blog | 15 julio, 2012

La libre empresa y los controles de entrada y salida de los empleados

ILE

En una organización, donde el dueño impone el control de entrada y salida hasta en tres tramos es porque su valor principal es la desconfianza en sus empleados.

Puede ser que haya visto algunos de sus empleados que se hayan aprovechado de la confianza para no cumplir con la puntualidad o la asistencia.

De quién sería la culpa: del dueño o del empleado? Me parece que el dueño tuvo todas las herramientas de gestión para saber contratar al personal con quien va trabajar. El mecanismo de control impone costos de cumplimiento que incluye infraestructura especial para los controladores, remuneraciones, aparatos, políticas, procedimientos y reglas.

La otra alternativa frente al control es utilizar la presión de sus compañeros para que supervigilen el desempeño de los que violan el contrato bajo palabra de puntualidad. Ese control es gratuito, cuando el mecanismo de control no viene de arriba hacia abajo sino de abajo hacia arriba.

Otra alternativa es que cada empleado escoja una misión dentro la organización. No ha sido impuesta desde arriba. Su principal incentivo es llegar a su hora y salir en el tiempo pactado debido que realiza labores que ha escogido lo que le gusta. Si hace lo que más le gusta por qué tendría que violar su misión laboral. Uno tiene más ganas de hacer algo en el que disfruta hacerlo. No hay límites de convertir a la organización en el lugar ideal para trabajar.

En cambio, los que llegan tarde permanentemente no aman su trabajo, no sienten pasión por lo que hacen, no han escogido lo que va realizar, entonces tendrá menos incentivos para cumplir con sus horarios. Todo lo ve rutina sin esperanza que vaya a cambiar algo. Ese empleado tal vez haya sido mal contratado para una organización que no encontrará los incentivos para mejorar su desempeño. No hay esperanza para él.

En resumen, todo depende de cómo el gerente haya pensando en el diseño de la organización. Al menos habría tres tipos de control: a) de arriba hacia abajo, b) de abajo hacia arriba o c) si está basada en el autocontrol del empleado.

 

Por José Luis Tapia, Director ILE.

 

Foto cortesia de lavidanomade.com

Entradas Recientes