ÚLTIMAS NOTICIAS

25 abril, 2020

Carta abierta a la Organización Mundial de la Salud [FOTOS]

21 de abril de 2020

Jefes de Gobierno de los Estados Miembro de la Organización Mundial de la Salud,

Las 27 organizaciones abajo firmantes, que representan a cientos de millones de contribuyentes y consumidores de 16 países, hacemos un llamado a todos los gobiernos nacionales para que lleven a cabo tanto audiencias públicas como una investigación independiente completa sobre las fallas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) financiada por los contribuyentes para abordar surgimiento de COVID-19.

En el marco de esta investigación, los gobiernos de todo el mundo deben examinar a fondo la relación de la OMS con el Partido Comunista Chino (PCCh) y las muertes que podrían haberse evitado si el brote no hubiera sido mal manejado.

Además, pedimos a los funcionarios que prioricen el trabajo con empresas privadas e industrias que han demostrado su voluntad y capacidad para intensificarla lucha contra esta pandemia, en lugar de financiar una burocracia corrupta y fallida.

Cuando comenzó el brote de COVID-19 en China, el PCCh respondió intentando encubrir la crisis y silenciar a los médicos , periodistas y denunciantes que intentaron advertir al público.

Una de las primeras personas en sonar la advertencia fue el difunto oftalmólogo chino Li Wenliang, quien le contó a sus colegas médicos en diciembre sobre casos que parecían sospechosamente similares al brote de SARS de 2002.

La policía de seguridad china rápidamente puso al Dr. Li y a otros 7 profesionales médicos bajo investigación por «difundir rumores».

Las represalias no hicieron más que aumentar desde ese punto.

Así, menos de una semana después de advertir a sus colegas médicos sobre COVID-19, el líder de esta supuesta «conspiración» fue llevado ante la policía y acusado de «hacer comentarios falsos» que habían «perturbado gravemente el orden social».

Mientras tanto, las autoridades censuraron rápidamente toda la información sobre el brote de Coronavirus en las redes sociales y suprimieron todas las noticias que exponían las terribles circunstancias en la ciudad de Wuhan, el epicentro del brote.

A pesar del continuo encubrimiento y las señales de advertencia de la comunidad internacional, la OMS elogió al PCCh por su » transparencia » y «liderazgo».

Bajo la presión del PCCh, la OMS primero negó que fuera posible la transmisión del virus de persona a persona, luego se negó a declarar una emergencia de salud pública a mediados de enero, diciendo que » podría asustar más al mundo «.

La OMS también retrasó el envío de un grupo de avanzada a China hasta el 10 de febrero y atacó las propuestas para instituir prohibiciones de viaje como racistas.

De hecho, el Director General de la OMS llegó al extremo de elogiar personalmente el «compromiso político» y el «liderazgo político» de Xi Jinping al tratar los casos de coronavirus.

Mientras tanto, altos funcionarios se llenaron de elogios y señalaron que » el pueblo chino se siente protegido «.

No hay duda de que las acciones de la OMS resultaron en la propagación del virus.

Si la OMS hubiera sido sincera con el mundo, se habrían implementado medidas para detener la marea de la pandemia, como la mucho más temprana fabricación de suministros críticos, el testeo generalizado e investigaciones médicas y científicas.

Con dichas medias se hubieran salvado incontables vidas.

Los fracasos de la OMS le costaron al mundo semanas absolutamente cruciales que podrían haberse dedicado a preparar y mitigar la pérdida de vidas.

Además, China trabajó » incansablemente detrás de escena » haciendo lobby para asegurar la elección del Dr. Tedros, quien anteriormente sirvió en el gobierno marxista y violentamente represivo del etíope Frente Popular Revolucionario Democrático.

Este espantoso movimiento fue responsable de graves abusos contra los derechos humanos , tales como tortura, represión y fraude electoral .

Durante su mandato como ministro de salud, el Dr. Tedros fue más conocido por haber encubierto tres brotes de cólera .

A su vez, la continua negativa de la OMS a reconocer a Taiwán debido a la presión del PCCh no sólo perjudica a los taiwaneses sino que también impide que el mundo aprenda de sus éxitos.

Esta posición ridícula quedó mejor expuesta cuando el funcionario de la OMS Bruce Aylward, citado con frecuencia en la propaganda de los medios estatales chinos , se negó vergonzosamente a responder preguntas sobre Taiwán en una llamada con un periodista.

También es revelador que la primera declaración de prensa del Dr. Tedros después de su elección como Director General fue decir que la OMS nunca reconocería a Taiwán.

Esto es simplemente parte de un largo patrón de fracaso por parte de la OMS de poner las consideraciones políticas por encima de la vida humana.

Cuando se produjo el brote de ébola en África occidental, los correos electrónicos filtrados revelaron que el liderazgo de la OMS se negó a clasificarlo como una emergencia de salud pública durante meses por razones políticas, ya que podría «hacer enojar» a los líderes de los países africanos involucrados al perjudicar el turismo.

