blog | 16 abril, 2015

Los gastos de libre empresa no restan sino suman

ILE

La libre empresa es realista con el mercado.  Aprende a diferenciar un gasto en un estado financiero de un gasto en la realidad económica (inversión). El gasto de un estado financiero es contablemente negativo, en cambio, un gasto de libre empresa es positivo.

La realidad económica indica claramente que todo gasto que realiza la libre empresa suma o agrega. Suma capital, recursos naturales, mano de obra y talento empresarial a su proyecto empresarial. No existe nada que resta aquí. Simplemente, suma y suma y eso es suficiente para demostrar que no hay suma negativa o cero.

Los gastos de libre empresa dan como resultado riqueza. Es conocida la ley de causalidad que nos dice que si no hay gasto no hay ingreso. Eso es precisamente lo que un estado financiero no muestra: que los  gastos suman y que no restan.

Es el principio de causalidad que un estado financiero no recoge. Es un documento por defecto estático. Los datos están a una fecha determinada. La realidad es dinámica. Que los estados financieros pongan a los ingresos arriba y a los gastos abajo no indica ninguna realidad económica.

Lo que ve la libre empresa es distinto. Que la compra de recursos naturales, la contratación de mano de obra, la compra de máquinas y herramientas y la contratación de gerentes hace posible que el proyecto produzca valor agregado a sus  clientes.

Así que mucho cuidado con los especialistas que toman a los estados financieros como la última palabra en la gestión empresarial.

Si quieren que no haya divorcio entre la realidad económica y la realidad financiera, es mejor alinear los documentos contables a lo económico y no al revés por la salud propia de la libre empresa.

 

Entradas Recientes