blog | 14 julio, 2020

El Informal es un héroe

El Informal es un heroe - Instituto de Libre Empresa

ILE

El Informal es un héroe

Por José Luis Tapia Rocha, Economista, Presidente de ILE y profesor universitario.

Cada comerciante informal es un fin en sí mismo.

Tiene el derecho moral de vivir para sí mismo.

Goza de la estatura heroica por su valor y habilidad para crear riqueza en medio de un enredo legislativo, costosos impuestos a pagar, persecuciones y confiscaciones.

Es el símbolo de una sociedad capitalista, que sin su trabajo, no habría progreso económico para él y su familia.

No hay mejor compromiso con nuestra sociedad que observar la utilización de sus facultades mentales para ofrecer valores tangibles a pesar de estas acciones en su contra.

Ejerce un poder económico que favorece a la sociedad y que se ve neutralizado y arrinconado por el poder político que utiliza la amenaza del castigo.

¿Por qué lo hace?

Un poder político ejercido por un socialista no quiere competencia con el poder económico de los informales porque el segundo cumple lo que ofrece y el primero, casi siempre no cumple.

Mientras que el informal destaca en ofrecer valores para sus clientes, la autoridad Municipal y Nacional, ofrece el miedo.

Bajo estas circunstancias, los comerciantes, mineros, artesanos, agricultores, madereros informales son víctimas de la persecución gubernamental que expropian, fiscalizan, y controlan.

Las autoridades socialistas criminalizan sus negocios productivos con un infierno de medidas regulatorias e impuestos, incluyendo las medidas correctivas de la Guia del Programa de Cumplimiento de la Libre Competencia del Indecopi, que premian a quienes delaten al empresario productivo.

Estamos en el reino del terror que persigue y castiga a 7.3 millones de empresas informales en todo el Perú bajo la consigna que no es importante sacrificar empleos e ingresos si antes no cumplen con la inquisitoria “formalidad” de los requisitos legales.

A pesar de esta persecución implacable, los negocios productivos mantienen esa independencia a prueba de balas pues el 49% de estos consideran que no es necesaria la formalización según la Cámara de Comercio de Lima.

La persecución equivocada viene desde hace décadas debido que 1 millón 114 mil negocios informales viene sorteándola desde hace 2 a 4 años, mientras 1 millón 117 mil lo hacen desde hace 5 a 10 años y 385 mil la esquivan desde hace 20 años.

Enceguecidos por su vanidad regulatoria las autoridades socialistas no entienden cómo salir de la magnitud de la informalidad.

Por ejemplo, la cuarentena del Gobierno provocó que 2 millones 300 mil personas pierdan sus trabajos.

En lugar de apoyar a la gente sin empleo, reprime a los más de mil informales que han aparecido nuevamente en las calles del Centro de Lima.

No sabe qué hacer con los 10 mil nuevos comerciantes informales que ambulan en las calles de Huancayo, o los 1 mil ambulantes alrededor del mercado Héroes del Cenepa en Tacna, o los 13 mil comerciantes que vienen cubriendo el mercado ex mayorista Hermelinda en Trujillo, o los 4 mil que comercian en las calles de la capital de Tumbes.

Y para agravar más la situación, el Gobierno emitió más de 800 normales legales, lo que complica más y más la creación de empleo formal.

Por ejemplo, 12 millones 165 mil personas son trabajadores informales, que equivale al 65.7% de la PEA según INEI.

La tasa de informalidad laboral en Huancavelica es aún más elevada llegando al 91.2%.

No conforme a destruir empleos también las leyes exterminan empresas de forma espantosa sino cómo se explica que el 90% de las empresas con 50 trabajadores solo sobreviven hasta 10 meses según Comex-Perú.

El cuadro es desolador: 83.5% de las Mypes son informales, es decir, 5.9 millones de empresarios sobreviven al margen del mundo formal.

A estos yo les llamo héroes porque tienen el propósito de sacar adelante a sus familias.

Es la reserva moral del mundo económico.

¿Cómo salir de la situación?

Los socialistas asocian informalidad con productividad porque aseguran que el 60% de la población empresarial es informal y esto se corresponde con el 60% de la PEA informal.

Descartan que sea el costo de las leyes malas las que generan informalidad.

Señalan que no es un problema del sistema, sino una mejora del mismo.

Proponen elevar la productividad de las Mypes como solución a la formalidad, mediante servicios de desarrollo empresarial, es decir, capacitación, transferencias de tecnología, desarrollo de proveedores, clusters, asociatividad, crédito promocional y digitalización.

Quieren que sigamos el ejemplo de la Small Business Administration de EEUU, Corfo de Chile y Sebrae de Brasil.

El principal error teórico de los socialistas consiste en que la productividad no es exógena al sistema estatista, sino más bien una consecuencia de la falta de ahorro, que no le permiten a las Mypes tener el capital suficiente para invertir en esos servicios de desarrollo empresarial que proponen los socialistas.

En el sistema económico y político actual no es posible ahorrar porque los ingresos que produce son bien bajos e insuficientes por el contexto regulatorio y tributario confiscador del pequeño capital de las Mypes.

Crear empleos bien remunerados no se da por diversificación productiva, obras de infraestructura y empleo temporal.

Yerran si insisten que la transferencia tecnológica, acceso al mercado, créditos, articulación productiva, asesoría, e información sirven para elevar la productividad de las Mypes.

Es necesario cambiar el sistema político y económico por uno capitalista de libre empresa.

No cambiar de sistema es mantener todo el aparato estatal de trámites, regulaciones, impuestos excesivos y persecuciones implacables a los informales.

Solo las 5 Reformas pueden devolver ese ahorro cuando baje el tamaño del estado a tres funciones, abran todos los mercados, privaticen las 87 empresas estatales, eliminen todos los impuestos excesivos y sea solo uno, y entreguen los colegios, hospitales y activos de la ONP a sus usuarios y operadores, para lograr un país de propietarios y accionistas.

Los beneficios de pasar al sistema capitalista de libre empresa son como siguen:
a) Altos ingresos para todos.
b) Aumento de la seguridad en las calles.
c) Abundantes empleos y de calidad.
d) Cuantiosas oportunidades de hacer negocios
e) Productos y servicios competitivos y de calidad
f) Acceso a seguros privados de salud para todos
g) Pistas, veredas y carreteras modernas.
h) Justicia que funciona.
i) Productos y servicios al alcance de tu bolsillo.

Si quieres conocer a profundidad la propuesta de las 5 reformas tenemos estos 4 Diplomados gratuitos de acceso abierto:

DIPLOMADOS EN POLITICA LIBERAL

Nivel Introductorio

Diplomado en Política Liberal – Nivel Introductorio

Nivel Básico

Diplomado en Política Liberal – Nivel Básico

Nivel Intermedio

Diplomado en Política Liberal – Nivel Intermedio

Nivel Avanzado

Diplomado en Política Liberal – Nivel Avanzado

Nivel Experto

Diplomado en Política Liberal – Nivel Experto

Si eres una persona de acción para resolver problemas como estos inscríbete en el Partido Devolución mediante este enlace:

https://www.devolucion.pe/#participa

 

Entradas Recientes