blog | 9 septiembre, 2019

Libertad de poder judicial

ILE

Por José Luis Tapia Rocha, Director General de ILE, Economista, Profesor universitario, Presidente del Centro de Liberalismo Clásico, Vice Presidente por Perú del Foro Liberal de América Latina y Promotor del Partido Devolución.

El primer poder del estado liberal es el Poder Judicial.

En cambio, en el estatismo, es el Poder Ejecutivo.

El Poder Judicial es la cuna de la defensa de los derechos individuales.

La garantía de la libertad contra cualquier abuso del poder es un poder judicial que lo contenga.

Un Poder Ejecutivo es por su naturaleza expansiva para tener más poder, por ello debe haber otros poderes como el Legislativo y Judicial que lo contenga.

El Ejecutivo no puede actuar si es que no tiene las leyes y constitución de su lado.

El Legislativo tiene como una de sus funciones la fiscalización a los otros poderes del estado.

Y el Poder Judicial tiene la facultad de recortar derechos de cualquier persona incluyendo los que sirven en el gobierno.

Usualmente, en los países latinoamericanos el Poder Judicial es un órgano dependiente del Poder Ejecutivo y Legislativo.

Está profundamente politizado.

¿Por qué el estatismo funciona tan bien con esta pirámide invertida?.

Porque coloca al Poder Judicial como un organismo sin poder para contener los abusos de los otros dos poderes.

Es decir, lo debilita para que no recorte los poderes de lo que están gobernando y es un arma eficaz para perseguir a los ciudadanos.

Y cuando hay mercantilismo, los grupos de presión utilizan al Poder Judicial para perseguir a quienes se oponen a sus intereses.

De este modo, consiguen que el Poder Ejecutivo someta al Poder Judicial para lesionar derechos individuales.

¿Por qué el Poder Legislativo no es el primer poder del estado?

Debido que éste poder tiene una función expansiva en las leyes que promulga. Internamente los legisladores compiten por producir más leyes para pagar los favores recibidos durante sus campañas.

A más leyes promulgadas menor es la libertad.

Y a menor libertad menor será la fluidez de la libre empresa.

El poder legislativo no representa la voluntad de los miembros de la sociedad sino de los grupos de presión.

Para muestra solo observa cómo están organizadas las comisiones del Congreso y te darás cuenta que están sectorizadas por actividad económica.

Así los grupos de presión tienen los canales bien facilitados para influir y discutir sus intereses en la promulgación de leyes a su favor.

En cambio, un Congreso liberal estaría organizado en comisiones de derechos a la vida, a la libertad, a la propiedad privada, de fiscalización a los organismos estatales.

Si la constitución política delimita bien al gobierno, el congreso no podría promulgar leyes a la velocidad con que se viene dando.

Tal como está redactada la constitución, cualquier gobierno puede filtrar su poder ilimitado.

Mientras el Poder Judicial no sea el Primer Poder del estado, los derechos individuales no estarán efectivamente protegidos.

El Poder Judicial de una sociedad liberal es la representación del Poder Moral de los ciudadanos donde se sanciona a los lesionadores de derechos.

¿Cómo se conoce que un Poder Judicial es Primero que el Ejecutivo?

Cuando veas que al presidente de un país que lesiona derechos individuales esté sentado en el banquillo de los acusados en el Poder Judicial.

Ahí veremos un gran avance en la institucionalidad de la libertad de un país.

El poder político ha sido creado para reprimir la violencia en las calles, la anarquía, o desorden.

El Poder Judicial sirve para investigar y castigar.

¿No es acaso la Corte Suprema de los EEUU la institución más respetada de ese país?

¿No son sus jueces personalidades intachables?.

Ellos son la garantía de la constitución y de los derechos individuales.

En este sentido, deberás preferir un juez de un gobierno liberal a que lo haga un político del Poder ejecutivo.

Hay que devolver al Poder Ejecutivo a su lugar de donde nunca debió salirse.

Si te persuadió, comparte este comentario.

Entradas Recientes