blog | 3 febrero, 2006

¿Se equivoca o no Dionisio Romero P.?

ILE

Hace varios días el señor Dionisio Romero Paoletti publicó un articulo en El Comercio exigiendo que se respeten los derechos laborales. Como portavoz del grupo Romero, uno de los grupos económicos más importantes del país, merece dedicarle una líneas para realizar unas precisiones conceptuales.

Es cierto que existen los derechos laborales pero no por que lo diga la Constitución o la ley. La Ley es creada -como sostiene el jurista austriaco Friedrich Hayek- por los propios agentes del mercado libre y lo que hacen los legisladores es solamente consagrarla. Es el caso de los derechos laborales a partir de un contrato privado de las partes. Los derechos laborales no existen a priori sino a posteriori una vez que el empleado y empleador firman el contrato de trabajo. Ambos tienen derechos pero también obligaciones.

Cuando exige el señor Romero cumplir con los derechos laborales debería precisar a qué contexto se refiere, ¿el de libre mercado o el estatista en que vivimos?. Por que si es el segundo, va a ser imposible que se pueda cumplir, por más control laboral que se le impongan a las empresas. Esa es la realidad que ha descrito acertadamente en su artículo.

Si el señor Romero piensa que tenemos libre mercado debería preguntarse por qué entonces crear empresas pequeñas cuesta como promedio 500 dólares y demora 100 dias para cumplir con todos los requisitos legales. ¿No cree que hay una alta barrera de entrada al mercado formal?.¿Por qué en países como Panamá hay aproximadamente como 100 bancos extranjeros  y aquí no pasa la decena?. ¿No cree que la Ley de Bancos es otra barrera de entrada que impide a otros bancos competir como sería en un free banking de la Inglaterra del siglo XIX.? Sin embargo, el señor Romero desconoce que no puede haber libre donde hay aproximadamente 15 impuestos y más de una veintena de tasas y aportes regulatorios.

Ahora su preocupación es legitima, pero injusta. ¿Por qué exigir el cumplimiento de los altos estándares laborales que sus empresas pueden acatar y el resto no?. Si el señor Dionisio Romero es sensato debería estar de acuerdo conmigo que a pesar de muchos derechos laborales los pocos empresarios del mercado formal son unos explotadores al igual que los empresarios informales.

Pero no creo que nuestros empresarios lo sean por las razones que esgrimen equivocadamente nuestros sindicalistas peruanos sino por que el sistema estatista crea incentivos negativos para que los empresarios tengan estos comportamientos económicos perversos.

Entonces, la solución no es más control como propone el señor Romero sino más libre mercado en el sector formal. Y no del mercado empresarial sino de todos los mercados incluyendo el laboral. Y eso es libre mercado y no estatismo como se refleja en nuestras 29,000 leyes y más del millón de normas y reglamentos promulgados por el Poder Ejecutivo.

La ausencia de capitalismo es el principal problema laboral de los empresarios y trabajadores en el Perú. No puede haber respeto de los derechos laborales donde no hay un capitalismo desarrollado, y el capitalismo solo puede prosperar en entornos donde hay libertad de mercados formales.

Por Jose Luis Tapia, Director de ILE, economista.

Entradas Recientes