blog | 17 enero, 2018

Minagri contra el libre mercado

ILE

por José Luis Tapia, Director de ILE.

El Decreto de Urgencia 001-2018 autoriza a los gobiernos regionales (Gores) de Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Junín, y Huánuco a comprar excedentes de papa blanca hasta un millón y medio de soles.

El GORE determinará el precio de la papa de acuerdo a la estructura de costos.

El Ministerio de Agricultura (Minagri) también tiene previsto crear el Fondo Perú para otorgar créditos a pequeños y medianos productores a tasas de 5% no solo para papa, sino también para el arroz..

¿Lo que acabo de relatar no es acaso un libreto perfecto para seguir estatizando de a poquitos la economía comenzando con la agricultura?

Si no paramos este absurdo gubernamental no nos quejemos después del avance del socialismo chavista ya experimentado con Alan García en los ochenta.

Los argumentos socialistas para favorecer a la papa son endebles y corruptibles. Primero, los productores de papa siempre han tenido bajos ingresos con que mantener a 711 mil familias de manera que esa ayuda estatal no soluciona el fondo del asunto.

Invertir en quinua es más rentable. Entonces, el Minagri y la U. Agraria deben dejar de auspiciar los FestiPapas.

Segundo, si de verdad quieren ayudar a este sector sin perjudicar al resto de peruanos no deben romper los fundamentos macroeconómicos.

Para ello, los socialistas del Minagri deben comenzar su labor titánica de convencer a las pollerías que sustituyan el consumo de papa híbrida por papa blanca para ampliar ese consumo de 85 kilos a 100 kilos en este año y verán cómo el precio aumenta.

Tercero, la falta de productividad por hectárea de la papa es por inadecuado manejo técnico de origen prehispánico (Chaquitaclla), falta de infraestructura moderna de almacenamiento que no haga perder peso al tubérculo, y por el uso de semillas de bajo rendimiento.

Los europeos son 6 veces más productivos por hectárea que el peruano. ¿Cómo empezar?. Derogando la absurda ley de comunidades que no abre las puertas a la inversión privada de gran escala en la sierra.

Así no llegarán maquinarias computarizadas, no habrá uso intensivo de fertilizantes e insecticidas, ni se podrá exportar.

El Banco Agrario está técnicamente quebrado y el PBI agrario está en rojo.

Las secuelas de la campaña 2017 van a pasar factura este año. El problema de la papa es por el prejuicio de los socialistas del Minagri que el libre mercado no es para la agricultura.

* Presidente del Instituto de Libre Empresa (ILE)

Entradas Recientes