blog | 28 noviembre, 2005

Viene la polarización

ILE

Los políticos tradicionales se arrepienten de sus errores al conocer que Humala esta segundo en las encuestas. Cuando aun queda cuatro meses por delante nadie puede asegurar quién será el próximo presidente. Ni el mismo Humala tenía previsto este repunte en las encuestas. Esta aceleración intempestiva del nacionalismo duro es más por consecuencia de los últimos errores políticos del Congreso que de su propio discurso. Los analistas en su mayoría se equivocan si piensan que las propuestas son las que inclinan al electorado hacia un determinado candidato, no deben olvidar que la desesperación popular es el nuevo parámetro político que debe tenerse en cuenta antes de la caída del sistema. Sin embargo, todavía falta una pieza que debe encajar dentro del proceso de descomposición política.

El desprecio visceral que sienten los de “El Otro Sendero” con la clase política es el inicio de un proceso de violencia política para el próximo año. Y es que el verdadero subversivo del sistema no es Ollanta sino Fujimori. El juego político que esta realizando desde Chile no es para ser presidente ahora sino para el 2008, ya que el fujimorismo se esta preparando para sabotear desde las calles y el Congreso al futuro gobierno de Humala. Sin darse cuenta la clase política esta condenada a dividirse y perder fuerza por que tienen que tomar una posición si apoyar a Humala o a Fujimori.

Si así están las cosas es mejor considerar a los partidos tradicionales como los nuevos “outsiders” ya que el fujimorismo y humalismo van a tener en jaque a la pseudo democracia en los próximos años como sucede en Nicaragua.

Ollanta Humala todavía no ha sacado a relucir sus verdaderas cartas nacionalistas por que no ve al fujimorismo encima. Esa es su verdadera amenaza electoral y política, no lo que hagan los políticos tradicionales y no tradicionales. Ambos se disputan el mismo electorado que quiere un cambio radical. Si el discurso nacionalista ilusiona mayoritariamente al electorado, es posible una reacción en cadena del fujimorismo. Esto acelera el allanamiento de Fujimori para ser extraditado rápidamente. Y depende mucho de cuánto más crezca Humala en las próximas encuestas para que el fujimorismo reaccione en las calles.

Por Jose Luis Tapia, Director de Instituto de Libre Empresa.

Entradas Recientes