blog | 9 mayo, 2016

7 ingredientes para formalizar la economía

ILE

La economía informal y pacifica no es un crimen. Son actividades extra legales como llama el economista De Soto. Y lleva décadas y décadas sin solución, y cada vez creciendo dentro del PBI. Todos los gobiernos tienen una visión negativa del fenómeno, ninguno se ha atrevido a reconocerlo como una solución. Ni siquiera ha intentado conjeturar que tal vez el mundo formal esté equivocado y que los millones de individuos informales estén diciéndonos que por ahí está la ruta correcta. El de la riqueza.

De todos modos, al margen de las soluciones que tengan en mente algunas autoridades y candidatos presidenciales, lo cierto es que no va ser fácil porque se requiere de mucha convicción y coraje para implementar una serie de medidas que combatan al estatismo que ha sido el factor causal de la informalidad de la economía.

Así que, lo que presento a continuación, es una vacuna contra el estatismo para que jamás vuelva a desintegrar la economía por culpa de la política.

1.-Liberalizar y privatizar el mercado de recursos naturales.- Este es un mercado bien cerrado. No se  permite permutar hectareajes que se consideren latifundios. Viene arrastrando los complejos de la dictadura socialista del general Velasco Alvarado, quien condenaba a los terratenientes y su derecho a hacer riqueza en la agricultura. Ni que decir de  la minería; los recursos naturales debajo del subsuelo es del gobierno, según el artículo 66 de la Constitución. ¿Qué se debe hacer? Derogar todas las leyes que se opongan a que cualquier individuo pueda ser propietario de los recursos naturales. Nadie puede ser  privado de su derecho a ser ofertante y demandante, de ganar honestamente riqueza invirtiendo, ahorrando, consumiendo y produciendo en este mercado. Este mercado debe ser  abierto a todos sin privilegios concedidos a nadie. Ejemplo de derogación; artículo 66 de la Constitución, código minero, pesquero, agrícola, ganadero, reglamentos y regulaciones. Todo esto ha contribuido a la ingrata idea que las actividades informales en la minería, desforestación, pesquería artesanal, agricultura en la selva son un daño a la sociedad. Ni el agua, pez, mineral, ganado debe tener la categoría de derecho. El único derecho que puede haber es cuando exista un contrato entre un ofertante y demandante de un recurso natural. El Poder Judicial será la entidad que regule a posteriori y establezca jurisprudencia de carácter vinculante a nivel nacional en este mercado  en caso haya conflicto de derechos.

2.-Liberalizar y privatizar el mercado laboral.- Una de los peores enfoques es el derecho laboral. En economía se entiende la obligación que tiene el empresario a contratar a alguien bajo la modalidad que la ley dice. No deja el espacio de creatividad para elaborar contratos laborales a la medida de la negociación de un trabajador y un empleador. Peor aun, es que la doctrina detrás  de este mercado regulado rígidamente es que todos tienen derecho al trabajo aunque no haya  firmado un acuerdo en el mercado. Otra medida muy intervencionista es el establecimiento del salario mínimo. Dicha medida no hace otra cosa que crear incentivos perversos aumentando la oferta laboral y contrayendo la demanda laboral. Al final el mercado ampliar la brecha entre oferta  y demanda y termina creando desempleo. Pero este mercado con desempleo masivo es una medida legal contra la juventud sin experiencia laboral. Ni que decir que la normatividad actual ha creado un PEA con el 75% de empleo informal, una de las más altas del mundo. ¿Qué se debe hacer? Derogar toda la normatividad laboral que se oponga a la libertad laboral, en que trabajadores y empresarios negocien individualmente o colectivamente sin que exista una obligación en hacerlo. Y que de una vez desaparezca el prejuicio que hay en considerar al trabajo en una mercancía. Que la eliminación del salario mínimo es visto como una solución al desempleo legal y que el 75% restante de la PEA  se integre al mercado laboral sin mayores restricciones que la  de dar su nombre para el ingreso a la planilla de la empresa. Ningún beneficio laboral debe ser obligatorio, debe ser de acuerdo a la realidad económica de ambas partes, así que olvídense de formalizar la economía con CTS, Seguro de Desempleo, AFP, Gratificaciones y Essalud. Todo debe ser negociado voluntariamente entre ambas partes por que es un mercado laboral libre.  Y si hay aumento de sueldo es por la productividad así se lo exige al empresario. Será tan fácil moverse en el mercado que cualquier puede encontrar empleo. En todo caso, el desempleo es voluntario. Así que el Ministerio de Trabajo y la Sunafil deben ser desactivados para no crear más informalidad laboral.

