blog | 10 septiembre, 2004

Lo que se siembra, se cosecha

ILE

Los empresarios no deberían quejarse por los disturbios sociales acaecidos en el cerro Quillish o Tambogrande, sino preguntarse que han hecho por fomentar los valores del capitalismo liberal en el Perú. Por que si algo de esto sucede es por que no se han preocupado en mejorar el clima ideológico en el país. Creen que es suficiente tener desayunos con los ministros. Ni siquiera se preocupan en organizar en sus miles de empresas charlas para sus cientos de miles de trabajadores sobre las virtudes del libre mercado, el individualismo, el amor propio, entre otros. Mas bien andan financiando partidos estatistas y proyectos de las oenegés socialistas quienes siempre al final los persiguen con nacionalizaciones y expropiaciones en épocas de alto estatismo y los jaquean sicológicamente con el san benito de la responsabilidad “social” empresarial. ¿Acaso no es posible que algún congresista eche andar toda su “inteligencia” para robarles con leyes su dinero con injustos impuestos y regalías?.

Mas bien deben darle un buen jalón de orejas a sus dormidos gerentes de comunicaciones y relaciones institucionales quienes no han olfateado que el Perú es el principal productor de socialismo y comunismo en el mundo gracias a pensadores como Haya de la Torre, Mariategui, Abimael Guzmán, y el Padre Gustavo Gutierrez.

Los hechos tercos confirman nuestra tesis que las empresas sostienen financieramente al socialismo. He podido comprobar en los websites de las fundaciones Backus y Telefónica que sus proyectos culturales y educativos nada tienen que ver con el libre mercado. Todos son proyectos salidos del foro social de Porto Alegre (antítesis del foro de Davos en Suiza) donde los “rojos” que trabajan en esas fundaciones (ex miembros del Instituto de Estudios Peruanos) ayudan a otros “rojos” a financiar proyectos anticapitalistas como son los cientos de miles de dólares gastados en publicaciones, museos itinerantes, documentales, con el fin de impulsar la cultura colectivista precolombinas, incaicas e indígenas.

No cabe duda que los socialistas estan cosechando hoy lo que sembraron ayer -¡y con ayuda de la empresa privada!. Que ahora sean los empresarios los decepcionados mañana lo serán cientos de miles de jovenes que se irán del país, y otros millones que no disfrutarán la modernidad por falta de inversión privada. Los empresarios deben reorientar su dinero en financiar proyectos capitalistas como el Junior Achievement, Sociedad de Economía & Derecho de la UPC, Creatividad Empresarial, diario Expreso, Instituto Peruano de la Juventud, Instituto Peruano de Economía, revistas Acrata y Quid, Apeca, Instituto Voz & Voto, Instituto de Estudios de la Acción Humana, Asoc.Civil Uno, los 14 Foros Liberales, Citel, el programa radial La Salida, entre otros. Estas son semillas capitalistas que necesitan ser regadas a lo largo y ancho en nuestro país con la ayuda de la empresa privada para mejorar el clima de la libertad individual y empresarial.

Por Jose Luis Tapia, economista y Director General del Instituto de Libre Empresa.

Entradas Recientes