blog | 24 febrero, 2016

Sistema de impuesto plano, bajo y universal

ILE

Los más importantes beneficios de adoptar este tipo de sistema tributario son:
•    potenciar el crecimiento económico;
•    evitar que los contribuyentes dejen de pagar impuestos;
•    ampliar la base tributaria;
•    incrementar el costo de oportunidad de  despido laboral;
•    facilitar la empresarialidad y la creación de nuevos negocios;
•    atraer inversiones extranjeras y mano de  obra altamente productiva y calificada;
•    incorporar la economía informal a la formalidad;
•    abaratar los costos de contratación de contadores y asesores; y
•    reducir incentivos para trasladar activos a paraísos fiscales.

El impuesto plano se aplica a los ingresos personales una vez que se sobre pase el umbral de exoneración de pago de impuesto. En el Perú, todas las personas están exoneradas de pagar impuesto a la renta de quinta categoría siempre que se mantengan por debajo de 7 UIT o S/27,650.00. Como 7 UIT es arbitrario la  propuesta sería elevar ese umbral hasta 10 UIT o S/39,950 (Cada Unidad Impositiva Tributaria (UIT) es S/3,950) y que sea plano, es decir, que sea aplicable a todos los tipos de renta sujeto a impuesto: primera, segunda, tercera y cuarta categoría.

Los impuestos que se pagan son, en nuestro concepto, un precio a pagar y a la vez una carga que llevamos sobre los hombros. Cuando se grava con impuestos sobre los ingresos personales es el precio que se paga por trabajar, y no solo es un medio para recaudar ingresos para el gobierno. Cuando se grava con impuesto a la renta de tercera categoría es el precio que se paga por ser empresario exitoso. Cuando se grava con impuesto al capital es el precio que se paga por tomar riesgos de inversión. El concepto es muy simple: cuando menor sea el precio que se paga por trabajo productivo, emprendimiento exitoso o por toma de riesgos de inversión, se consigue aumentar estos tres  factores productivos, en cambio, cuando se incrementa esa carga, se obtiene menos de estos. Al final, el gobierno se ve perjudicado por que recauda menos. Nadie gana; ni la  economía, ni las  personas, ni el gobierno.

Lo contrario al impuesto plano es el impuesto progresivo como es actualmente, dividida en varios tramos para personas naturales que generan rentas de cuarta y quinta categoría: 7 a 12 UIT pagan 8%, 12 a  27 UIT pagan 14%, 27 a 42 UIT pagan 17%, 42 a 52 UIT pagan 20% y de 52 UIT a más pagan 30%. Por el lado de la renta empresarial tenemos los siguientes tramos de disminución de impuestos aprobados por años son: 2015-2016 la  tasa será de 28%, 2017-2018 la tasa será de 27% y 2019  en adelante la tasa será 26%.

Cuando se disminuye el impuesto de renta de tercera categoría (empresa) se incrementan los incentivos para iniciar nuevos negocios  y el pago de impuesto directo.

Países que han adoptado más o menos el sistema del impuesto plano son: Estonia (1994, 26%), Lituania (1994, 33%), Latvia (1995, 25%), Rusia (2000, 13%), Serbia (2003, 14%), Ucrania (2004, 13%), Eslovaquia (2004, 19%), Georgia (2005, 12%) y Rumania (2005, 16%). Desde el 2001, en la provincia de Alberta en Canadá ha adoptado un impuesto flat de 10%.

Entradas Recientes