blog | 9 septiembre, 2019

Libertad de aplicar las leyes económicas

ILE

Por José Luis Tapia Rocha, Director General de ILE, Economista, Profesor universitario, Presidente del Centro de Liberalismo Clásico, Vice Presidente por Perú del Foro Liberal de América Latina y Promotor del Partido Devolución.

Las leyes son normas que pautean comportamientos para que los individuos puedan tener éxito en los cursos de acción para la mejora del estándar de vida.

Existen 2 tipos de leyes: leyes naturales o económicas y las leyes gubernamentales o artificiales.

Las leyes económicas son las leyes de la riqueza. Son leyes que se han descubierto gracias al accionar del ser humano.

Siempre han estado allí y estarán aun cuando no hayan seres humanos.

Nadie las ha creado y el ser humano no puede hacer nada ni crear ni destruirlas.

Solo puede intervenir con consecuencias desastrosas como veremos en la segunda fase del libro.

Las leyes gubernamentales son un invento del ser humano.

Han sido creadas para que se protejan los derechos a la vida, libertad y propiedad privada.

Sin dicha protección jurídica no podría garantizarse que los individuos ejerzan la libre empresa con vida, libertad y propiedad privada utilizando las leyes económicas.

Las leyes económicas son de índole individual, sirve como norma orientadora para que realice acciones eficientes y productivas, pero el empresario es libre de cumplirlas.

Si obtiene beneficios será porque ha respetado las leyes pertinentes y, si pierde, será de su responsabilidad asumir los costos de su decisión.

Estas leyes no necesitan de presupuesto y burocracia estatal para su cumplimiento.

Son leyes voluntarias, cada empresario es responsable si lo aplica a su vida productiva.

En cambio las leyes gubernamentales si son de carácter obligatorio, requieren de presupuesto y burocracia estatal para su cumplimiento y fiscalización.

Se financia este gasto por aplicación de impuestos.

Y existen por la necesidad de proteger los derechos a la vida, libertad y propiedad privada contra una minoría de desadaptados e improductivos que no respetan estos derechos y ponen en riesgo el orden y la libertad.

Cuando hay orden la economía opera sin mayores dificultades.

Sin violencia y coacción estatal y privada todos ganan.

Las leyes gubernamentales protegen la esfera privada de los empresarios e individuos para que puedan ejercer su libre empresa con toda normalidad.

Solo protegen la esfera privada, no intervienen en ella.

Cuando los gobiernos intervienen y tratan de modificar el sentido de las leyes económicas, hay reacciones desastrosas como la pobreza, desinversión, desempleo, inflación, informalidad, etc.

A continuación las leyes de la riqueza identificadas hasta ahora por la ciencia de la riqueza:

Ley de la oferta.– En igualdad de circunstancias, a medida que sube el precio de un bien o servicio el productor, comerciante, empresarios, industrial, intermediario ofrecerá más cantidad de dicho bien o servicio.

Un ejemplo, si uno paga S/.0.50 por shampoo uno espera que le entreguen un sachet y si uno paga S/.25.00 uno espera como mínimo un frasco de 720 ml.

Es decir, a mayor precio que uno paga al empresario mayor cantidad ofertada despachará o viceversa.

La correlación es positiva.

Ley de demanda.- La ley dice que en igualdad de circunstancias, a medida que el precio sube habrá menor cantidad comprada o viceversa.

Esto es verdad porque hay 4 factores que hace que funcione dicha ley: utilidad marginal, efecto sustitución, efecto competencia, y restricción presupuestal.

Eso lo verás más adelante.

Aquí la correlación de las variables precio y cantidad es negativa, lo que quiere decir, que si una variable sube la otra variable baja.

Ley de la pérdida y ganancia.- Comienzo con decirte que la ley de la perdida es la no coincidencia entre lo que se oferta con lo que se demanda.

Lo que se invirtió para lo que se ofrece no tiene su recompensa económica con la compra y entra en pérdida.

En cambio, la ganancia es la coincidencia entre lo que se ofrece y lo que se demanda, y el demandante con todo gusto gastará en un bien o servicio que viene necesitando.

La inversión se ve retribuida con ingresos que supera a los gastos. Hay ganancias.