3.-Liberalizar y privatizar el mercado de capitales.- Una economía informal es por definición descapitalizada financieramente. Y su manifestación es un sector económico empobrecido, de baja productividad, creatividad e innovación. Otro síntoma es la tasa de interés alta, garantías inaceptables, los requisitos y los procedimientos engorrosos para obtener un préstamo. Así millones de empresas de tamaño micro y pequeña están fuera del sistema financiero formal. En su lugar tratan de llegar cajas municipales e intentos de la banca comercial privada de facilitar prestamos con otros requisitos, pero sigue siendo de baja escala. ¿Qué hacer?. Derogar las leyes de bancos, AFPs, seguros, financieras y toda normatividad relacionada al mercado de valores y la creación de organismos reguladores y supervisores. Más bien todo capital físico e intelectual debe estar respaldado por una normatividad realista enfocada en los derechos de propiedad, donde estén claramente identificados sus límites, transferencia, disfrute, aprovechamiento económico  y destrucción por parte del dueño. Abierto el mercado, los capitales deberán fluir y asentarse para formar parte de las inversiones necesarias para modernizar la economía. Así no solamente existirán más bancos, seguros y financieras, sino que habrá más competencia por ofrecer bajas tasas de interés con cero inflación. No hay justificación mantener abierto un banco central de reserva si el dinero con mayor demanda y oferta es el dólar.

4.-Liberalizar y privatizar el mercado empresarial.- Lo más grave en este mercado es que la tasa de mortalidad empresarial es mayor que la tasa de nacimiento empresarial. Una vez dado de baja en los registros de la entidad tributaria siguen operando en el mercado informal. ¿por qué una vez entrado al mundo formal salen expulsados?. Lo que indica la realidad es que las facilidades de acceso a la formalidad no es el problema sino son los costos ocultos que están detrás de este mercado para mantenerse formal. Me refiero los costos de oportunidad que debe pasar un empresario cumpliendo con todas las regulaciones para no ser penalizado por la municipalidad, autoridad tributaria y laboral, gobierno central y regional. Cada uno tiene textos normativos de procedimientos ante  cada entidad que no solo acaba descapitalizando su  capital sino el tiempo y esfuerzo que debe dedicarle cumplir con la autoridad política. Si estos  tiempos lo dedicara  a pensar en su empresa los beneficios  empresariales aumentarían. ¿Qué hacer para acabar con estos costos desalentadores de la actividad empresarial formal? Derogar y derogar toda norma que se oponga a  la función empresarial pacífica y productiva. No debe regularse donde haya intercambios con paz y armonía, sino que toda acción distinta a la económica es sanción administrativa o penal, y eso se regula vía Poder Judicial. Así que los organismos reguladores de la competencia, inversión, laboral, municipal deben desaparecer. Son un estorbo, crean costos ocultos e informalizan la actividad empresarial.

5.-Liberalizar y privatizar más el mercado de bienes.- Este mercado es el más libre de todos porque casi la mayoría de los precios se basan en la oferta y demanda. Aunque existen todavía precios subsidiados para el agua, electricidad, gasolina, gas y con aranceles altos a los bienes importados, todos estos contribuyen a aumentar los costos de producción de una empresa formal. ¿Qué se debe hacer?. Eliminar toda regulación, protección y subsidio que crea competencia desleal a favor del menos eficiente y eficaz. También, el  gobierno debe retirarse de la actividad empresarial con sus 96 empresas estatales y municipales que  están debilitando el mercado para  las empresas privadas. Todas consumen impuestos y se necesita burocracia para controlarlas y le da mucho margen de maniobra para arruinar la competencia justa. Asimismo, hay otras actividades económicas como la educación, salud, agricultura, turismo, minería, telecomunicaciones, y  otros que les quitan mercado a los empresarios privados. Todas estas actividades deben ser trasladadas al sector privado para fortalecer el mercado y ampliar las escalas de producción de las empresas. Así bajamos el peso regulador, desaparecemos la competencia desleal y ampliamos los mercados para que las empresas más pequeñas tengan más escala de producción que justifiquen sus costos. Así la tasa legal de mortalidad empresarial disminuirá.

