blog | 18 mayo, 2005

El socialismo es superior al liberalismo

ILE

Esta ideología estatista es superior al liberalismo desde hace 80 años. Superior en los millones de campesinos muertos en Rusia, en los millones de hambrientos en Cuba, en los miles de presos políticos en Corea del Norte, en las elevadas tasas de impuestos en Suecia, en los kilos de regulaciones en Bolivia, en los millones de burócratas de la Unión Europea, en el número de partidos políticos y ong’s en Perú, en los miles de deportados de Libia, en los miles de intelectuales arrogantes en el mundo.

Solo en algo puede el liberalismo superar al socialismo. Y es en la total ineptitud de vender su ideario con la verdad. Mientras el socialismo engaña diciendo que la redistribución estatal eleva el nivel de vida de los más pobres, el liberalismo pierde por decir el mercado libre. Si algun liberal dice que es individualista se burlan, si uno dice que es colectivista lo aplauden. Los socialistas quieren superar a la verdad con la mentira invirtiendo los valores o alterando la naturaleza de la cosas.

Los socialistas defienden el altruismo como si fuera un valor superior a la benevolencia pero no dicen de lo mortal que es para el progreso de la civilización. No conformes al daño mental que producen sus escuelas estatales, ahora se les ocurre una nada gratificante propuesta en la OIT que la de formar pequeños empresarios como si fueran trabajadores. Pero debo advertir que ahora el socialismo se ha clonado de neoliberal para fines más macabros; ahora defiende la inversión privada, la competencia, el mercado, es decir, un enemigo disfrazado de amigo que intenta destruir los fundamentos mismos del mercado alterando su funcionamiento y los derechos de propiedad privada con ultra regulaciones y altos impuestos.

El socialismo es ahora un enemigo fantasma. Si antes los liberales sabíamos cómo era el socialismo (arrogantes planificadores estatales que lucraban desde el estado con un discurso proletario) ahora es más difícil identificarlos ya que se camuflan de neoliberales estatistas. Dijo el estratega japonés Tokugawa Ieayasu en 1549 “Para llegar a conocer a tu enemigo, primero debe convertirte en su amigo, y una vez que hayas llegado a ser su amigo, todas sus defensas se vienen abajo”

Por eso cuando escuche a otro decir que es liberal, ¡tenga mucho cuidado con ser engañado!, no vaya ser que sea un socialista demócrata, cristiano o confuso. Si en algo podemos concluir es que el socialismo supera al liberalismo por que éste engaña muy fácilmente a los votantes.

Por Jose Luis Tapia, economista y Director del ILE.

Entradas Recientes