Ley de costo de oportunidad.– Se refiere que toda decisión tiene un costo. Nadie puede escaparse al momento de tomar una decisión.

Cuando uno se decide por un curso de acción tiene que sacrificar otro curso de acción, la más próxima en caso de no tomar decisión por la primera.

Por ejemplo, al estar escribiendo esta pieza de libro estoy dejando de revisar una tesis para emitir un informe.

No puedo hacer las dos cosas al mismo tiempo, por ello debo sacrificar una por la otra.

Ese es mi costo de oportunidad.

Y lo hago porque pienso que es más valioso el primer curso de acción que el segundo.

La ley de economía de escala.- Esta dice que el costo unitario de un producto se puede reducir en la medida que el volumen de la producción aumenta.

Por ejemplo, si soy panadero tendría que comprar un saco harina para producir 1000 panes al precio de $100.00.

Quiero saber cuánto es el costo unitario del pan.

Solo tendría que dividir el monto invertido entre el número de panes que espero producir.

El monto del costo unitario es de $0.10 (100/1000). La ley me dice que si yo aumento el volumen de producción de 1000 a 2000 panes, el costo unitario debe reducirse.

Para lograr ese objetivo económico debo comprar otro saco de harina.

A mi proveedor, puedo persuadirle que me haga una rebaja de precio por los 2 sacos de harina porque ahora estoy comprándole 1 unidad más.

Digamos que me realiza una rebaja y le pago $180.00 por ambos sacos.

Mi nueva escala de producción será de 2000 panes.

Ahora el nuevo costo unitario es de $0.09 por pan (180/2000).

La ley de rendimiento decreciente.– Dice que todo factor de la producción tiene límites en su rendimiento.

Por ejemplo, el factor recurso natural -la tierra agrícola- tiene límites al momento de terminar la cosecha.

Hay que dejar descansar la tierra para que se nutra nuevamente de proteínas.

Una vez pasado el periodo de descanso vuelve la tierra a producir a su rendimiento normal.

Igual sucede con el factor mano de obra, que tiene límites de 8 horas por cada trabajador.

Si uno le exige al trabajador laborar más de 8 horas el rendimiento baja y el costo de rendimiento por hora sube.

Asimismo, con el capital, toda máquina tiene límites de rendimiento en velocidad, eficiencia, combustible, y desgaste.

A mayor exigencia de la máquina, colapsan sus mecanismos.

Y por último, el talento empresarial también tiene límites de descubrimiento de oportunidades de ganancias.

Este talento no puede obtener en un día más oportunidades que en un cierto periodo del día, digamos, en la hora de almuerzo.

En ese periodo se cierra contratos, o se inician negocios, pero en otras horas del día se reducen las oportunidades.

¿Qué se puede hacer para aumentar la producción y las ventas si todos los factores de producción tienen límites?

La economía te enseña que no debe explotarse irracionalmente el factor de producción sino que debes invertir más.

Debes invertir más en recursos naturales y no sobre explotar con el que vienes trabajando.

Así ocurre con la mano de obra, que debes invertir más en otro turno labora con distintos trabajadores.

De igual forma con las máquinas, debes comprar otras adicionales.

Y por último, debes contratar más talentos empresariales para que aumentes el poder de descubrimiento de oportunidades.

El mensaje es éste: si quieres producir más, no debes sobre explotar los factores sino que debes invertir más.

Ley de no discriminación.- Esta ley te dice que en toda transacción no está de por medio consideraciones de tipo racional, deportivo, político y religioso.

Si en tu transacción, cierre de contrato, compra o venta introduces algún elemento de los antes mencionados, vas a provocar una polémica innecesaria con tu contraparte, lo que puede malograr tu negocio.

“No hables de política, religión, raza, o deportes al momento de hacer negocios”.

No enturbies tus negocios con temas polémicos.

Ley de incentivos.-Es cualquier elemento que ayuda a modificar el comportamiento humano.

Pueden ser positivos o negativos. Los positivos se refieren a premios que estimulan a cambiar ciertos patrones de comportamiento y los negativos son los castigos.

Se emplea mucho en área de recursos humanos, en los alumnos de universidades y colegios para mejorar su rendimiento en el ámbito laboral o académico.