6.-Impuesto plano y bajo.-El impuesto daña el tejido  productivo. Quita riqueza del sector privado  para ser entregado al gobierno. Todo impuesto recolectado para financiar las funciones del gobierno, un 65% se va en gasto corriente, 10% en corrupción y el 25% restante son bienes y servicios. Como la funciones del gobierno han crecido en los años, también sube sus gastos y por consecuencia sus ingresos. Y los impuestos también han crecido. Tenemos impuesto corporativo de 28%, IGV de 18%, y más de 28 tipos de  impuestos y tributos municipales. Y sin contar con las más de 400 tasas que un ciudadano y empresario debe pagar por cualquier trámite que realice ante cualquier dependencia estatal. La voracidad tributaria no tiene límites. Y la autoridad tributaria, en su afán de aumentar la recaudación de impuestos, crea mecanismos administrativos que impone a  una empresa privada para que realice funciones perceptora y detractora de impuestos. Claro está, que por esta función delegada la autoridad no le paga por este servicio. Asimismo, para la declaración de los impuestos anuales de rentas de las 5 categorías, no hay forma que cualquier ciudadano pueda cumplir con su obligación tributaria, porque el formulario electrónico es complicado, requiere mucha información para su llenado y las probabilidades de equivocarse son altas. ¿Qué hacer?. Simplificar todo el marco tributario con un impuesto plano y bajo para formalizar y crear incentivos para la incorporación de las empresas informales. Con la actual política tributaria progresiva castiga al eficiente y alienta el crecimiento cero de las empresas. Es más rentable dividir a la empresa en varias razones sociales para no pagar más impuestos que mantenerse unitariamente en el rango actual del monto imponible. Con impuesto plano se logra evitar que los contribuyentes dejen de pagar impuestos; amplia la base tributaria; incrementa el costo de oportunidad de despido laboral; facilita la empresarialidad y la creación de nuevos negocios; atrae inversiones extranjeras y mano de  obra altamente productiva y calificada; incorpora la economía informal a la formalidad; abarata los costos de contratación de contadores y asesores; y reduce incentivos para trasladar activos a paraísos fiscales.

7.-Reformar el Poder Judicial.- Ninguna economía sana  crece  sin instituciones y sin derechos seguros. La defensa de los derechos individuales es parte de este entramado institucional necesario para la capitalización de las empresas. Sin estado de derecho no hay forma que las inversiones fluyan naturalmente. Se necesita protección a los derechos fundamentales a la vida, libertad y propiedad privada de los empresarios. Y el poder judicial es la instancia natural para la protección de los derechos en caso de conflictos. La jurisprudencia amigable con la economía previene los comportamientos impropios fuera del mercado, crea incentivos para hacer lo correcto y eficiente. Sirve para que la institucionalidad se imponga a la arbitrariedad de las normas del Poder Ejecutivo y Legislativo sobre  la economía de mercado. Poder Judicial Independiente es necesario para que las inversiones se guíen por incentivos de mercado. El mercantilismo desaparecerá como sistema que expulsa a los empresarios a la informalidad. ¿Qué hacer? Independizar el Poder Judicial, quitándole la opresión absoluta que pende desde el Poder Ejecutivo y Legislativo, que es la separación del poder político del poder jurídico, convirtiéndolo en poder y no en órgano dependiente de ambos poderes. Con un poder independiente, la confianza en la seguridad jurídica y la imparcialidad de los jueces son incentivos poderosos para atraer a la legalidad a los informales. Así los costos ocultos en la informalidad son desplazados por  los beneficios directos de un Poder Judicial que protegen los derechos individuales.

Son 7 ingredientes básicos que colaboran con la formalización de fondo sin pasar por una solución dentro de la estructura mercantilista del poder que viene expulsando de a miles a los empresarios por los mecanismos coactivos del estatismo. La contrarreforma es a todas luces un antídoto más efectivo que una reforma administrativa y solo legal. Es la creación formal de la riqueza.

Entradas Recientes