blog | 7 agosto, 2019

Lo desconocido de la politiquería

ILE

Por José Luis Tapia, Director del Instituto de Libre Empresa

La politiquería es la enfermedad del modelo socialista que degenera el oficio de hacer política.

El socialismo produce gobierno estatista y éste usurpa funciones, poderes y recursos de la gente.

Lo contrario es capitalismo, produce gobierno limitado, y éste crea política con P mayúscula.

Como consecuencia del estatismo, la forma de gobernar se corrompe, y la política se convierte en una palabra «sucia».

Por lo anterior, mucha gente confunde política con politiquería.

Politiquería es la política del sistema socialista, donde inescrupulosos sacan ventajas, piden coimas, trepan cargos, son oportunistas, incitan a la corrupción, falsifican títulos de posgrados para ser candidatos, reparten dádivas, otorgan prebendas, promueven el clientelismo, crean planes sociales, en fin, son los famosos caudillos de barrio, de provincia, caciques de la politiquería.

En cambio, la política es lo relacionado con formas de gobierno, viene desde Aristóteles.

En mi opinión, los problemas políticos y económicos son por formas inadecuadas de gobierno, conocida como socialismos, que degenera en estatismo y mercantilismo.

La politiquería saca lo más sucio del modelo socialista. De acuerdo con el Profesor Mansueti, este fenómeno esta explicado en el libro «Camino a la Servidumbre» de Friedrich Hayek.

Según el autor austriaco, lo peor sube a la cima debido que el modelo socialista es inmoral, y muy atractivo para gente corrupta, improvisada, oportunista, e ignorante.

En cambio, la politiquería es un desincentivo para los decentes, honrados, trabajadores y profesionales preparados.

Esto explica por que la mayoría no quiere meterse en política.

Por ello, hay que tener cuidado en ese terreno sucio y estercolero.

Cuando la gente rechaza entrar en política cree equivocadamente que lo soluciona viajando al extranjero estudiando un posgrado o emprender un negocio para salir de la pobreza.

Para cuando regrese y constate resultados; ¿qué va encontrar?: una economía sin mayores oportunidades, regulada, sobre tributada, política y económicamente inestable, sin empleos e ingresos suficientes para los esfuerzos académicos realizados o recursos y tiempo invertidos.

Es decir, encontrará socialismo en forma de gobierno estatista y ejercida por politiqueros.

Y para confundir más aun a la gente, el gobierno se pone en la tarea de apoyar y motivar a los universitarios y emprendimientos Mypes, otorgando becas y prestando dinero para estudiar.

Por el lado de los negocios, relajando los requisitos de formalización, abaratando el dinero, subsidiando precios, licitando y comprándole cuanto producto sea necesario para sostener en el corto plazo a las Mypes.

Lo cierto es que nadie se salva del cobro de impuestos excesivos, exigencia de trámites inauditos, lentitud en la atención de la burocracia, el cobro de coimas, extorsiones para cuanta licencia te pidan, y toda clase de abuso de autoridad.

En otras palabras, el gobierno te deja a tu suerte en un «arréglate como puedas».

Habiendo explicado lo desconocido de la politiquería, ahora está en tu responsabilidad mejorar o dejar que las cosas sigan empeorando.

¿Vas a dejar que improvisados, ignorantes, oportunistas y demagogos destrocen lo poco decente que queda?

Te invito a que formes parte de la moralidad política para cambiar el modelo socialista por uno capitalista, para cambiar la forma de hacer política  en reemplazo de la politiquería.

Escríbenos y acompáñanos en nuestro Proyecto Político La Gran Devolución.

Entradas Recientes