blog | 9 enero, 2004

Mejor libre comercio

ILE

Don Allan Wagner ha levantado expectativas razonables al asumir el cargo de Secretario de la Comunidad Andina (CAN), y no por que sea un embajador que trabajó muy de cerca en este organismo, sino por que se ha dado cuenta que este viejo proyecto de integración no va al compás de los tiempos actuales. Al parecer, el alto funcionario pone de relieve una realidad: la poca importancia que tiene este proyecto para sociedades como la nuestra.

Sabemos que todo fueron buenos deseos y que la CAN no es más que un club de paises temerosos del libre comercio con el mundo. Asimismo, hemos observado que el cuento de la integración latinoamericana que Bolívar soñó ha sido aprovechado muy ventajosamente por un sequito de ex-embajadores, asesores, empresarios, sindicalistas y mercantilistas de cuello y corbata que siguen viviendo de ese sueño perdido, que lamentablemente aconsejan paupérrimas políticas comerciales.

A pesar de todo se han dado cuenta después de treinta años que la unión aduanera es inviable, otro cuento con que se pretende vender como instrumento de desarrollo. Así, los intelectuales del Bolivarismo llevaron al Perú como el cangrejo que avanza hacia atrás, con la retórica que unidos somos más fuerte en las negociaciones.  Lo cierto es que el dogma ideológico de la integración andina nos ha hecho creer que una serie de paises debiluchos nos convertirán en sansones o supermanes de los andes sudamericanos. Lo único que hemos hecho es convertir al mercado andino en una muralla de protección para defendernos del mundo como si comerciar fuera una peste que tenemos escapar.

Si la CAN ha servido en última instancia para otorgar injustas rentabilidades a unas trescientas empresas, a costa de los sobre precios pagados por millones de sufridos consumidores y empresarios, deberían ir pensando en cancelar este proyecto por ser injusto y antieconómico. Esta iniciativa política debería ser apoyada por los integracionistas a fin que se reconcilien con el sufrido pueblo peruano que necesita libre comercio antes que integración.

Por Jose Luis Tapia, Presidente de Instituto de Libre Empresa.

Entradas Recientes