blog | 7 mayo, 2016

5 pistas para identificar si eres empresario

ILE

El Perú es uno de los nueve países con mayor actividad emprendedora en el mundo según el reporte de Global Entrepreneurship Monitor (GEM) del 2015. Esto no quiere decir, que sean empresarios, sino que son personas que tienen iniciativa para lanzar un nuevo proyecto empresarial que puede caminar como fracasar. Las otras condiciones que determinan la existencia de una empresa son la habilidad empresarial, condiciones internas y externas. Por ejemplo, en el último caso, si las condiciones son amigables con la empresa, tendrá un gobierno que dejará en libertad a sus empresarios no imponiéndole tasas de impuestos altas, promoverá la desregulación administrativa y garantizará la libertad de los mercados de recursos naturales, mano de obra, capital y talento empresarial.

Sin embargo, ningunas de estas condiciones determinan el éxito sino que dependerá también de las habilidades empresariales llamadas empresarialidad para darle curso correcto al proyecto empresarial. Para identificar si estas en camino de ser empresario, tal vez estas pistas te sirvan para identificar tu componente empresarial en la actividad emprendedora:

1.-Oportunidades de ganancia: todo empresario debe detectar discrepancias de precios de mercado para identificar una oportunidad para ganar. Me refiero claramente que si un mercado, hay precio bajo de un producto y hay otro mercado donde hay precio alto de esto mismo; la oportunidad es identificar ambos mercados para que aparezca la ganancia. Si no hay esa discrepancia no resuelves las necesidades de los consumidores. Y la ganancia no debe ser sola vista como venta sino como compra. El que en un mercado este barato el recurso natural con que vas a trabajar para mejorarlo deberá ser barato en el lugar donde lo compras para que al venderlo transformado tenga el precio con el valor agregado en el mercado donde están tus clientes. Así consigues bajar costos. Un empresario se preocupa siempre de los costos. El que no lo hace está regalando tu esfuerzo a la competencia.

2.-Especular: es la mejor forma de armar todos tus escenarios posibles y es un acto tan natural que se justifica de una actividad donde vas a asumir riesgos. Especular es lo mismo que hace suposiciones que esto pasará. Si no hay ese pensamiento profundo, la posibilidad de perder espacios en el mercado es alta. Es necesario que la especulación esté presente en todas tus decisiones, tanto fuera como dentro de la empresa. Pero como sabes, la especulación no indica siempre certeza por eso que la equivocación se paga con el costo de oportunidad, es decir, es lo que hubieras ganado si en caso no hubieses perdido. Tu capital perdido es lo que hubiera estado destinado en otra inversión.

3.-Ganancia psíquica: se dice que todo lo que gana el empresario viene del mercado, pero eso no es del todo cierto. Ganancia no es siempre de mercado. Estoy refiriéndome al empresario como persona, que intenta dejar huella en este mundo. Y como tal, busca ganancias subjetivas que él solo lo sabe. Y puede ser desde ganar reconocimiento con su familia, amigos, colegas y con el gremio hasta querer ser un temido por la competencia. También, puede querer ganar poder económico, entendido  como esa capacidad de poder influir sobre su entorno en la medida que vaya aumentando sus ganancias y las capitalice en favor del crecimiento de la empresa. Mientras la empresa sea económicamente más grande más visible será para los ojos de los periodistas, políticos, autoridades y por qué no para futuros socios. El haber  ganado psíquicamente ya le da mayor satisfacción personal que su esfuerzo realizado esta recompensado.

4.-Atraer el poder de compra de los consumidores: no hay producción económica sin consumo. Y sabemos que los consumidores no son tontos. Si quieres atraer su poder de compra, deberás acertar cómo conquistarlos. Pero no se conquista a cualquiera sino aquel que tiene la capacidad de comprar, no de decidir. El que tiene el dinero, tiene el poder de demandar. De este modo, el valor agregado que vas a ofrecer tiene que superar el valor que va demandar. Allí radica el secreto: poder establecer de antemano  que el producto a ofrecer debe superar las expectativas de tu consumidor. Su poder  consiste en tratar de influirte para que disminuyas el precio de tu bien o servicio. Pero tú sabes que ese poder se contrapone con otro poder: el de la riqueza. Su poder consiste en el dinero que tu consumidor tiene y tu poder consiste en la riqueza que estas ofreciendo de verdad: esa que satisface sus necesidades, preferencias y sueños. De modo que aquí está la lucha de los dos poderes: dinero versus riqueza. La riqueza atrae dinero. Tu misión será librar esa batalla de manera astuta y estratégica para tener su poder.

5.-Perspicacia: es aquella habilidad que consiste en estar alerta a  las oportunidades de ganancia que otros no han visto y  actuar para aprovecharla. La misión de cualquier empresario es darse cuenta antes que los demás en cualquiera de los mercados donde esté operando tu negocio. Las oportunidades se presentan en el mercado de los factores de la producción (recurso natural, laboral, capital y empresarial) y en el de la riqueza (bienes y servicios). Esa es una cualidad importante del cual no puedes operar inteligentemente. Si no lo haces de manera natural, vas a tener costos de oportunidad demasiado altos. Vas a perder no solo clientes sino posibilidades de crecer como empresa. Por eso, debes informarte bien lo que es un costo de oportunidad. Toda tu gestión va estar presente ese costo de oportunidad de modo que la perspicacia te  ayudará para que puedas “darte cuenta” de los costos ocultos que están allí pero pasan a veces inadvertidas. No “darte cuenta” de los mejores usos a los recursos que tienes a tu disposición perderás oportunidades para rentabilizar tu empresa. La mejor perspicacia es saber manejar precio-costo-valor en todas tus decisiones.

Como habrás podido advertir estas pistas son una ayuda para identificar si tienes ese entrepreneurship dentro de ti, de manera que puedas aprovechar todo tu potencial para que sea exitoso tu proyecto empresarial. Las condiciones internas y externas son tema de otro artículo.

Entradas Recientes