blog | 18 marzo, 2004

Otro Partido Tradicional Más

ILE

El 18 de marzo nació oficialmente Justicia Nacional. En los diarios se publicaron 13 principios que guiarán a esta joven agrupación política liderada por Jaime Salinas. Sin embargo, es muy lamentable que la visión de los problemas nacionales sea tan igual al de los partidos tradicionales. Como liberal, debo admitir que fui ingenuo al pensar que un joven líder podría renovar las ideas políticas. Pero sus principios si que no son nada “renovadores” y peor aun, se han tomado prestado casi todo de los partidos tradicionales.

“Estado con un alto sentido social” más una reiterada preocupación por “los más necesitados” son intenciones añejas que vienen repitiendo sin éxito los partidos del status quo. Que fomentará “especialmente el turismo, las exportaciones, la agricultura, la minería, la pesca, la construcción” es tan tradicional como darle “especial atención al desarrollo de la pequeña y microempresa”. ¿Dónde esta lo moderno de sus ideas?.¿Por qué no se atreven a ser un partido anti sistema?. No me cabe duda que Justicia Nacional será presa de los intereses mercantilistas de muchos empresarios que se benefician del estatismo actual.

Sin embargo, hay solo 3 principios rescatables que merecen un comentario aparte. Me refiero a la modernización del Poder Judicial, la formalización de la propiedad y la disminución de impuestos. Es muy positivo que se asegure la existencia de un “Poder Judicial autónomo y moderno que erradique la corrupción con leyes que sancionen ejemplar y oportunamente, con condenas largas y efectivas”, pero “mete las cuatro” cuando se señala que solo “a quienes les roben al Estado Peruano”.¿Y cuándo algún funcionario del Estado nos robe o extorsione?, ¿será más benigna la pena?.

También es muy heróica la pretensión de disminuir los impuestos, pero tengo mis dudas si esta sea efectiva. Verbos de acción estatal como “fomentar”, “promover”, o “apoyar” requieren de presupuesto. Hay evidentemente una contradicción, no se puede rebajar impuestos sin disminuir los gastos estatales a menos que se quiera aumentar el déficit fiscal.

Por último, la formalización de la propiedad requiere entenderse más allá del acceso al crédito, debe verse como un derecho moral a tener propiedad privada para asegurar que los ciudadanos puedan defenderse de cualquier estatismo. En Justicia Nacional no se ve la salida.

Por Jose Luis Tapia, Director de ILE.

Entradas Recientes