ÚLTIMAS NOTICIAS

30 octubre, 2009

Las políticas tributarias usualmente violan los derechos de propiedad [FOTOS]

Expertos analizaron en Singapur las economías del Asia Pacífico

Informe de José Luis Tapia Rocha, ILE

Lima, Perú, Octubre 30, 2009.– El diseño de políticas públicas usualmente no consideran como su eje rector al derecho de propiedad por lo que sus instrumentos, en especial los tributarios, provocan consecuencias imprevistas como son la falsificación de los medicamentos, el empobrecimiento progresivo de los campesinos, alta informalidad económica, insuficientes flujos de inversión, y la baja competitividad internacional.

Varias semanas atrás, setenta organizaciones de libre mercado nos reunimos en Singapur para analizar durante dos días las políticas públicas durante la III Conferencia de Intercambio de Políticas de la Cuenca del Pacífico y proponer soluciones en temas sensibles como es el acceso a las medicinas, propiedad intelectual, barreras comerciales, reforma agrícola, competencia internacional tributaria, y reforma del impuesto al ingreso personal.

El primer panel de expertos en reforma agraria estuvo conformado por Keliang Zhu del Rural Development Institute de China, Barun Mitra del Liberty Institute de India, y Kriengsak Chareonwongsak, Senior Fellow de Universidad de Harvard de Tailandia. Los especialistas propusieron reformas orientadas a reconocer el derecho a la propiedad privada individualizada para fomentar la inversión a pequeña escala de los campesinos por lo que era necesario proteger legalmente a dicha inversión en el marco de la democracia que además reconozca que la expresión política de la minoría es el individuo, además de superar los antiguos límites al derecho de uso de las tierras agrícolas que dificultan el aseguramiento y su administración privada.

Los aspectos más importantes del acceso de los pobres a las medicinas baratas fueron abordados por Nonoy Oplas del Minimal Governement Thinkers de Filipinas y Phillip Steven del International Policy Network de Reino Unido. Ellos destacaron que las políticas de control de precios máximos  en farmacias alejaban la provisión adecuada de medicamentos a los pobres poniendo en riesgo la salud por la aparición de medicamentos falsificados. Además, debido a la aplicación de impuestos progresivos a las ventas usualmente este problema va acompañado de una pésima infraestructura de salud sobre todo en los países del Africa y Latinoamérica. El pobre no ve como tema principal el precio de las medicinas sino que para ellos es difícil acceder a los servicios médicos de los hospitales y postas médicas en zonas rurales debido a que se encuentran a cientos de kilómetros de sus respectivas localidades o que existe corrupción al interior de estos establecimientos para obtener medicinas o servicios médicos.

En cuanto a los desafíos de la propiedad intelectual a nivel internacional, Tim Wilson del Instituto de Asuntos Públicos de Australia sostuvo que la protección de los derechos de propiedad es fundamental para buscar alternativas que permitan la  discriminación de precios a favor de aquellos que tienen bajos ingresos económicos. Si  la legislación impide la aplicación de este tipo de políticas empresariales es dudoso que el propietario de la patente pueda hacer algo por bajar los costos de los libros, medicinas, software, música entre otros productos.

En el segundo día de intervenciones, la competencia internacional tributaria se ha convertido en el gran tema a desarrollar profundamente en las próximas conferencias, y en esta ocasión Dan Mitchell del Cato Institute de EEUU, Sinclair Davidson de la Universidad RMIT de Australia y Peter Wong de Lion Rock Institute de Hong Kong han puesto nuevas perspectivas de este tema. Para comenzar, Mitchell sostiene que lo ideal sería aplicar una tasa de impuesto menor del 20% sobre los ingresos personales por única vez al año.

Impuestos sobre las ganancias de capital, dividendos, herencias, e intereses, son ejemplos del tratamiento discriminatorio del capital que destruyen la formación de ésta para elevar la productividad y el crecimiento económico.  Hoy más que nunca los contribuyentes de impuestos y corporaciones tienen la capacidad de poder cambiar de jurisdicciones con altos impuestos hacia otros de bajos impuestos llamado por los paises de la OCDE como «refugios tributarios».

Hay 27 países en el mundo con bajas tasas planas de impuestos mientras que ha ido cayendo la tasa máxima de impuesto promedio a las utilidades de las corporaciones de 48% en 1980 a 27% al presente año. Aunque esto pueda sonar buena noticia, sin embargo, no lo es tanto. Los políticos de los países de la OCDE y de la Unión Europea ven como una amenaza los refugios tributarios que se crean en paises de bajos impuestos por que serían jurisdicciones políticas que estarían competiendo con la de ellos por lo que provocaría ingresos para continuar con sus gastos fiscales de gran gobierno. De modo que ellos estarían viendo la forma de cómo crear un cartel internacional llamado la Organización Internacional Tributaria, compuesta por «expertos» para armonizar las tasas y directivas de los códigos tributarios de los países del mundo.

En la perspectiva de Mitchell, el apoyo vendría de los Democratas del Congreso de los EEUU. auspiciado por el Gobierno de Obama. La protección contra estos inminentes abusos de los grandes gobiernos son los refugios tributarios en zonas off shore como es el caso panameño. Su función es blindar de protección legal a la privacidad y libertad financiera.  Concluye que la competencia tributaria internacional es una herramienta necesaria para una buena política que promocione la libertad individual y la prosperidad global.

Peter Wong del Lion Rock Institute de Hong Kong narró la historia de cómo Hong Kong se convirtió en un refugio tributario por accidente. Básicamente, los colonizadores querían un sistema tributario que no interfiriera tanto en sus negocios y propiedades para mantener un gobierno mínimo a fin de evitar que el gobierno británico les fuera cobrar altos impuestos por lo que introdujeron un impuesto plano del 16% en 1947. En la actualidad, ha habido intentos fallidos de introducir nuevos impuestos como el de las propiedades, a las ventas del 5%, a las cuentas médicas, y a las bolsas de plásticos con fines ambientales. Wong ha señalado que la clave de la defensa por menos impuestos está en la vigilancia de los gastos gubernamentales para evitar que crezca el gobierno.

Finalmente, Sinclair sostiene que el cartel internacional tributario gubernamental carece de una racionalidad coherente por que define la competencia tributaria por sus consecuencias en la evasión más que por derecho moral a la privacidad de los individuos. Además, dos estudios internacionales elaborados por Sorenson y Parry  demuestran la poca distorsión que provoca la competencia en el caso de las externalidades tributarias que alcanzan solo el 5% por menores ingresos de los impuestos a los capitales y menos del 1% de ganancia obtenida por armonización tributaria internacional en relación al PBI.

Simplemente Sinclair pone en evidencia que lo que estaría detrás de esta campaña anti competencia patrocinada por la OCDE es un conflicto de visiones sobre el rol apropiado del gobierno. Además advierte que los esfuerzos dedicados para la armonización tributaria serían demasiado costosos en relación a lo que se obtendría por nuevos ingresos fiscales por lo que Sinclair llama a este intento de este cartel internacional gubernamental como una nueva forma de Imperialismo estatista que buscaría debilitar los derechos de propiedad de los ingresos.

La reunión de expertos del Pacific Rim Conference es patrocinada anualmente por cinco instituciones como son; el American for Tax Reform, Property Rights Alliance, International Policy Network, Acton Institute, y World Taxpayers Associations.

Fotos aqui

Otras Noticias