blog | 29 enero, 2002

Región autonóma y libre para Loreto

ILE

La reunión de alto nivel entre el Gobierno de Toledo con el Frente Patriotico de Loreto es una de las tantas presiones que se avisoran contra el gobierno desde regiones como Arequipa o Cusco, para exigir que se revise sus revindicaciones regionales. Estamos ante un escenario de un desmembramiento del poder real de Lima por uno fragmentado. No resulta extraño ni preocupante para la gente del gobierno, la iniciativa de región autónoma del Frente Patriótico, por que para ellos, el problema pasa a resolverse con unos cuantos decretos y resoluciones ministeriales. Por el contrario, se trata de solucionar problemas económicos y sociales desde otra perspectiva, más de región autónoma y libre, que de tipo departamental.

Lo que no se puede negar es que el paro de hace unas semanas, y la plataforma de lucha revindicativa, demuestran que los loretanos tienen una visión distinta de las cosas. Por ejemplo, a ellos no les basta el menú que le ha ofrecido Toledo y su comitiva, sino que tienen demandas geopolíticas específicas que pasa por desconocer el Acuerdo de Paz Peru-Ecuador.

En el fondo piden autonomía para decidir que hacer con su territorio y libertad para decidir que hacer con sus recursos; entre ellos los ingresos del canon petrolero y exoneraciones tributarias. Pero una vez más, parece que el gobierno trata el asunto como uno más de su agenda. Para los loretanos, sus problemas se originan en Lima, no en su localidad.

¿Por qué Loreto anda tan atrasado? Como muchos ya deben intuir, es resultado del marco jurídico-institucional que predomina a lo largo del Perú desde hace muchas décadas. Esta aseveración resulta muy evidente en el campo de la inversión privada. A pesar que Loreto posee un gran potencial ecoturístico, está lejos de convertirse en un emporio de riqueza, trabajo, y creatividad empresarial.

Ni siquiera en la actualidad recibe la suficiente inversión como para tener una infraestructura hotelera que compita con Cuzco y Lima. El denominador común de esta lamentable situación es que todos las políticas económicas aplicadas han desconocido la libertad económica, como la principal propulsora de la riqueza. Esta libertad es clave para la prosperidad loretana.

No basta con autonomía política, es necesario la libertad económica para el progreso material de sus habitantes. Así lo demuestra el Indice de Libertad Económica que publican anualmente el diario The Wall Street Journal y Heritage Foundation. En este estudio se demuestra que la libertad económica no sólo es para países grandes como los EE.UU., sino que hay por fortuna pequeñas unidades territoriales que confirman esta tesis como son: Anguilla, Hong Kong, Islas Bahamas, Islas Vírgenes, y Macao.

Sus habitantes obtienen ingresos promedios de 9,000 dólares mensuales. En Costa Rica, el proyecto Limón REAL (Región Autónoma y Libre), va en esa dirección y está siendo encabezado por Rigoberto Stewart, un ciudadano limonense de raza negra, a quien tuve la oportunidad de conocerlo.

El Frente Patriótico de Loreto tiene una magnífica oportunidad de revertir los problemas que aquejan a su región, sin tener que depender presupuestariamente del gobierno central. Sin embargo, la autonomía política debe ir junto con la libertad económica, si quieren dejar el actual atraso económico en que se encuentran por falta de inversiones e iniciativas empresariales. ©

Por José Luis Tapia, Director de ILE.

Entradas Recientes