blog | 4 marzo, 2005

Hay que ser ultraliberal en el Perú

ILE

El periodista César Hildebrandt en su programa del jueves pasado salió a denostar contra los ultraliberales quejándose que los “pobres” algodoneros y arroceros no pueden competir contra los productos subsidiados de los EEUU. Creo que el periodista no se ha enterado del triste espectáculo que dieron dos empresarios en el programa de su colega Jaime de Althaus, donde un empresario algodonero y otro confeccionista, se acusaron mutuamente, de querer beneficiarse con mayor protección arancelaria y utilizar a los pobres campesinos en movilizaciones para sus fines mercantilistas. Si esto no le dice nada al periodista, ¿es qué debe estar viviendo en otro país?.

Ignora que los liberales somos extremistas si queremos solucionar al menos de raíz los principales problemas del Perú, por que no hacerlo es ser cómplice de lo absurdo e inmoral, sino como alguien puede soportar la pobreza extrema tantos años, la violencia extrema del terrorismo, la ausencia extrema de la policía en Puno, Andahuaylas, y Huaycan, la injusticia extrema del Poder Judicial, la corrupción extrema del fujimontesinismo, etc. Que el algodón o el arroz peruano no pueda competir contra los norteamericanos se debe más a nuestra incompetencia que a los propios subsidios norteamericanos. ¿Qué empresario peruano puede competir con los “gringos” cuando nuestra economía esta infectada en extremo con más de 40 impuestos, miles de regulaciones estatales y una hiperinflación legislativa? Mas que buscar un TLC con EEUU debemos desaparecer el cáncer del estatismo desregulando, liberalizando, privatizando y achicando el estado a sus funciones naturales, que esta provocando una informalidad del 65% del PBI, pobreza por encima del 50%, aumento de la delincuencia en 1000% en los últimos 10 años, sindicatos que solo representan el 10% de los trabajadores, que la fuerza estatal persigue a los informales destruyendo sus negocios, causando heridos y muertos, debemos estar ciegos o ser ignorantes para sostener este sistema en extremo cruel e inmoral que se quiere tumbar a la democracia para dar paso a la dictadura del estatismo.

Por eso que los estatistas son los más conservadores y conformistas que existen y a la vez no se percatan del rumbo tomado por el estatismo. Nos vamos hacia una balcanización de la política, el desmembramiento del Perú en zonas autonómicas como en Puno y Loreto. Por eso ser liberal es romper con la opresión del estatismo y para ello es necesario comenzar a erradicarlo de nuestros corazones que ha sustituido a Dios por la estatolatría.

Por Jose Luis Tapia, Director de ILE

Entradas Recientes