blog | 6 noviembre, 2005

Al ruedo los outsiders

ILE

Cada día que pasa los candidatos llamados “outsiders” calientan el ambiente electoral con sus movidas políticas. Fujimori anuncia su llegada y los movimientos fujimoristas se unen. Ollanta se manda al ruedo con el núcleo duro de la izquierda doctrinaria. Los Frentes Regionales anunciaron sus próximas elecciones internas. Salinas y Justicia Nacional están inmóviles esperando otros desenlaces de sus adversarios.

Es más que seguro que los candidatos del establishment estarán tratando de convencer a los “outsiders” en formar alianzas descentralizadas. Pero la mayoría de los “outsiders” consideran que aliarse con los partidos tradicionales es un suicidio político. No esta demás decir,  que las próximas elecciones van a ser comandadas por estos movimientos –muchos son folclóricos sin algún visto de seriedad programática- aunque ponen serias dudas si estos vientos renovadores son en realidad lo que parecen ser.

Dependerá mucho de sus líderes cómo logren captar la atención del votante sin caer en el juego de la denuncia política o sepan enfrentar decididamente a la clase política con un discurso anti sistema. Si uno hace una taxonomía del espectro político no hay derechas ni izquierdas sino una separación notoria entre la actual clase política y los “outsiders”. Son dos discursos y dos expresiones políticas que están próximos a colisionar con las reglas de los primeros.

Hay que esperar solo unas pocas semanas para que el fenómeno Lulú vaya en caída libre. Asimismo, el ascenso lento y progresivo de los “outsiders” en cada encuesta, la aceleración de las condiciones para el triunfo electoral del discurso nacionalista originado en este gobierno, al menos todo hace suponer que el próximo presidente será Humala ante la increíble ausencia de un candidato radical de derecha o liberal.

Una vez entrados en el ruedo Fujimori y Ollanta, la polarización política es casi inevitable. No obstante, otros “outsiders” todavía tienen una chance pero dependerá si logran ofrecer un nuevo sistema político incluyente como demanda la gente de El Otro Sendero, que ya se expresó en el último referéndum rechazando el actual proceso de regionalización por considerarlo lesivo a sus intereses autonomistas frente a esta descentralización que desea impulsar el estatismo como modelo político.

Por Jose Luis Tapia, Presidente de ILE.

Entradas Recientes