blog | 19 diciembre, 2017

Lectura psíquica de la economía

ILE

Resulta curioso que esta semana los titulares de los principales diarios hayan pronosticado el futuro económico oscuro, recesivo, y sombrío por la vacancia presidencial.

Claro que todo responde a una campaña orquestada desde el gobierno para manipular a la gente. Sin embargo, como el mes de diciembre es de compras navideñas, comprobaremos en un par de semanas que las cifras van indicar un aumento de las ventas e ingresos, de manera que los agoreros económicos se estrellarán contra esta realidad.

Nadie va renunciar a sus compras por la vacancia presidencial porque es un hecho que la familia es primero que cualquier opinión de analistas con vocación de psíquicos.

La campaña también consiste en tomar datos sueltos y realizar lectura psíquica para afirmar que la gente va gastar S/90 menos este año porque lo dice una encuesta.

Acompaña a esta nota, las declaraciones de unos líderes de gremios empresariales que la vacancia retraerá las inversiones, que es mejor mantener el debido proceso, la calma y serenidad.

Esto ya resulta grosero que estos empresarios estén realizando futurología de la economía como si estuvieran en capacidad de leer las intenciones y acciones de millones de empresarios.

Ya una clasificadora de riesgos ha señalado que una vacancia presidencial abre espacios para realizar reformas de fondo por el acercamiento de Martin Vizcarra, sucesor de PPK, con la oposición en el Congreso.

Sin embargo, insisto, ni por más prestigio que tenga cualquier clasificadora de riesgo, no hay ningún sustento serio que demuestre que los pronósticos económicos de un hecho futuro sean acertados.

Lo que si podemos estar seguros de anticipar son las consecuencias del intervencionismo monetario y fiscal desatado en este año producido por el gobierno. Bajar la tasa de encaje, recomprar certificados en miles de millones de dólares, disminuir la tasa de interés real y aumentar la demanda vía mayor inversión estatal, tendrán un impacto peor que adelantar elecciones.

Porque la pérdida de poder adquisitivo, el aumento de la inflación y los incentivos para realizar malas inversiones privadas significará pérdida de varios puntos en el PBI potencial. No es futurología sino una reacción normal de la gente cuando se defiende de una agresión económica del socialismo.

Si el gobierno y sus psíquicos quieren mejorar la economía es preciso dejar en paz al mercado y los empresarios para que completen sus procesos de inversión y consumo.

Por Jose Luis Tapia, director del Instituto de Libre Empresa (ILE), economista y profesor universitario.

Entradas Recientes