blog | 6 abril, 2015

Modelos antagonistas de crecimiento de la riqueza

ILE

Un buen gobierno se ocupa de dejar que crezca la economía. Con el PBI, se puede conocer si creció o no la riqueza. Primero hay que deflactar para hallar el PBI real. ¿De qué depende o no el crecimiento económico? Hay 2 modelos que explican esto. La primera es el modelo keynesiano de incremento de gasto gubernamental y, la segunda, es el modelo privado ahorro-inversión.

El modelo keynesiano se le llama así por el nombre de su creador: John Maynard Keynes. Es un modelo que explica que una economía está estancada por falta de demanda. La variable externa es el gasto gubernamental. Es un refuerzo intelectual para justificar el estatismo.

Una de las formas es elevar el gasto fiscal (mal llamado público) para aumentar los sueldos y salarios de los empleados estatales, o para incrementar los gastos en obras públicas, o para crear programas de empleo temporal.

Aquí el pretexto es cómo entregar dinero creado inorgánicamente por el gobierno para aumentar la demanda y así generar más más ventas en el sector empresarial. Según este modelo, al inyectarse dinero la oferta o la capacidad instalada industrial empieza a movilizar mayores inversiones, producciones y cantidad de bienes y servicios. Ese nuevo dinero se multiplica a medida que va pasando de mano en mano entre los propietarios de los factores de producción y consumidores. Hasta aquí todo parece lógico y consistente.

Al aumentar los ingresos de la población aumenta la compra, ventas, ingresos y este ciclo se repite hasta formar una espiral inflacionaria. ¿Por qué si este modelo es tan bueno, tiene una falla al final? Los keynesianos consideran este modelo de dos etapas: a mayor consumo mayor inversión empresarial.

Pero este mismo modelo está obviando 2 etapas importantes: los tiempos en que se procesa los recursos y luego la distribución. La variable tiempo no está considerada en su modelo.

La falla está en que el modelo gubernamental es inflacionario por que la demanda se lleva una porción fija de la oferta a cambio de dinero reduciendo las existencias de las empresas. Las empresas al recibir ese dinero del primer grupo de consumidores, lo reparten al primer grupo de propietarios de factores de la producción.

Estos al recibir dinero, van al mercado de la riqueza como segundo grupo de consumidores y compran una porción fija de bienes y servicios tal como lo hizo el primer grupo de consumidores.

Lo comprarán pero a mayor precio. La segunda porción fija adquirida le resta existencias para el tercer grupo de consumidores. Y así sucesivamente, esto ocurrirá para el tercer, cuarto y quinto grupo de consumidores.

La pregunta que te haces es: ¿Por qué no se repone la primera porción adquirida de bienes y servicios por el primer grupo de consumidores? Esto es debido que la velocidad de la producción es más lenta que la velocidad de consumo. La variable producción es de largo plazo y la del consumo es de corto plazo.

Los consumidores necesitan de inmediato los bienes y servicios y los productores necesitan tiempo para que sus nuevas inversiones maduren en bienes y servicios. Por eso se produce el desequilibrio entre oferta y demanda. Mientras la oferta va creciendo lentamente en el tiempo la demanda crece rápidamente por la multiplicación del dinero que fue inyectando por el gobierno de manera externa. Es un dinero que provoca la subida de los precios.

Entonces, el ritmo de la inflación va aumentando hasta que se desata la espiral inflacionaria. El gobierno viéndose atrapado en la inflación trata de solucionar inyectando más dinero para reponer el poder adquisitivo perdido.

En un primer instante, los ofertantes ganan mucho dinero por que los precios de los bienes y servicios suben pero no así sus costos. En cambio los consumidores son los primeros perjudicados con este modelo gubernamental. Pero a largo plazo, los precios de los factores productivos; entre ellos, la mano de obra porque el costo de vida va afectando su economía familiar. También, el costo de capital, recursos naturales y los talentos empresariales suben de precio.

Los costos empresariales suben y los márgenes de ganancias van disminuyendo gradualmente. Al final, todos salen perjudicados. Todos pierden valor de su dinero e inversiones. Lo que en un corto plazo el gobierno optó por revertir las condiciones iniciales de estancamiento económico se ve perdido en el largo plazo. Se vuelve una economía desequilibrada, desordenada, y con señales de precios distorsionados. Así, los inversionistas dejan de invertir, la economía se paraliza, el PBI cae y los propietarios de los factores de producción ven reducido sus ingresos.

En el segundo modelo llamado ahorro-inversión las condiciones iniciales son las mismas. Lo que se trata es de revertir estas condiciones adversas al crecimiento. Es un modelo privado de gente que sabe que ante una adversidad de años malos, deciden optar por el sacrificio.

El sacrificio consiste en ahorrar sus ingresos en lugar de consumirlos. Si pueden bajar gastos vendiendo lo superfluo, lo van hacer. Monetizan y vuelve líquido en un fondo de efectivo para las eventualidades en el largo plazo, por ejemplo, pérdida de empleo, servicios médicos, o imprevistos.

Esta decisión es trascendental para el crecimiento económico. Los pasivos de los bancos crecen por los ahorros masivos que reciben y es oportunidad de disminuir las tasas de interés. Los bancos envían señales al sector productivo.

La tasa de interés baja de crédito es una señal poderosa para que las empresas empiecen a endeudarse e invertir. Como se encuentran en un estancamiento económico deben adaptarse a estas circunstancias ofreciendo riqueza más barata para que sea accesible a los disminuidos ingresos económicos de la gente.

Las empresas deben endeudarse para modernizar sus fábricas, hacer reingeniería administrativa y productiva, de modo tal que los costos disminuyan y los precios también bajen. La eficiencia es clave aquí. Producir más con menos recursos.

Cuando se logra producir en esas condiciones económicas la ley de demanda les indica que las ventas aumentarán. Mientras este proceso va creciendo, las empresas se van capitalizando por medio de aumento de ventas e ingresos y los consumidores van mejorando lentamente su estándar de vida.

Aquí observarás que la velocidad de la producción está jugando su rol adecuado, porque se le está dando un tiempo amplio a los empresarios para que produzcan riqueza más barata mientras dure el sacrificio de la gente en su consumo.

El crecimiento económico se desata en el cuarto año donde los ingresos, empleos, producción, y ventas aumentan. El sacrificio tuvo sus frutos en el largo plazo. Ahora este modelo no para de crecer y retorna a sus niveles iniciales de consumo con aumentos sostenidos de crecimiento de bienestar como nunca antes habían experimentado la gente.

Es un círculo virtuoso. Nada tuvo que ver el gobierno con este proceso, simplemente se ocupó de sus funciones de protección de los derechos a la vida, libertad y propiedad privada. Es un gobierno de libre empresa.

Entradas Recientes