Todo esto a pesar de que los principales directores estaban al tanto de la gravedad de la situación.

Para cuando la OMS tomó medidas, casi 1.000 personas habían perdido la vida.

En general, se cree que hubo más de 10.000 muertes el año que se anunció el brote.

Además de demostrar cómo la OMS pone las consideraciones políticas por encima de la vida de las personas, sus líderes y directivos irradian una cultura de viajes de lujo y gastos innecesarios.

El Dr. Aylward, el funcionario de la OMS que se niega a hablar sobre Taiwán gastó más de 400.000 dólares en viajes durante su mandato para administrar mal el brote de ébola, ya que exigió helicópteros privados y se negó a viajar en jeep en » carreteras embarradas » en un momento en que los médicos que trabajan en el campo «ni siquiera podía permitirse lo básico como botas protectoras, guantes y jabón».

La OMS gasta 200 millones de dólares al año en viajes, mucho más de lo que gasta en la lucha contra la hepatitis, el SIDA, la tuberculosis y la malaria combinados , con viajes de primera clase y 1.000 dólares por noche en habitaciones de hotel.

De hecho, la OMS gasta 28.500 dólares por empleado por año en viajes.

En contraste, Médicos sin Fronteras gasta solo 1.162 dólares por empleado por año.

Otros defectos estructurales dentro de la OMS están socavando activamente su respuesta COVID-19.

El «Marco para la interacción con actores no estatales» radicalmente antiempresarial desalienta la asociación con empresas y organizaciones del sector privado con numerosos elementos en las agendas de reuniones que atacan a la empresa libre como un problema y desalientan los intentos de asociarse con empresas productivas.

Esto es exactamente lo contrario del enfoque que la comunidad internacional debería adoptar.

Del mismo modo, los ataques de la OMS a los derechos de propiedad intelectual son totalmente perjudiciales para la carrera por desarrollar una vacuna y curar el virus.

El PCCh se ha jactado por haber sido capaz de copar la OMS.

En 2017, el PCCh firmó un acuerdo con la OMS para su iniciativa » One Belt, One Road «, co-presidió la Conferencia de Ministros de Salud de China y África , y organizó el Foro Belt and Road para la Cooperación Internacional durante el cual el PCCh prometió 8,8 mil millones de dólares a los países en desarrollo » para mejorar el bienestar de las personas en todo el mundo «.

Es vital aprender de los errores del pasado y asegurar que una tragedia como esta nunca vuelva a ocurrir.

Sólo con consultas públicas independientes, sucediendo simultáneamente en todo el mundo, seremos capaces de descubrir el alcance total de la relación corrupta entre la OMS y el PCCh.

También podremos examinar la historia de las fallas de la OMS y garantizar que el dinero de impuestos se utilice de la mejor manera posible.

Mientras tanto, pedimos a todos los gobiernos que trabajen con el sector privado y dejen de financiar a los burócratas con un historial comprobado de fracaso.

Gracias por su atención y le recomendamos encarecidamente que apoye esta consulta.

Atentamente,

Tim Andrews
Director Ejecutivo
Taxpayers Protection Alliance

Marko Horg
Coordinador Global
IGO Watch

Grover Norquist
Presidente
Americans For Tax Reform

Brian Marlow
Director Ejecutivo
Australian Taxpayers’ Alliance

Scott Hennig
Presidente y CEO
Canadian Taxpayers Federation

Rocio Guijarro Saucedo
Gerente General
Cedice Libertad

Dan Mitchell, Chairman
Brian Garst, Vice President
Center for Freedom and Prosperity

Jeffrey Mazzella
Presidente
Center for Individual Freedom

Pietro Paganini
Presidente
Competere

Fred Cyrus Roeder
Director Ejecutivo
Consumer Choice Center

Gary L. Kavanagh
Presidente
Edmund Burke Institute

Jason Pye
Vicepresidente de Asuntos Legislativos
FreedomWorks

Federico N. Fernández
Presidente
Fundación Internacional Bases

Roxana Nicula
Presidente
Fundación para el Avance de la Libertad

James Taylor
Presidente
The Heartland Institute

Mario H. Lopez
Presidente
Hispanic Leadership Fund

Carrie L. Lukas
Presidente
Independent Women’s Forum

Heather R. Higgins
CEO
Independent Women’s Voice

Jose Luis Tapia
Director Ejecutivo
Instituto de Libre Empresa

Seton Motley
Presidente
Less Government

Phill Tsingos
Presidente
Nurses’ Professional Association of Queensland

Lorenzo Montanari
Director Ejecutivo
Property Rights Alliance

Jack McGuire
Secretario General
Teachers’ Professional Association of Queensland

John O’Connell
Presidente y CEO
World Taxpayers Associations

George Landrith
Presidente
Frontiers of Freedom

Guillermo Peña
Director Ejecutivo y CEO
Fundación Eleutera Honduras

James L. Martin
Fundador / Director Ejecutivo
Saulius “Saul” Anuzis
Presidente
60 Plus Association

Otras Noticias