ÚLTIMAS NOTICIAS

1 octubre, 2001

Macchu Picchu en controversia, !No a la persecución ideólogica! [FOTOS]

Hace ya varias semanas, el Instituto de Libre Empresa se ha visto expuesta a una serie de presiones e intimidaciones, no sólo de carácter escrito, sino también, y – esto es lo mas grave aún- acciones de carácter penal. Acompañado desfortundamente por informaciones sensacionalistas que han afectado la honorabilidad de los directivos del instituto, por medios televisivos y escritos

Las reacciones han sido diversas de parte de la sociedad civil ante nuestra campaña ideológica que apuesta por la Privatización de Machu Picchu, como la forma más eficiente desde el punto de vista institucional para conservar y explotar económicamente dicho recurso arqueológico.

El hilo conductor de todas estas reacciones, más allá de la sorpresa que causa una propuesta como esta, tratándose de un bien público tildado de patrimonio cultural de la nación, tienen un sesgo fascista y autoritario en relación a la libre circulación de las ideas.

En primer lugar debemos decir que nuestra institución se sustenta en última instancia en el poder que le otorga las ideas, las que a su vez forman parte de un cuerpo sistematizado y coherente cuyo valores principales lo constituyen la libertad, la propiedad y la vida humana en sus diversas manifestaciones.

Es en este contexto que cualquier iniciativa que responda a un cambio institucional tendrá siempre como norte ideológico la libertad, siendo siempre el derecho de propiedad privada la garante de dicho valor.

Así nació nuestra propuesta de Privatización de Machupicchu, en el cual no sólo se ha hecho uso de nuestro derecho de conciencia, sino también de la libre expresión y difusión de las ideas de manera virtual, en un marco institucional que se dice «democrático».

Son por estas razones que tomamos con bastante desagrado la apertura del proceso penal al director de nuestra institución de parte de la fiscalía penal de turno, cuyo propósito es iniciar las acciones de investigacion para determinar si existe delito alguno en la difusión de la propuesta del Instituto de Libre Empresa para la Privatización de Machu Picchu.

A luz de los ojos de cualquier mortal con un mínimo de sentido común dicha pretensión resulta ser descabellada e insostenible desde todo punto de vista. Apelar a autorizaciones, licencias, permisos o cualquier cosa que se parezca son simples subterfugios que denotan claramente un afan por ejercer algún tipo de control, reglaje o monitoreo, respecto a la libre expresión de las ideas.

Lo que nos preocupa es que estando en un orden democrático sucedan estas cosas, que, apestan a autoritarismo y persecusión. Está demás fundamentar el porque es importante que las ideas -independientemente de cual se trate- fluyan y transiten libremente en cualquier parte del mundo.

Esperemos que esta marea autoritaria quede atrás y volvamos al cauce de la tolerancia, el respeto y la libre circulación de la ideas en un clima democrático. Confiamos en que la justicia solucionará en el más breve plazo este atropello contra la libertad de opinión y derechos humanos consagrados universalmente.

¡Bienvenido el debate y no a la persecución!

San Borja, 1 de octubre de 2001

El Consejo Directivo

Otras Noticias