blog | 9 septiembre, 2019

Libertad de ser propietario y vender recursos naturales

ILE

Por José Luis Tapia Rocha, Director General de ILE, Economista, Profesor universitario, Presidente del Centro de Liberalismo Clásico, Vice Presidente por Perú del Foro Liberal de América Latina y Promotor del Partido Devolución.

Usualmente, la propiedad del subsuelo y sus recursos económicos no es de derecho privado.

El dueño es el gobierno.

Los empresarios libres no pueden ser dueños de los recursos que están debajo del suelo.

No pueden aprovechar económicamente nada a partir de los recursos que descubra.

Es decir, no tienen derechos de propiedad privada de lo que están debajo de sus fábricas.

De los recursos naturales prácticamente sale todo lo que hace posible la riqueza.

Por ello, la importancia de los derechos de propiedad.

Son derechos de propiedad las facultades de transferir, usufructuar, gozar y destruir que tienen sus dueños.

Al haber derechos de propiedad, aparece el mercado donde la libre empresa puede transar recursos naturales bajo las leyes económicas que tú has leído.

Tienen precios y refleja el grado de escasez.

La propiedad privada alienta a sus propietarios a cuidar lo que es suyo.

Se entiende que la extinción de los animales, plantas e insectos se debe a ausencia de derechos de propiedad.

Cuando se es propietario tiene posibilidades de hacer abundante cualquiera que sea el motivo; para negocio, diversión, fines caritativos, etc.

Lo importante es que al igual que los gatos, perros, gallinas, vacas, pavos, se puede hacer industria del delfín, oso polar, y otras especies de extinción.

Si el precio está alto refleja escasez de algún recurso natural o viceversa.

También un recurso puede ser paisajes, ríos, lagos, mares, espacios radioeléctricos, que cualquier empresario puede tener derechos de propiedad.

El gobierno protege, define, asigna y garantiza de derechos de propiedad.

Es la conclusión básica para la creación de mercados competitivos sin escasez.

Los precios disciplinan el comportamiento humano, son señales de qué, cómo, cuándo, y dónde proteger o desperdiciar los recursos naturales.

Los que ofrecen recursos naturales se les llama terratenientes en el lenguaje económico.

Como todo dueño quiere precios altos para los recursos que ofrece.

Mientras más alto sea el precio tendrá más incentivos para producir y vender más; si baja su precio no tendrá mayor motivo para añadir más oferta de recursos naturales.

Por supuesto todos los recursos compiten, algunos son más demandados que otros, pero será el consumidor que decida por cual debe aplicar su presupuesto.

Hay 3 factores que pueden alterar la demanda de los recursos naturales.

Estos son los factores institucional, social y económico.

De la primera, podemos señalar que las reglas de juego, el ambiente político y las instituciones contribuyen para bien o para mal que haya inversiones o consumo de recursos naturales.

Si la política y reglas son inestables y las instituciones no funcionan, no habrá incentivos para que las empresas demanden recursos naturales.

Por el lado de lo social, las tasas de natalidad, mortalidad, inmigración y migración influyen sobre la demanda de los recursos.

Más población demanda más recursos.

Y por último, lo económico se refiere si hay un ambiente macro estable eso abona a la predictibilidad para quedarse geográficamente en ese lugar y demanden recursos naturales que ofrecen.

La salud, enfermedades, la inseguridad, son factores que alteran el precio de los terrenos, casas, agua, energía, etc.

No debes olvidar que sin derechos de propiedad privada los recursos naturales se pueden agotar y empobrecer rápidamente a la población con escasez.

Por ello, la libre empresa es la gran salvadora de la naturaleza si se le permite tener derechos de propiedad.

Con estos derechos los recursos naturales se vuelven abundantes.

Si te persuadió, comparte este artículo.

Entradas Recientes