blog | 9 septiembre, 2019

Libertad de no tener banco central de reserva

ILE

Por José Luis Tapia Rocha, Director General de ILE, Economista, Profesor universitario, Presidente del Centro de Liberalismo Clásico, Vice Presidente por Perú del Foro Liberal de América Latina y Promotor del Partido Devolución.

Precisamente, los bancos centrales son los responsables por que tienen el monopolio legal de la creación de moneda.

Desde que en 1971 el presidente de EEUU Richard Nixon decretó el cierre de las ventanillas para canjear oro por dólares, los demás bancos centrales siguieron este pésimo ejemplo.

Ya no es el oro el patrón para emitir dinero.

Ahora queda a discreción de estas entidades seguir los patrones meta inflación o PBI.

Se trazan la meta de estabilizar los precios pero casi nunca lo cumplen.

¿Qué es no cumplir?

Pasarse los límites de la destrucción del poder de compra de la gente.

Si sube la inflación a 9%, tú tendrás 9% menos de capacidad de compra.

Inflación es el aumento generalizado de todos los precios de la economía.

Pero hay otro concepto mucho más realista.

Este ve por el lado de la causa.

Considera que es producto de una emisión inorgánica (irresponsable) de dinero.

Se dice inorgánica porque hay cierta cantidad de dinero que está siendo creando sin ningún respaldo productivo.

Se está creando una falsa demanda que luego va producir inflación por que no se está aumentando la oferta y va desestabilizar los precios.

Así todos pierden.

Primero pierden los consumidores y luego los empresarios por el alza de sus costos.

Los bancos centrales tienen existencia como monopolio legal del dinero más de 100 años y fueron creados por la irresponsabilidad de los bancos privados de haber creado inflación con su dinero privado.

Hasta ahora la economía no ha resuelto cómo evitar que los bancos privados y estatales creen inflación.

Lo peor del estatal es el carácter coactivo del curso legal de la moneda.

Con el dinero privado, es optativo utilizarlo o no.

Ahora que está en manos estatales la responsabilidad de la destrucción del poder de compra de la gente, hay pocas alternativas en protegerse.

Una forma sería que un pobre compre inmediatamente productos antes que el dinero pierda valor.

Lo que no puede hacer es comprar activos como si hacen los ricos.

Cada vez que sube la inflación, sube el precio de sus activos y tiene mayor duración que los productos de la canasta familiar.

La destrucción del poder de compra no tiene límites.

Puede destruir en 9%, 100%, 1000% y hasta 1000000% como fue el caso alemán y peruano.

La inflación distorsiona todos los precios.

También destruye el orden de la sociedad.

Crea desesperación en la gente, su dinero puede perder poder de compra minuto a minuto.

Provoca desorden, saqueos, violencia, asaltos cuando la moneda no vale nada.

Las inflaciones altas tumban presidentes y desestabiliza la democracia.

Ya dijo Lenin, el líder comunista mucho tiempo atrás, que para destruir la sociedad civil hay que devastar su sistema monetario.

La propuesta de libre empresa es volver al patrón oro.

Es decir, solo se emite dinero por el valor de mercado del equivalente en oro físico guardado en un banco.

Si te gustó este comentario, compártelo.

Entradas Recientes