blog | 23 marzo, 2018

Vizcarra y las 5 reformas liberales

ILE

José Luis Tapia, Director General de ILE.

El nuevo presidente constitucional Martin Vizcarra tiene dos desafíos pendientes. Estabilizar el régimen y darle continuidad hasta el 2021. Con mucha audacia podría impulsar 5 reformas profundas de corte liberal.

La primera reforma es la política. Debe comenzar con disminuir los poderes, recursos y funciones del gobierno que generan corrupción. Con menos funciones se dedica gran parte del presupuesto para modernizar el sistema judicial, la policía, e infraestructura física y relaciones exteriores. No sirve el gobierno para otras funciones. Es necesario derogar las miles de leyes que se oponen a esta reforma fundamental.

La segunda reforma es la económica. Es restablecer el mercado libre altamente regulado y sobretributado que genera 75% de informalidad de la PEA y un escandaloso apartheid legal entre “pobres de arriba” y “ricos de abajo”. Con mercado libre caen los altos niveles de gastos del gobierno y amplía el consumo e inversiones privadas nacionales y extranjeras. Se produce un shock de oferta con deflación, al derogarse miles de otras leyes que están asfixiando al aparato productivo. No habrá más inflación ni banco central.

La tercera es la reforma es la educativa. Será la gran devolución de todos los colegios estatales a los profesores, directores y administrativos. Mientras ese proceso de privatización se lleva a cabo, un sistema de vouchers valorados será entregado a los más pobres por el importe de matrícula de ingreso a cualquier colegio privado. Nadie se quedara sin educación y la calidad aumentará.

La cuarta es la reforma pensionaria. Al haber fracasado el sistema privado de AFP y Seguro Social, los jubilados y pobres ancianos tendrán un sostenimiento transitorio de pensiones mediante la entrega de vouchers valorados en moneda nacional. En este contexto los ingresos de las fundaciones, Iglesias y Ong´s aumentarán para darle cuidado a este segmento de la población.

La quinta y última reforma es la médica. Hay que aumentar la cobertura y la calidad de los servicios. No se hace con un gobierno torpe y gastador, sino con la privatización en manos de sus operadores naturales: médicos, enfermeras, directores y administrativos. Como nuevos dueños se encargarán de distribuir los vouchers valorados para atención médica de la población. No habrá más discriminación estatal entre pobres y ricos.

Como verá el nuevo presidente Vizcarra tendrá que escoger entre seguir con el socialismo desestabilizador de gobierno o fortalecerlo con reformas liberales. Ahí está su gran desafío.

Entradas Recientes