blog | 11 enero, 2004

Subió el Precio del Pan

ILE

La iniciativa de liberal Richard Cobden para organizar la “Liga Anti Ley del Maiz” en el Siglo XIX fue para oponerse exitosamente a los aranceles contra el maíz importado. El alza de precio del pan es un evento tan similar a la de Inglaterra que cabe preguntarse por qué no seguir esta lección.

Cuando se pide que Indecopi investigue a los panaderos en realidad se está desviando la atención del verdadero problema. Si suben el impuesto a la renta y el IGV, o crean el ITF u obligan a la bancarización, no debe extrañarnos que otros productos de la canasta familiar estén subiendo de precio. Es tan natural que esto suceda como la sangre circular en nuestro cuerpo. Todos los impuestos se trasladan finalmente al consumidor.

Si el alza de precio del pan se debe en parte a la subida de los precios internacionales del trigo y petróleo esto confirma que el mercado libre es impredecible, y por tanto, cabe buscar soluciones que estén bajo nuestro control. Por ejemplo, por que las asociaciones de consumidores no se preguntan si es posible eliminar el arancel y la sobretasa del trigo a fin de abaratar el precio del pan que compran sus afiliados.

O por que no piden reducir el impuesto al petróleo o gasolina que afecta directamente en la estructura de costos de las panaderias. Cobden entendió el problema y con su liga obligó al Congreso a derogar las leyes anti-maiz, al darse cuenta que su pueblo pasaba por una hambruna terrible. ¿Acaso el Perú no tiene una situación similar?

El problema de fondo son los impuestos, aranceles y regulaciones que hacen imposible producir a bajo costos. Y como somos unos miopes creemos que la culpa la tienen los empresarios. Observen como la lista negra sigue creciendo. Ayer fueron los empresarios expropiados de la reforma agraria, Lucchetti, bancos, Gas de Camisea, eléctricas y de telefonía, AFPs, avicultores, hoy son los panaderos y molineros listos para ser sancionados. Si alguna mente “brillante” dijo que eliminando el arancel a las medicinas abaratarían sus precios, por que no pensar en el mercado libre del pan como solución.

Por Jose Luis Tapia, Director de ILE

Entradas Recientes