blog | 28 febrero, 2017

Nadie lo invitó al Ministro de Cultura

ILE

Los errores consecutivos de la Ministra de Educación con su ideología de género, se suma ahora un extraño al debate.

Es nada menos que el Ministro de Cultura Pantaleón del Solar.

Sale ahora apoyar a la Ministra Martens para sostener con toda arrogancia que la ideología marxista de género no existe.

Entiendo que el Ministro Pantaleón quiera defender a su colega de la aplastante protesta nacional que será este 4 de marzo, pero se ha pasado de la raya de lo verosímil de su real intención.

El Ministro Pantaleón no lo hace por la causa “justa” de su colega sino por el perfil político que quiere armar con miras al 2021.

Aunque entrar en el debate sin ser invitado revela el aprovechamiento político para un gobierno que se cae a pedazos.

Se entromete en el debate porque ve a corto plazo nuevas elecciones presidenciales.

Tonto no es el ministro, pero no sabe guardar las formas políticas que le hace mucha falta.

Le preguntarán sus demás colegas, ¿acaso no te has aprendido los 7 mandamientos para los ministros que elaboró PPK?

Una de ellas dice bien claro: no te metas en asuntos de otros ministros.

Claro que de cultura sabe poco, pero de política si sabe mucho.

Hay que recordarle con todo respeto que él integra una cartera ministerial donde descansa una gran maquinaria de coerción.

Esa maquinaria es para el economista Rothbard una banda de criminales, comúnmente conocido como Estado.

El Estado ha sido creado por que los ciudadanos pacíficos queremos que ejerza su autoridad dentro los límites que se le ha establecido desde su creación.

Y uno de los limites es cuando hay violencia de por medio contra la libertad.

Pero si la autoridad estatal es sustituida por el poder, se deslegitima.

Este es el caso de la Ministra Martens que pretende imponer saliéndose de sus límites ciertos contenidos ideológicos en la enseñanza de los niños.

Como no tiene el consentimiento de los padres de familia se puede aplicar la cláusula de Jefferson; el pueblo puede rebelarse contra el poder ilegítimo.

De esto el Ministro Pantaleón no tiene la menor idea, pero se mete en un debate de manera oportunista.

Ni siquiera ha sido invitado, y esta faltando al mandamiento de su Presidente PPK.

Si los ciudadanos libres hemos cedido parte de nuestro uso legítimo de la fuerza para vivir en paz y conservar nuestra libertad, lo que está haciendo la Ministra Martens es violar los fundamentos mismos de su legitimidad.

Tanto el Ministro de Cultura como la de Educación están ejerciendo el poder sin autoridad.

Pues a diferencia de una autoridad que usa su poder para impedir conductas socialmente dañinas, aquí ambos imponen su poder contra millones de padres de familia.

Es momento que el Ministro Pantaleón se retire del debate para que no siga cometiendo errores que acelera el desgaste político del gobierno.

Deje que la Ministra Martens libre su batalla contra la legitimidad del reclamo de millones de padres de familia que están luchando contra la ideología de género.

Por José Luis Tapia Rocha, Presidente Ejecutivo de ILE, economista y profesor de Facultad de Negocios

Entradas Recientes