blog | 9 septiembre, 2019

Libertad empresarial frente al control económico

ILE

Por José Luis Tapia Rocha, Director General de ILE, Economista, Profesor universitario, Presidente del Centro de Liberalismo Clásico, Vice Presidente por Perú del Foro Liberal de América Latina y Promotor del Partido Devolución.

Cuando se inventó la macroeconomía fue el mayor recurso del estatismo para controlar la red mercantil de la libre empresa.

El profesor de la London School of Economics, John Maynard Keynes, dio la justificación intelectual esperada por los políticos para que el gobierno pueda crecer en facultades y recursos públicos.

Cuando empezó a medirse científicamente la economía desde los aportes de Stanley Jevons se inició el proceso del control estatal del mercado.

Y con el control de los recursos económicos vino luego la programación política de los gastos con Keynes. Así los intelectuales direccionaron el interés político de la creación a la redistribución de la riqueza.

Ya muchos economistas se preguntaban cuánto vale la riqueza producida en su conjunto.

Solo se sabía este monto a nivel de mercados específicos pero no se tenía una idea global.

Keynes refuerza esta inquietud introduciendo la variable PBI (Producto Bruto Interno) como el indicador estrella de la medición de la riqueza de un país.

Además crea la ecuación macroeconómica del PBI por el lado del gasto que incluye variables como el consumo, inversión, gasto gubernamental, exportaciones menos importaciones.

Crea las categorías de oferta y demanda agregada para señalar que la economía tiene equilibrio.

Quedó en la mente de los académicos el carácter inestable del capitalismo.

Explicaba que cualquier desequilibrio por el lado de la oferta, puede ser corregido por el gobierno con su variable Gasto fiscal.

Así es como Keynes recomendó al Presidente de EEUU Roosevelt equilibrar la economía de EEUU con mayor gasto en su New Deal de la década de 1920 para aumentar la demanda por que la oferta sobraba en ese momento.

En esa línea de pensamiento, se pone énfasis de la importancia del consumo sobre la inversión.

Si tomas la ecuación de medición del PBI por el lado del gasto y lo ponderas los gastos vas a encontrar que el gasto de las familias es mayor que de las empresas.

Esta ecuación esconde y minimiza el papel de la empresa.

Esconde a la inversión privada y resalta al consumo.

El gasto que poco se menciona en la jerga macroeconómica es el Gasto Intermedio Empresarial.

El único economista que lo desarrolla científicamente es Mark Skousen en su libro “Lógica Económica”.

Lo que era antes una economía privada de riqueza, ahora es la economía estatizada de la riqueza, donde prevalece la distribución sobre la creación.

De modo que toma importancia la política económica que la economía positiva.

Así el estatismo avanza, se consolida y retrocede la libertad empresarial.

Los políticos tienen las herramientas científicas necesarias para realizar una intervención sistemática y técnica en sus ministerios de economía, hacienda y planificación usando econometría, programación, estabilización y optimización de la asignación de recursos.

Las herramientas intelectuales de todos los socialistas vienen del libro la “Teoría General del Interés, la Ocupación y el Dinero” de John Maynard Keynes.

Para los empresarios de libre empresa, el libro de consulta es “Poder y Mercado” de Murray Rothbard.

Si te gustó el comentario, compártelo.

Entradas Recientes