blog | 29 octubre, 2016

El corruptor monetario tiene nuevos directores

ILE

El Sunedu no es el único esperpento que hay en nuestro país. Hay otro más viejo que desde 1922 ha causado más daño económico y moral a la libre empresa peruana que cualquier otra entidad estatal: se llama Banco Central de Reserva. ¿A qué viene esta acusación?

Ayer se nombró a 3 de sus directores por el Congreso y ha generado un revuelo político. Haber elegido a José Chlimper, Elmer Cuba, y Rafael Rey ha provocado en no pocos reacciones de cerrar el Congreso.

Para algunos, no habría mayor objeción con los dos primeros por que los sienten que están preparados para ese puesto, pero de Rey, ni que hablar, no le perdonan ni una.

A mi francamente no me interesa qué filiación política tenga cada uno sino qué nivel de conocimientos económicos y monetarios poseen. No porque crea que un mejor conocimiento de los instrumentos monetarios sea suficiente requisito para un nombramiento impecable, sino por su opuesto: a mayor conocimiento y habilidad, mayor riesgo en destruir el poder adquisitivo, en volatizar el tipo de cambio y la tasa de interés. Es decir, arruinar a los tenedores de la moneda peruana.

Julio Velarde es considerado como uno de los mejores banqueros centrales del mundo según la revista Global Finance, pero pocos han señalado su responsabilidad moral de haber causado la pérdida del 32% del poder adquisitivo por inflación en sus 10 años de gestión. Es decir, nuestro dinero perdió un tercio de su valor en manos de uno de los mejores banqueros centrales del mundo.

Claro que podrán decir que todo país tiene inflación y es normal, pero es cierto que hay países que tienen bancos centrales y otros no. Prefiero cerrar el banco que tenemos y que mi dinero lo maneje un directorio de la FED o Bundesbank que uno elegido por nuestro Congreso.

Pienso que la mayoría de los defensores de un BCRP puro y casto ignoran que este esperpento monetario forma parte del mandamiento comunista en el punto 5 de su Manifiesto escrito por Marx y Engels que dice: “Centralización del crédito en manos del Estado por medio de un Banco nacional con capital del Estado y monopolio exclusivo”.

La elección de directores de “lujo” es jugar en pared con el comunismo internacional para perpetuar el control sobre nuestra actividad económica. Y seríamos unos tontos útiles defender a una entidad que corrompe permanentemente la moneda por medio de la destrucción del poder adquisitivo.

Si días pasados han hecho eco presidencial de la lucha contra la corrupción, por qué no incluir el desastre moral y económico que ha sido el BCRP. No olvidemos que en su historial tiene varios millones por ciento de inflación y eso es una estafa histórica a quienes manejamos lamentablemente moneda nacional. Ya Lenin decía que “La mejor manera de corromper el sistema capitalista es corromper la moneda.”

Por ello me tiene sin cuidado que sea Rey, Cuba o Chlimper los directores, son ellos los que formarían parte de una entidad corruptora del sistema monetario, que destruye las bases de una sociedad de libre empresa.

Mantener un sistema monetario corrompido por los planes comunistas de centralización y monopolización del  dinero y crédito es a todas luces inmoral e insostenible.

Ya que existe descontento con la elección de estos nuevos directores podemos promover la desactivación del BCRP como lo hizo en su momento Ecuador en el año 2000 y sentar las base morales de una sociedad capitalista de libre empresa.

Por Jose Luis Tapia, director de ILE y economista.

Entradas Recientes