ÚLTIMAS NOTICIAS

17 enero, 2005

EsSalud traslada sus ineficiencias al asegurado [FOTOS]

Lima, Perú, 17 de enero de 2005.- Desde el 1o de enero de este año EsSalud puso en vigencia dos tipos de seguros potestativos; protección vital y protección total, donde 5 nuevas categorias de afiliados podrán acceder a los servicios de seguro facultativos.

Como se recuerda, el presidente actual de esta entidad paraestatal José Luis Chirinos reveló que su institución tiene un exceso de personal de 20% y que el 50% del presupuesto, osea unos S/.1,500 millones, se van en pagos de planilla. Según el IPE los gastos corrientes aumentaron entre el 2002 y 2004 en 18%, mientras que 13% los ingresos corrientes.

Con el nuevo cuadro de aportaciones de los asegurados en el rubro de facultativos menores de 65 años, los aportes se han incrementado hasta un 1,000%, es decir, un asegurado de 55 años con esposa y 4 hijos que antes pagaba S/.40.00 mensuales debe pagar ahora S/.400.00 por el mismo servicio.

La interrogante que surge ante este nuevo cuadro tarifario es que si a mayor prespuesto significa mayor eficiencia en el gasto. Las evidencias indican que si no hay reforma profunda en la naturaleza de la gestión institucional, los esfuerzos corporativos de EsSalud por darle mayor cobertura y calidad a sus servicios no serán sostenibles en el tiempo.

Los primeros pasos en la dirección correcta fue el intento de reforma emprendida por su ex-presidente César Gutierrez lo que hubiera significado un ahorro de US$ 139 millones y la estabilidad de las tarifas antiguas de los facultativos hasta la fecha. A esto hay que añadirle que a través de los años nuevas clases de beneficiarios se han incorporado a este sistema colectivo de salud.

Siendo dos tercios de los fondos de esta entidad de naturaleza privada no existe ninguna justificación moral para que el Estado sea el propietario de facto de esta institución disponiendo de los recursos como si fuera una empresa estatal más. Al promulgarse la Ley No28006 que restituye la intangibilidad de los fondos y reservas administradas por EsSalud no esta cambiando en sí la naturaleza de la gestión por que los poderes otorgados al actual presidente de esta entidad equivale al de un gerente con plenos poderes en una empresa privada.

Las recomendaciones efectuadas por mejorar la situación de EsSalud de la Presidente de la Cámara de Comercio de Lima, Graciela Fernández Baca, del representante de los empleadores en EsSalud, Francisco García Calderon, y del representante de los trabajadores Mario Huamán, todas se relacionan con la incorporación de mecanismos de gestión privada como se haría en cualquier negocio, por lo que nuestra suposición de que EsSalud es de naturaleza privada y empresarial está corroborada.

Sin embargo, conviene indicar que las características de cualquier gestión estatal son marcadamente opuestas a las privadas tal como lo señala el sociólogo Max Weber; uniformidad, monopolio, formalidad y burocratización. Si bien la gestión estatal es válidamente aplicable a las funciones de justicia y seguridad, esta no puede ser aplicada del mismo modo a un servicio mucho más delicado como la salud, por que la formalidad y burocratización ponen en peligro la salud misma del asegurado como suele suceder actualmente en EsSalud, donde las citas con cualquier médico por la via regular demora un mes como promedio, donde existe un desabastecimiento de medicina básica en los hospitales, y las interminables filas diarias de pacientes con enfermedades que requieren de rápida atención.

Esta situación revela que la calidad del servicio al asegurado se ve mermado en el tiempo y no es sostenible por que los costos de las ineficiencias estatales son trasladadas fácilmente ante la ausencia de  competencia, información y precios de mercado libre.

Tanto en EEUU, España como en el Perú la seguridad social esta desfinanciada y los gobiernos de los dos primeros países están tomando decisiones de endeudamiento externo de corto plazo para financiar un horizonte temporal de no más de 6 años siendo el 2010 y 2011 años cruciales para España y EEUU tal como vaticinan los centros de investigación Fundación FAES y  Cato Institute  que aseguran que el sistema estatal de seguridad social será reestructurado a fin de incorporar mecanismos privados de gestión.

Si bien pudiera ser una solución razonable no estimamos que esto pueda ser una solución realista puesto que los incentivos que existen en una entidad manejada por el Estado se van hacia un incremento de las acciones de control de los recursos privados.

La solución pasa por independizar EsSalud del Estado y reformar el mercado de este importante servicio ampliando la cobertura del servicio privado de las EPS, por lo que se hace necesario poner a competir a EsSalud, acompañado de medidas de libre desafiliación y contribución del trabajador y empleador para financiar estas entidades empresariales.

Otras Noticias