blog | 28 Junio, 2017

Los 7J

ILE

Los convocantes de la marcha del 7 de Julio (7J) son los socialistas que no tuvieron mejor idea que dejar en la percepción del público una paradoja: mientras los líderes de la derrotada organización terrorista Sendero Luminoso están saliendo de la cárcel, ellos se oponen que el vencedor de los terroristas sea indultado por razones humanitarias.

Estos mismos oponentes son los que se quedaron parcos ante los 3 millones de dólares entregados a sus aliados Nadine-Ollanta provenientes de la corrupta Odebrecht. También callaron al descubrirse que periodistas, artistas, abogados, políticos y directivos de Proética habían recibido varios cientos de miles de dólares de Odebrecht.

Esos convocantes del 7J son los que andan trepados en el gobierno de PPK, según ellos para blindarlo de todo mal capitalista, pero que se hacen los desentendidos cuando lo meten a PPK en error tras error político. Son los que defienden intereses mercantilistas detrás del aeropuerto de Chinchero y del financiamiento de la Refinería de Talara.

Los 7J son los mismos que le hacen juego al terrorismo al capitular ante la organización pro terrorista Movadef, pues no cumplen con informar a los distraídos estudiantes que convocan a sus marchas recurrentes de “No a Keiko” que esa organización defiende el pensamiento Gonzalo. Esa ideología terrorista esparcida en las universidades viene siendo mezclada con otra de origen marxista-socialista llamada ideología de género, creada estratégicamente para anular la capacidad crítica al socialismo de los jóvenes que nacieron a fines de los noventa.

Los 7J son un grupo bien interesante al servicio de cualquier facción que quiera gobernar. Manejan como Montesinos medios de comunicación, periodistas, analistas políticos, empresarios, y activistas sociales, poniendo agendas, colocando Presidentes, troleando en Facebook y Twitter a cuanto se le oponga y cobrando jugosos sueldos a los gobiernos de Humala y PPK.

Los 7J pueden ser considerados como unos sujetos anti valores que evitan indignarse cuando se trata de corrupción entre sus filas ya que deliberadamente saborean los apetitosos placeres que le dan el dinero y el poder.

Ya sabemos que los 7J tienen entre sus líderes convocantes al sentenciado por terrorismo Peter Cárdenas de la organización terrorista MRTA. No marchan para evitar que salgan de la cárcel las líderes terroristas Garrido Lecca y Huatay. Su consigna es sabotear el indulto humanitario al ex presidente Fujimori, vencedor de los terroristas. Los 7J son un grupo felón de los principios de la libertad y la democracia.

Por José Luis Tapia  Rocha, Director de ILE, economista y profesor de Negocios.

Entradas Recientes