blog | 20 octubre, 2016

El inmoral drawback

ILE

El drawback no solo es anti económico sino inmoral. Es la entrega de dinero desde el gobierno a empresas exportadoras bajo el argumento deshonesto que la competitividad se pierde por pagar impuestos y se recupera con este dinero. Eso es falso.

Si seguimos la lógica exportadora todos los peruanos también perdemos competitividad y debemos exigir drawback al gobierno.

Para ser competitivo los exportadores tienen que invertir en modernizar sus tecnologías o innovar sus mejores procesos o productos, o tal vez tengan que realinear sus objetivos estratégicos antes esta nueva coyuntura.

Pero todo indica que los directivos empresariales no se están actualizando como debe ser en alguna escuela de negocio local pues allí le enseñan a bajar costos buscando nuevos proveedores, a identificar los “drivers” creadores y distribuidores de valor a lo largo de la cadena de valor, y aplicar las fuerzas competitivas de Porter en sus compañías.

Los empresarios pedilones del drawback no merecen tener una representación en el Consejo Nacional de la Competitividad y Formalización con esta mentalidad paternalista. Ignoran olímpicamente que la economía y la administración están proporcionando herramientas y estrategias para que mejoren su competitividad cada día. Es decir, ahora más que nunca tienen más opciones con que hacerse competitivos.

En contraste, cuando observamos a los empresarios de libre empresa jamás lloriquean por la intensidad de la competencia y asumen como debe ser la responsabilidad de competir. No está el gobierno en su radar. Más bien usan su mente como la mejor herramienta para descubrir los métodos de productividad necesarios para enfrentar a la hiper competencia del mundo global.

Si a pesar de todas estas ventajas dicen que eso no es suficiente, a lo mejor se han equivocado de profesión. Entonces que se dediquen a otra cosa pero no a empresarios, porque dan vergüenza ajena que sean unos ociosos que no quieren hacer trabajar su mente para beneficio propio. Quieren la mamadera del estado para hacerse rentables a costa de los contribuyentes.

Y una pregunta para el Ministro Thorne, ¿Cuándo piensa enviar por única vez a estudiar a los funcionarios del MEF a una escuela de negocios? Les hace mucha  falta tomar contacto con el mundo de los negocios por que no tiene nada de ejemplar aumentar el porcentaje del drawback cuando sabemos que es una medida inmoral de los años setenta.

Ya es hora que los exportadores dejen de llorarle al gobierno y se concentren en modernizar sus negocios como lo vienen haciendo los empresarios de la libre empresa.

Por José Luis Tapia Rocha, director de ILE

Entradas Recientes