en manos de financistas y multimillonarios que reducen la competencia y el poder del consumidor. Para que la sociedad prospere plenamente y se brinde a sus miembros mejores niveles de calidad de vida, debe distribuir y entregar los frutos de la actividad económica sin discriminación ni favoritismo. Este libro ve el problema real de la desigualdad económica, la pobreza y la eliminación de la clase media, abogando por una economía progresiva frente a un conservadurismo regresivo. Hay fallas en los negocios, leyes rígidas y poco realistas, desempleo generalizado y ‘lucha de clases’, en ausencia de un sistema justo y funcional. Si no se toman medidas para revertir esta situación, nuestra economía continuará abusada por los codiciosos y poderosos, y despojada de todo potencial de avance y crecimiento”. FIN DE LA CITA.

Los “think tanks” liberales no tocan el tema, aunque se supone que su oficio es la investigación y el trabajo académico. Esto es grave, pues la gente común se hace una pregunta muy válida: “¿Por qué el libre mercado no termina de estabilizarse?” La Mont Pelerin no tiene respuesta, ni los “tanques” como el Cato Institute, que en 2014 sacó de sus filas al Dr. Václav Klaus, sólo por señalarlo. Mucho menos tienen la solución, como se observa en los institutos y fundaciones liberales de América Latina. ¿Por qué? Muy simple: porque las reformas sufren un tenaz bloqueo político; y la solución no es otra que un tenaz “desbloqueo”, que necesariamente tiene que ser también político, con todas las implicaciones que su naturaleza conlleva. Para llenar ese hondo vacío fue que hicimos el Centro de Liberalismo Clásico, el Foro Liberal de América Latina, y “El Gimnasio”.

Hacemos lo que no hacen los “tanques”: (1) Revisamos las Agendas dominantes: del Foro de Sao Paulo, la Internacional Socialista y la derecha mala; (2) y la trayectoria y enseñanza de los actores liberales, no sólo académicos, entre otros el Dr. Václav Klaus en República checa, y en Nueva Zelanda Sir Roger Douglas y Ruth Richardson. Estos líderes hicieron las reformas en sus países, y enfrentaron todos los obstáculos y bloqueos. (3) Cotejamos las buenas encuestas de opinión, en las Américas y el mundo; así sabemos qué piensa, qué quiere y cómo se conduce la gente común. (4) Atendemos las lecciones de autores excelentes en Ciencia Política, y no sólo Economía, para entender el poder, y cómo funciona; (5) y sobre ese mismo tema, el poder, siendo cristianos muchos de nosotros, también conocemos las valiosas lecciones de la Biblia.

Lo que hacen los “tanques” es alegar hasta el cansancio los argumentos en favor del libre mercado, y repetir los opuestos al estatismo, enunciados hace años por Mises, Hayek, Rand etc., como si todo se quedase en guerra de argumentos, de libros, o de autores. “¡Viva el libre mercado! ¡Los argumentos contrarios son inconsistentes!” Desde luego lo son, ¡POR ESO LOS ESTATISTAS NO LOS USAN! Usan la política y el poder. Pero los “tanques” no han podido hacer un Plan político para enfrentarles, con su Programa, como “La Gran Devolución a través de Cinco Reformas”, que hicimos nosotros, para contar con los recursos ideológicos, políticos y de propaganda, indispensables para desbloquear y desatascar las reformas estructurales, que nuestros países necesitan desesperadamente para transitar la vía del capitalismo, que es la del bienestar.

“Disciples, followers and cheer-leaders” (2004), es un magistral artículo del Dr. Gary North, un economista “austro-cristiano”, teólogo y biblista de primer nivel; el texto se lee en Internet y en español: “Discípulos, seguidores y porristas”. Compara a los discípulos y seguidores de Jesús con los de Ludwig von Mises. Y llega a la conclusión que los “misianos” en la actualidad ya no son discípulos, ni siquiera seguidores, sino sólo “porristas” (cheer-leaders). Léalo Ud. mismo, por favor. Muchas gracias

Entradas Recientes