Ley de escasez.-No es otra cosa que la relación entre medios y fines. Si el primero excede a los segundos se dice que la situación es abundante.

Si ocurre lo contrario, se dice que hay escases.

Por ejemplo, si hay 1 vaso de jugo de naranja en un salón de clases de 45 alumnos sedientos, se dice que la situación es de alta escases.

Ley de utilidad marginal.– Es el grado de satisfacción que experimenta un consumidor por una unidad de bien o servicio consumido.

A más unidades, su satisfacción descenderá.

Gracias a que el organismo humano se satura influye en el comportamiento del demandante.

Si no fuera así, tendría adicción a toda compra que realice el consumidor, llevándolo a compras cada vez más incesantes.

Nunca funcionaria la ley de demanda.

Ley de la causalidad.– Dice que para todo efecto hay una causa.

Esto es verdad para la acción humana.

La economía es esencialmente humana y todo lo que produce es efecto.

Para penetrar en la realidad hay que usar esta ley mental para explicar los efectos que se pueden percibir con los sentidos.

Por ejemplo, el tipo de cambio es un efecto causado por las fuerzas de la oferta y demanda.

La riqueza es un efecto de la libre empresa.

Ley de incertidumbre.– Esta ley te dice que como toda acción humana es impredecible, no hay resultados exactos en el mundo económico sino tendencias que se puede pronosticar.

Por ejemplo, nadie con exactitud puede predecir en tiempo y lugar el precio del dólar para mañana.

Los intentos que se hagan al respecto son especulaciones pero no es ciencia.

Se basan en modelos que tienen suposiciones de acciones humanas pasadas.

Es historia económica, más no economía.

Ley de productividad marginal.- Se trata de descubrir la contribución valorativa de cada factor de la producción al valor total producido.

Por ejemplo, un trabajador puede estar contribuyendo con un valor agregado de $10 por hora mientras el resto de trabajadores aportan $8, se dice que el primero es más productivo al margen de los demás.

No interesa el total producido para el pago igualitario de cada trabajador sino cuánto contribuye de manera individual.

Ley de efecto sustitución.- Se refiere que el consumidor tiene la capacidad de elegir entre productos parecidos cuando uno de ellos tiene un precio por encima del otro.

Por ejemplo, si alguien pide un jugo de fruta cuyo precio es alto, el consumidor tiene la capacidad de sustituir por una gaseosa cuyo precio es menor.

Ley de efecto competencia.-Esta te dice que el consumidor puede elegir entre empresas que le entregan un mismo producto cuya diferencia está en el precio.

Ley de restricción presupuestal.- Las necesidades y preferencias no crean demanda. Solo un ingreso monetario tiene la capacidad de compra.

Por ejemplo, puedes tener necesidades por $1 millón pero si tu ingreso es de $100, finalmente solo compras por $100.

No es suficiente tener muchas necesidades, en economía solo cuenta la capacidad de compra.

Se dice que la restricción presupuestal es coincidente con la capacidad de demanda.

Ley de ventajas comparativas.-Toda persona tiene habilidades innatas para trabajar y se especializa en la medida que repite y perfecciona su trabajo.

Solo a partir de ello, es que puede dividirse el trabajo de forma cooperativa y eficiente con otros.

Por ejemplo, todos podríamos mecanografiar pero las secretarias las hacen mejor que nosotros, y en menos tiempo, mientras estas mismas personas no pueden realizar un trabajo tan eficiente que yo en la enseñanza de la economía.

Mejor es dividirnos el trabajo para que el costo de oportunidad sea lo más bajo posible para todos.

Como se puede observar las leyes económicas encarrilan los esfuerzos productivos de los empresarios hacia el camino de la abundancia de riqueza.

Aquel empresario que respeta dichas leyes le irá muy bien en la vida.

Será rico y productivo. Imagina sino hubiera estas leyes ¿cómo debería proceder la libre empresa para consumir y producir sin ninguna de orientación de por medio?

Gracias a Dios que existe este marco natural de operaciones de la acción humana creadora de riqueza.

Si te gustó, comparte este artículo.

Entradas Recientes